El Vaticano prevé volver a la misa en latín y de espaldas

La Iglesia católica vuelve a Trento. O eso pretende la Congregación del Culto Divino, organismo presidido por el cardenal español Antonio Cañizares. Este ministerio vaticano presentó el pasado 4 de abril un documento a Benedicto XVI en el que aboga por retornar a las misas oficiadas en latín y de espaldas a los fieles.

Entre las nuevas propuestas concretas aprobadas por el Culto Divino figura asimismo la de proclamar que la forma habitual de recibir la comunión sea en la boca. La comunión en la mano pasaría a ser un rito extraordinario.

De salir adelante, la normativa, aprobada prácticamente por unanimidad, enterraría las reformas aprobadas por el Concilio Vaticano II, de cuyo anuncio se cumplen 50 años. El documento fue filtrado al prestigioso vaticanista Andrea Tornielli, redactor del diario italiano Il Giornale.

La reforma auspiciada por el cardenal Cañizares recibió el visto bueno de la mayoría de los miembros de la Congregación, quienes votaron a favor de una mayor sacralidad del rito, la recuperación del sentido de la adoración eucarística, el retorno del latín en la celebración y una nueva redacción de las partes introductorias del misal.

Noticia completa en: Público.es
Bajo licencia Creative Commons
__________________
Enlaces de interés:

- Jose Luis Mendoza (UCAM) y los mercaderes del templo

- Blog de Emilio del Barco

Añadir comentario