Culto a la Santa Muerte

Aunque la Iglesia de la Santa Muerte es relativamente actual, el culto a la muerte en México es tan antiguo como nuestra historia misma.

Ya desde el México Prehispánico tenemos referencias a cultos a un Dios de la Muerte, donde se le dedicaban ofrendas y se realizaban sacrificios de animales o personas para venerarla; los mayas, por ejemplo, rendían culto a Ah Puch, dios de Xibalá, el inframundo. Los aztecas, por su parte, rendían a Mictlantecuhtli y Mictecacihuatl, señores de la muerte, a quienes además se les erigió un templo en la antigua Tenochtitlan al que llamaban Tlalxico. Los Tzompantlis son también otra forma de culto a la muerte por parte de los aztecas, los Tzomplantli eran palos de los cuales colgaban cráneos y los colocaban en los distintos templos donde los sacerdotes les rendían culto.

No obstante que la muerte ha jugado un papel importante en la cultura de México, lo que actualmente se denomina el Culto a la Santa Muerte es un movimiento surgido alrededor de 1960 en Catemaco, un municipio de Veracruz, México (famoso por sus brujos y chamanes), cuando un chamán reportó que vio la figura de la Santa Muerte dibujada en las tablas de su choza; cuando le pidió al cura local que revisara la imagen para después canonizarla, éste se negó y la tachó de satanismo.

Artículo completo en: LAS COSAS QUE NUNCA EXISTIERON

15 comentarios

Sacerdote Católico portador del SIDA y violador infantil

Un antiguo sacerdote acusado de abusar sexualmente de niños en dos estados está infectado con el virus del SIDA, dijeron funcionarios de archidiócesis.

La semana pasada, el líder de la diócesis de Fort Worth escuchó a alguien decir que el sacerdote Philip A. Magaldi tiene el VIH, dijo el portavoz Pat Svacina.

El líder de la diócesis entonces recibió una confirmación verbal de Magdali así como una carta de su doctor que dijo que al sacerdote se le detectó el virus en el 2003.

Es probable que los niños tengan Sida también, esperemos que no!

Fuente (con vídeo): protegeatusHijos.com

10 comentarios

Una noticia del ABC sobre abortos en hospitales católicos, ha movilizado al Obispo de Tarrasa

En días recientes el diario ABC del grupo Vocento, publicó una información sobre la práctica de abortos en hospitales catalanes en los que tiene participación la Iglesia católica, entre ellos el Sant Esteve, de Granollers, bajo jurisdicción de la Diócesis de Terrassa. Esto ha ocasionado una consulta del obispo egarense a sus superiores, que aún no tiene respuesta.

Reproducimos íntegramente, por su interés, el texto de la nota publicado este sábado por la edición digital del diario madrileño y referido a la reacción del obispado local:

<<Primer pronunciamiento de la Iglesia respecto a la información publicada por ABC sobre la práctica de abortos en hospitales en los que tiene participación. En un comunicado emitido ayer, el Obispado de Tarrasa, al que rinde cuentas la parroquia Sant Esteve de Granollers, que participa en el patronato de uno de estos centros —el Hospital General de Granollers (Barcelona)—, expresa su más absoluta condena a que se practiquen estas intervenciones y avanza que el pasado marzo, tras comprobar que en el citado centro se realizaban Interrupciones Voluntarias del Embarazo (IVE ), elevó una consulta a «sus superiores», de la que todavía no ha obtenido respuesta.
Fuentes del Obispado de Tarrasa consultadas por ABC no aclararon si la queja la han remitido únicamente al Arzobispado de Barcelona, directamente implicado en el caso por su participación en el patronato del hospital de Sant Pau, donde también se realizan abortos; a la Conferencia Episcopal o a la Santa Sede, aunque, según ha posido saber este diario, podrían tener constancia de su malestar «tanto el Arzobispado como la Conferencia Episcopal».

Mientras, el Arzobispado barcelonés se mantiene en el más absoluto mutismo. La Conferencia Episcopal Española, por su parte, remite a los obispos catalanes.

Noticia completa en: Terrassa en la Mira

Añadir comentario

La pérdida de atractivo de la clase de Religión alarma a los obispos

El obispo de Sigüenza está preocupado porque, a partir de Secundaria, los alumnos no eligen la asignatura de “Religión y Moral Católica”.

Evidentemente la posibilidad de escoger nos permite elegir entre lo que consideramos más interesante y coherente, ¿quién se queda con la clase de Religión? Seamos sinceros: pocos, muy pocos.

Hoy la noticia más leída en el diario Público es “La pérdida de atractivo de la clase de Religión alarma a los obispos”.

Añadir comentario

Grabaron a un sacerdote católico manteniendo relaciones sexuales con su hija de 18 años y ahora lo denuncian

Una pareja de Allentown grabó en secreto a un sacerdote católico manteniendo relaciones sexuales con su hija de 18 años en el sótano de su casa, y ahora han presentado una demanda alegando que se quedó embarazada. La diócesis de Allentown lo ha retirado como pastor y capellán hasta que se resuelva el asunto. Lo acusan de incumplimiento del deber fiduciario, causar daños emocionales y negligencia grave.

Nnoticia completa en: phily.com

Añadir comentario

Dos mujeres denuncian a un cura por agredirlas con un paraguas tras una riña por un cambio de la misa

Dos mujeres de A Pobra se presentaron ayer en las dependencias de la Guardia Civil para denunciar al cura de O Castelo. Según la versión que aportaron a los agentes, tuvieron una riña con el párroco a raíz del cambio de una misa y, en ese contexto, el sacerdote las agredió con un paraguas, además de increparlas verbalmente.

Tras haberse tramitado estas dos denuncias, lo que se hará es llamar a declarar al párroco, para saber su versión. Luego, se enviarán las diligencias al juzgado de Ribeira, que será el que diga si el sacerdote es culpable o no. En todo caso, se enfrentaría a una falta.

Este periódico se puso ayer en contacto con el párroco denunciado, que solamente quiso señalar lo siguiente: «O que haxa que dicir xa o dirán os xuíces, eu non falo diso. Non tiven riña con ninguén».

Fuente: La Voz de Galicia.es

1 comentario

Ramadán

Estamos en el mes del Ramadán. Es el noveno mes del calendario musulmán, que se rige por la luna, y que este año va del 11 de agosto al 10 de septiembre. Para los no creyentes, el Ramadán es conocido por el ayuno diario al que obliga; no se puede comer desde el alba hasta la puesta del sol. El Ramadán celebra la revelación del Corán al profeta Mahoma. Además del ayuno, el Ramadán es el mes de la generosidad, de la lectura del Corán, de la meditación y del acercamiento a Dios. Todo ello para los creyentes pero, como las fiestas de otras religiones, también influye en la vida cotidiana de las personas.

Ya se sabía, aunque todavía con poco detalle, que fiestas como la Navidad, la Semana Santa o el Año Nuevo judío influyen en los mercados; la bolsa es sensible a estas fiestas o, mejor dicho, a la influencia benéfica en los inversores. Ya había algún dato, pero faltaba un estudio de la influencia del Ramadán y es lo que han hecho Jedrzej Bialkowski y sus colegas, de la Universidad de Canterbury en Christchurch, Nueva Zelanda.

Estudian la evolución de los mercados, de 1989 a 2007, en 14 países con más del 50% de la población musulmana: Arabia Saudí, Bahrain, Egipto, Emiratos Árabes, Indonesia, Jordania, Kuwait, Malasia, Marruecos, Omán, Pakistán, Qatar, Túnez y Turquía. En toal, más de 695 millones de habitantes con más del 90% de religión musulmana. Entre todos ellos, los investigadores estudian 129 meses del Ramadán y relacionan las fechas con los cambios en la bolsa de cada país.

Los resultados son evidentes: durante el Ramadán, el rendimiento de las acciones es casi nueve veces mayor y menos volátil que en el resto del años. Y no hay diferencias en el volumen de las operaciones. El Ramadán afecta positivamente la psicología de los inversores y promueve sentimientos de solidaridad e identidad social, y fomenta creencias optimistas en el futuro lo que influye en las decisiones de inversión.

*Bialkowski, J., A. Etebari & T.P. Wisniewski. 2010. Piety and profits: Stock market anomaly during the Muslim Holy Month. Finance and Corporate Governance Conference 2010 Paper 51 pp.

Fuente: La biología estupenda

Añadir comentario