Un fiscal de Argelia pide dos años de cárcel para seis jóvenes conversos al cristianismo

El fiscal instructor Mohamed Foulene pidió ayer en un tribunal de la ciudad de Tiaret (125 kilómetros al sureste de Orán y 265 al suroeste de Argel) dos años de prisión para seis jóvenes argelinos, convertidos al cristianismo, por ejercicio ilegal de un culto no musulmán, según informó la Agencia France Press. Si prospera esa petición, cada uno deberá pagar además una multa de 500.000 dinares (unos 5000 euros) y regresar al banquillo por haberse convertido.

Los seis habían sido detenidos al salir de una vivienda donde, supuestamente, se había celebrado una misa y comparten abogada defensora con una educadora, igualmente sentada en el banquillo.

Porque también en Tiaret, una ciudad de 200000 habitantes, está pendiente de sentencia una maestra de 37 años, Habiba Kouider, que fue detenida con una decena de biblias -25 según las autoridades- mientras viajaba en un autobús de Orán a Tiaret. El mismo fiscal pide tres años de cárcel.

Khelloudja Khalfoun es la abogada de la inculpada, y se desplazó desde Tizi Ouzou porque ningún letrado de Tiaret quiso defenderla. “Es un juicio ilegal porque no se requiere un permiso para practicar un culto no musulmán”, señaló.

Las dos ligas argelinas de derechos humanos calificaron de “inquisición” el juicio de Tiaret.

Unos 10000 cristianos, incluidos los expatriados, viven en Argelia entre 36 millones de musulmanes.

Fuente: Newsletter del siglo XI

Añadir comentario