La Iglesia chilena pide un indulto para los militares condenados por crímenes durante la dictadura

La Iglesia católica chilena ha pedido al presidente Sebastián Piñera que celebre el Bicentenario de la independencia del país, con un indulto en las cárceles. La solicitud ha levantado no poca polémica, ya que incluye explícitamente a los ex militares condenados por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la dictadura de Pinochet. A pesar de la controversia que ha generado la declaración -familiares y víctimas de la dictadura se manifestaron ayer frente a la Casa de la Moneda-, la portavoz del Gobierno, Ena Von Baer, ha asegurado que el presidente “va a tomar una decisión con base a los compromisos del Gobierno con la verdad y la justicia, la unidad nacional y la seguridad ciudadana y las consideraciones humanitarias”.

El documento, titulado Una mesa para todos en el Bicentenario y entregado ayer por el presidente de la Conferencia Episcopal chilena, Alejandro Goic, y el cardenal arzobispo de Santiago, Francisco Javier Erráuriz, retoma la petición realizada ya a la ex presidenta Michelle Bachelet en 2009. “No sería completa la mesa para todos si no considerásemos en esta petición a quienes cumplen penas por delitos contra los derechos humanos cometidos durante el Régimen Militar”, recoge el documento, que habla de desterrar la “venganza social” en favor del “perdón y la misericordia”.

Noticia compelta en: ElPaís.com

Añadir comentario

El cardenal Amigo comprende a los curas con desordenes psico-sexuales

El cardenal Carlos Amigo ha calificado de anécdota el hecho de que el párroco de Zaratán (Valladolid) remita vía Tuenti mensajes subidos de tono a una adolescente de 14 años. Según Amigo, los mensajes del cura a la menor “son anécdotas en las que hay que ver la situación del individuo y circunstancia…”

En rigor, sin exagerar, la acción del párroco es la propia de un adulto pedófilo (amor o admiración por los/las púber) con una clara tendencia a incurrir en la pederastia (practicar sexo con menores).

La castidad forzada, entre otras cosas, podría estar en el origen del desorden, confusión o perversión que al parecer acusa el párraco de Zaratán –dicho esto sin ánimo de justificarlo.

Noticia completa en: Diario de León

Añadir comentario