Denuncian el maltrato a menores en la comuna de la vidente de El Escorial

La Asociación de víctimas de las supuestas apariciones de El Escorial ha denunciado que unos 15 menores sufren maltrato psicológico, físico en algunos casos, en un chalet-comuna que pertenece al entramado de fundaciones de la vidente Amparo Cuevas.

El presidente de la Asociación, Juan Carlos Bueno, se ha dirigido al ministerio fiscal informándole de que los menores están alojados en un chalet-comuna sito en la Finca La Magdalena de El Escorial, y que conoce la denuncia de una chica de 16 años en los servicios sociales de San Lorenzo de El Escorial, según la cual ella y su hermano de 12, sufren malos tratos por sus padres y un sacerdote.

La denuncia de la menor, presentada el 15 de mayo pasado, sostiene que su hermano Antonio no pudo asistir al colegio “por la paliza que la ha dado un cura“, según la información facilitada por Juan Carlos Bueno.

En su denuncia a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, la Asociación de Víctimas añade que se tienen noticias de que en el colegio donde están escolarizados los niños “ya han detectado marcas de supuestos daños físicos, que han citado a los padres con un forense para valorar las lesiones y los padres se han negado”.

La Guardia Civil ha abierto diligencias sobre esta denuncia y al igual que el Defensor del Menor esta investigando estos hechos, según Juan Carlos Bueno, quien se ha dirigido también al cardenal y arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco, preguntándole si está informado de estos hechos que -señala en su burofax al cardenal- se han producido en la finca donde residen los capellanes nombrados por Rouco para la Fundación Pía Autónoma Virgen de los Dolores.

Juan Carlos Bueno pregunta también al cardenal si tal como aparece en la página web en Internet de las fundaciones de la vidente, Rouco ha autorizado la celebración de una misa en el complejo “para celebrar el 26 aniversario de las apariciones de El Escorial”.

Fuente: EFE

Añadir comentario

Trabas para apostatar en Asturias

La Iglesia Católica mantendrá, por el momento, a todos sus feligreses asturianos. Y eso a pese a que ayer llegaban al registro del Arzobispado de Oviedo 62 solicitudes de apostasía. Pertenecen a una campaña de asesoramiento y gestión para renunciar a la fe católica que desde hace un par de meses llevaba a cabo del Centro Social Sestaferia de Gijón. Un responsable del arzobispado les atendió para comunicarles que los formularios no serían aceptados en el registro de manera colectiva, sino que los interesados tendrían que acudir personalmente para que fueran efectivos.

José Baquer, abogado de Sestaferia, explica que el colectivo acudirá a la Agencia Española de Protección de Datos, porque la negación a recibir los formularios podría no ser legal. “Igual que sucede en cualquier administración, puedes presentar los documentos tú o bien otra persona en representación, con copia del DNI”.

Noticia completa en: La Voz de Asturias

Añadir comentario