El Papa recibe a ex obispo acusado de maltratar niños y lo invita al silencio

El papa Benedicto XVI recibió este jueves en el Vaticano al controvertido obispo emérito de Augusta (Alemania), Walter Mixa, quien renunció en mayo a su cargo tras ser acusado de maltratar niños y lo invitó a mantener “el silencio”, informó el Vaticano.

Durante la reunión, el Papa le confirmó de nuevo que aceptaba su renuncia como líder de la diócesis de Augusta y lo invitó a “retirarse en el silencio para dedicarse al recogimiento y la oración”, indicó en un comunicado la Santa Sede.

Mixa, de 69 años, presentó su renuncia hace dos meses tras haber sido acusado de haber maltratado y abofeteado a numerosos niños entre 1975 y 1996.

El prelado rechazó las acusaciones y aseguró a la prensa de su país que se trataba de un complot interno para obligarlo a renunciar, por lo que esperaba ser reintegrado.

La reacción del religioso generó polémicas y dividió a la Iglesia católica alemana, que enfrenta desde principios de año una serie de revelaciones y acusaciones de abusos sexuales contra niños cometidos por obispos.

Noticia completa en: UNIVISION.COM

“Tras un periodo de curación y reconciliación, podrá como otros obispos eméritos cumplir sus deberes pastorales de acuerdo con su sucesor”, indica el Vaticano.

Mixa reconoció ante el Papa “haber cometido errores que generaron pérdida de confianza e hicieron inevitable su renuncia” y “pidió de nuevo perdón”.

“El Santo Padre manifestó la esperanza de que el pedido de perdón encuentre oídos y corazones abiertos”, sostiene el comunicado.

La nota del Vaticano explica también que “después de una fase de polémicas desmedidas, el Papa desea reconciliación” en su país y pide a los obispos alemanes que sean “comprensivos y ayuden” a Mixa para que pueda encontrar “el camino recto”.

Según rumores publicados por la prensa alemana, el ex obispo de Augusta figura en un informe secreto entregado al Papa en el que se le describe como a un “alcoholizado” que tiende a hacer propuestas sexuales a los jóvenes seminaristas.

Añadir comentario