Dos denuncias contra TV laSexta por “fomentar el odio religioso”

HazteOir.org y la Asociación Nacional para la Defensa Jurídica y Administrativa del Consumidor (DJC) tienen intención de denunciar a laSexta ante el Ministerio de Industria y el Instituto Nacional de Consumo por “fomentar el odio religioso”.

Estas asociaciones acusan a la cadena de haber emitido “varios vídeos ofensivos contra la fe católica” y en concreto uno emitido en ‘Buenafuente’ titulado “Conozcamos a la Iglesia católica”, con motivo de la reciente visita del Papa.

El texto señala que esta pieza “exponía consideraciones que, con independencia de la posibilidad de haber incurrido en ilícitos penales por ofensa a los sentimientos religiosos, podría violar la Ley General de Comunicación Audiovisual, que establece como infracción muy grave la emisión de contenidos que de forma manifiesta fomenten el odio, el desprecio o la discriminación por motivos de nacimiento, raza, sexo, religión, nacionalidad, opinión o cualquier otra circunstancia personal o social“.

Ampliar información en: formulatv

1 comentario

El Papa pide no legalizar la fecundación in vitro en Costa Rica

Fue en el año 2000 cuando un dictamen jurídico prohibió aplicar esa técnica de reproducción asistida en esta nación centroamericana. Entonces, la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia dictaminó que violaba el derecho a la vida de los embriones que no eran implantados en el útero materno. Un año después, 10 parejas costarricenses interpusieron un reclamo ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por coartarse su acceso a ser padres. La comisión que integra el sistema de la Organización de Estados Americanos para la protección de los derechos humanos reprendió al país por la medida y en agosto de este año fue más allá, al exhortar al Estado costarricense que legalice la fecundación in vitro (FIV), porque su prohibición viola derechos fundamentales de las parejas del país.

La CIDH calificó la decisión del tribunal constitucional de “interferencia arbitraria y una restricción incompatible” con la Convención Americana sobre Derechos Humanos, conocida como Pacto de San José por haberse firmado en la capital costarricense. Específicamente, detalló, viola el artículo 17, que establece como fundamental el derecho de todo hombre o mujer a formar una familia. La Comisión dio de plazo hasta el dos de febrero para que el gobierno de la conservadora Laura Chinchilla avance claramente en la eliminación de la excepcionalidad costarricense en cuanto a la FIV, para no pasar el caso a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que tiene sede en San José y cuyos fallos son inapelables.
Además de las críticas por lo inaplicable del proyecto gubernamental, si llegase a ser aprobado tal como fue presentado, la legalización de la FIV es frontalmente rechazada por Iglesia Católica, mayoritaria en el país, y por las confesiones evangélicas. Benedicto XVI dirigió un mensaje especial para el país el día 3 en que solicitó que “Costa Rica no viole los derechos del nasciturus (el ser concebido) con leyes que legitimen la fecundación in vitro y el aborto”. El gobierno desestimó calificar el mensaje del jefe de Estado del Vaticano como “una injerencia en asuntos internos”.

“La Iglesia debe ver estos temas a nivel global más que como individualidades de cada país, por lo que su postura en este caso no es exclusiva para Costa Rica, sino que la repite para el mundo entero. Debemos respetar esa posición”, dijo Vargas. Pero el colectivo que promueve la incorporación del derecho a la FIV en el país criticó la presión del pontífice. “La Iglesia se entromete en exceso en la vida de Costa Rica”, adujo Bianchi. “Los obispos tienen una participación activa en la política”, continuó Trejos. El abogado calificó lo dicho por el papa como “pura tontería” desde el punto de vista científico y recordó que “muchos teólogos católicos de gran prestigio difieren de su postura”.

Ampliar información en: periodismohumano

Añadir comentario

La CDF aclara: no hay modificación de la doctrina moral ni la praxis pastoral sobre la anticoncepción

Con ocasión de la publicación del libro-entrevista de Benedicto XVI, Luz del mundo, se han difundido diversas interpretaciones incorrectas, que han creado confusión sobre la postura de la Iglesia Católica acerca de algunas cuestiones de moral sexual. El pensamiento del Papa se ha instrumentalizado frecuentemente con fines e intereses ajenos al sentido de sus palabras, que resulta evidente si se leen por entero los capítulos en donde se trata de la sexualidad humana. El interés del Santo Padre es claro: reencontrar la grandeza del plan de Dios sobre la sexualidad, evitando su banalización, hoy tan extendida.

Algunas interpretaciones han presentado las palabras del Papa como afirmaciones contrarias a la tradición moral de la Iglesia, hipótesis que algunos han acogido como un cambio positivo y otros han recibido con preocupación, como si se tratara de una ruptura con la doctrina sobre la anticoncepción y la actitud de la Iglesia en la lucha contra el sida. En realidad, las palabras del Papa, que se refieren de modo particular a un comportamiento gravemente desordenado como el de la prostitución (cfr. Luz del mundo, pp. 131-132), no modifican ni la doctrina moral ni la praxis pastoral de la Iglesia.


Algunos han interpretado las palabras de Benedicto XVI valiéndose de la teoría del llamado “mal menor”. Esta teoría, sin embargo, es susceptible de interpretaciones desviadas de tipo proporcionalista (cf. Juan Pablo II, Encíclica Veritatis splendor, nn. 75-77). No es lícito querer una acción que es mala por su objeto, aunque se trate de un mal menor. El Santo Padre no ha dicho, como alguno ha sostenido, que la prostitución con el recurso al profiláctico pueda ser una opción lícita en cuanto mal menor. La Iglesia enseña que la prostitución es inmoral y hay que luchar contra ella. Sin embargo, si alguien, practicando la prostitución y estando además infectado por el VIH, se esfuerza por disminuir el peligro de contagio, a través incluso del uso del profiláctico, esto puede constituir un primer paso en el respeto de la vida de los demás, si bien el mal de la prostitución siga conservando toda su gravedad. Dichas apreciaciones concuerdan con lo que la tradición teológico moral ha sostenido también en el pasado.

En conclusión, los miembros y las instituciones de la Iglesia Católica deben saber que en la lucha contra el sida hay que estar cerca de las personas, curando a los enfermos y formando a todos para que puedan vivir la abstinencia antes del matrimonio y la fidelidad dentro del pacto conyugal. En este sentido, hay que denunciar también aquellos comportamientos que banalizan la sexualidad, porque, como dice el Papa, representan precisamente la peligrosa razón por la que muchos ya no ven en la sexualidad una expresión de su amor. «Por eso la lucha contra la banalización de la sexualidad forma parte de la lucha para que la sexualidad sea valorada positivamente y pueda desplegar su acción positiva en la totalidad de la condición humana» (Luz del mundo, p. 131).

Fuente: infoCatólica

Añadir comentario

Benedicto XVI Dice que el sexo con niños en los 70 se veía como algo normal

“En los 70, la pedofilia se entendía como algo completamente en conformidad con el hombre e incluso con los niños”

Noticia completa en Belfast Telegraph

Añadir comentario

Monjas, sacerdotes y educadores abusaron de once menores de la Casa Cuna de Sta. Cruz de Tenerife

Once adultos que fueron entregados a la Casa Cuna de Santa Cruz de Tenerife entre los años 50 y 60, cuyos testimonios han sido recabados por los abogados que investigan los malos tratos que pudieron darse en esa institución por parte de quienes ejercían la guarda y custodia, coinciden en lo habitual que eran los abusos sexuales, sobre todo en forma de tocamientos, tanto por parte de monjas y sacerdotes como de educadores laicos.

Los once denunciantes repiten situaciones parecidas e imágenes que aseguran que les han marcado por el resto de su vida. Cinco reconocen no haber padecido abusos de forma directa, pero sí haber presenciado escenas de tocamientos a otros menores, niños que salían de algún despacho llorando y con los calzoncillos bajados, un chófer que se encerraba con niñas de 11 y 12 años en los almacenes para comida.

Otros casos revelan abusos sufridos en persona, algunos brutales, como el que narra un hombre que fue abandonado en ese centro recién nacido y que padecía un problema de glotonería: “Una mujer con hábito blanco, joven, una tal Lala o Candelaria, se me bajaba las bragas delante de mis narices, me subía a un poyo de cocina o enfermería y me restregaba sus partes íntimas por mi cara. Esto se repetía habitualmente”.

En la ducha y en la cama

Otros denunciantes aseguran que vieron con sus propios ojos cómo a las niñas “les metían mano los curas. Les pegaban, les hacían besarle los pies”, y también cómo los tocamientos se daban sobre todo, durante la ducha: “Las monjas me tocaban mis partes cuando me duchaban”, insiste un hombre que llegó a la Casa Cuna poco después de nacer el 11 de enero de 1960.

“Las cuidadoras se nos burlaban, nos toqueteaban mientras nos bañaban pero no de forma normal porque no te estaban limpiando sino tocando mis partes continuamente”, afirma otro varón. Igualmente otra ex interna asegura que durante la ducha le introducían los dedos en la vagina.

Los abusos sexuales igualmente se daban en los dormitorios: “Recuerdo tocamientos por las noches. Los tocamientos eran en el dormitorio mientras dormía la siesta y sobre todo de madrugada, al que despertaba…a ese le tocaba, hoy le tocaba a uno y mañana al otro”, relata Luis, que fue dejado en el torno de la Casa Cuna con tres días de vida.

El chófer

Varios testimonios coinciden en apuntar al chófer de la institución, un tal Sergio, como agresor sexual de niñas. “Había un tal Sergio, el chófer de la guagua del centro, intentó agarrarme para meterme a un sótano con papas que había en la Casa Cuna, con intención de violarme, pero pude escapar. Lo sé porque le ha pasado a más niñas de las cuales también intentó abusar. Cree que este señor ha fallecido. Yo tendría en esa época 11-12 años”, afirma una mujer que entró en el centro con dos años y tres meses, en 1959.

“En concreto el chófer don Sergio, de la Casa Cuna, hoy fallecido, que era quien se encargaba de hacer las entregas de los niños, así como cualquier otro tipo de desplazamientos. Este señor abusaba sexualmente de las niñas”, al que los responsables del centro le explicaron que había sido abandonado en una caja de cartón con tres días de vida.

Los once testimonios serán entregados en bloque ante el juzgado de Instrucción 2 de La Laguna, que instruye la denuncia por abusos sexuales continuados presentada por dos menores y dos adultos contra un cuidador de la institución, Julio Carrillo, aunque se baraja la posibilidad de presentarlos ante la Audiencia Nacional.

Todos los denunciantes han sido sometidos a pruebas periciales psicológicas para corroborar la veracidad de sus palabras, pero dado que la mayoría de los posibles responsables de los abusos han fallecido y que los delitos podrían haber prescrito, la acción judicial en estos casos es prácticamente ninguna.

A los denunciantes parece no importarles, ya que los once sostienen que su interés es que se sepa lo ocurrido y que se reconozca oficialmente los malos tratos. Lo dice una presunta víctima que fue dejada por sus padres en la Casa Cuna con cinco años: “Quiero un reconocimiento público por parte de los agresores y los organismos de los que dependen, de los malos tratos que allí ocurrían. Denuncio la desconfianza, la tristeza,…todas las secuelas psicológicas que me han sobrevenido durante toda mi vida consecuencia de las experiencias que en la Casa Cuna viví”.

Fuente: canariasahora.es

Añadir comentario

Un sacerdote rompe en la misa un décimo de la lotería de Navidad

“Como todos los años” (como él mismo dice), Andrés Pérez Días, Sacerdote, en la misma Catedral de Oviedo, mientras celebra la Misa, cumple la tradición de romper un décimo de la lotería de Navidad. Según él, lo hace “porque Dios se lo pide”, pero no deja de ser curioso y, cuanto menos, llamativo el gesto.

Además, argumenta que “no quiere que le toque”. Lo cierto es que para que le toque (a él, y a casi cualquiera de los mortales) eso sí tendría que ser casi un milagro. Si vosotros habéis decidido no romperlo, pues ¡mucha suerte el día 22!

Fuente (con vídeos): impresionante.net

11 comentarios

El CSIC patrocinó trabajos racistas para reafirmar la inferioridad de los negros

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) es la principal institución científica de España, en ella se genera el 25% de la investigación que se hace en este país. Esta institución nació justo al acabar la guerra civil, en el año 1939, con el espíritu fascista y católico que marcó los primeros años de la dictadura franquista, aniquilando de paso la prestigiosa Junta de Ampliación de Estudios (JAE) que fue presidida por Santiago Ramón y Cajal, el único científico español ganador del premio Nobel por investigaciones realizadas en España.

La trayectoria de la línea marcada por el CSIC quedó clara por su primer presidente, José Ibáñez Martín, que en su discurso inaugural afirmó: ”Queremos una ciencia católica”, a la vez que se proponía

Liquidar todas las herejías científicas que secaron y agostaron los cauces de nuestra genialidad nacional y nos sumieron en la atonía y la decadencia. Nuestra ciencia actual, en conexión con la que en los siglos pasados nos definió como nación y como imperio, quiere ser ante todo católica.

Y la iglesia católica en esa época hizo gala de un apoyo al régimen sin suturas, mostrando sus ramalazos clasitas, homófobos y racista, por lo que no debe de extrañar la información que nos trae Rafael Fragua en el diario El País. En esa noticia se informa que el CSIC reeditó en el año 1954 y apoyó una obra racista titulada “Capacidad mental del negro”, escrita en Guinea Ecuatorial por los doctores Vicente Beato y Ramón Villarino. En esta obra se puede “perlas” como esta:

La materia prima que más interesa en nuestros territorios es el hombre. ¿Qué es capaz de hacer este hombre negro, de ojos más negros que su piel, grandes pero inexpresivos; de nariz corta y ancha, de boca amplia? ¿Qué capacidad somática y psíquica alcanza a desarrollar? (…) ¿Qué trabajo es capaz de desarrollar? La solución a todos estos problemas la consideramos absolutamente necesaria, si queremos colonizar racionalmente nuestros territorios. De otra parte cabe preguntar: ¿es posible en África una colonización espiritual o solamente hay posibilidad real de una colonización material?

Y ese no es sólo un desliz en un párrafo, la obra esta repleta de afirmaciones en el mismo sentido tal y como se apunta AQUÍ. Y luego dirán que si decimos.

Fuente: La Ciencia y sus Demonios

Añadir comentario