Los obispos españoles se extrañan de que haya “personas que no son bautizadas”

Los obispos españoles creen necesaria una nueva evangelización en España, “porque hay personas que no son bautizadas y no conocen el Evangelio y otras que están bautizadas y se han alejado” de él.

Así lo ha afirmado Ramón del Hoyo López, obispo de Jaén y presidente de la Comisión Episcopal de Misiones, durante la presentación de la instrucción pastoral Actualidad de la misión ‘ad gentes’ en España.

El prelado destacó que ha España están llegando misioneros de otros lugares “para ayudarnos en la evangelización en esta tierra, porque han cambiado mucho las cosas en poco tiempo y encontramos personas que no están bautizadas, personas que no conocen el Evangelio”.

“Revitalizar la actividad misionera”

Del Hoyo recalcó, asimismo, que hay bautizados que “están alejados del Evangelio” a quienes debe alcanzar también “la actividad misionera o nueva evangelización. También aquí es tierra de misión”, afirmó.

La instrucción pastoral, aprobada en la última Asamblea Plenaria de la CEE, trata de revitalizar la actividad misionera tanto en España como en el resto del mundo. Así, el documento destaca una “gran preocupación por el descenso de personas enviadas a la misión”. Actualmente, hay 17.000 misioneros españoles repartidos por todo el mundo.

En este sentido, añade que en España ha crecido la actividad solidaria con los más desfavorecidos, pero ha descendido “la respuesta generosa a la llamada de Dios a la misión” evangelizadora.

Por eso, Del Hoyo quiso dejar claro que los misioneros “no son cooperantes” y subrayó que si bien éstos dedican parte de su tiempo a atender a los más necesitados, su principal misión es transmitir el Evangelio “y el misterio del amor de Dios a la humanidad”.

Fuente: Público.es
Bajo licencia Creative Commons

1 comentario

El exorcista antisecuestros

Lo llaman Padre Rayito y sus fieles le atribuyen poderes milagrosos. Es un sacerdote católico, pero sus prácticas parecen las de un predicador protestante: tiene su programa de televisión, formó su propia congregación, vende un jarabe que dice hace milagros y hasta canta rancheras. Pero su mayor atributo es que asegura que con oración y exorcismo salvará a una ciudad azotada por la violencia y el narcotráfico.

El párroco finaliza su sermón con una pregunta que los feligreses no se atreven a contestar: “¿Estamos en una iglesia de santos o de pecadores?”. El templo Monte María no está terminado, y a un costado se escucha a cuatro albañiles arrastrar bloques y sacos de cemento. Es mediodía, y en un cerro de la ciudad fronteriza de Tijuana, el calor penetra insidioso los muros de concreto sin pintar.

Dos cámaras televisivas encuadran a 400 fieles venidos de ambos lados de la frontera. Todos permanecen en silencio hasta que el cura pide que lo acompañen a cantar el Padre Nuestro junto a un grupo de músicos en vivo. Al terminar envía saludos a sus seguidores en Colombia y Venezuela, y camina señorial frente al altar.

La madre Arely, una monja delgada y de rasgos delicados, permanece a su derecha y en primera fila un anciano ciego, Pascual, se somete estoico a las ocurrencias humorísticas del padre: “Estás como las canicas, Pascual… en el hoyo”, y todos se carcajean. “Eres como los burros”, agrega, y Pascual nada más escucha. El canto se reanuda pasado el chiste hasta que el cura, intempestivamente, arroja otra pregunta a sus feligreses: “¿Quién tiene familiares secuestrados?”. Una mujer morena y obesa alza la mano. Temblorosa, aprieta una fotografía descolorida de su hijo.

“Líbranos señor del crimen, pero sobre todo líbranos de brujerías y magias de todo color”, el cura reza con una voz elocuente y autoritaria, que pronto encauza con fluidez hipnótica hasta un registro más enérgico, casi perturbador. Cautiva a los congregados apuntando sus brazos al cielo. Se desplaza de un lado a otro del presbiterio y observa fijamente a la cámara. “Nosotros somos nuestros peores enemigos, por eso hay que perdonarnos a nosotros mismos”, dice. Se da tres golpes en el pecho con el puño, luego se encoge y cierra sus ojos, pensativo. Parece haberse sumergido en un trance denso; ha hinchado el volumen de su voz, y alzado el cáliz al centro del altar. Pide por los enfermos, es decir, “los secuestradores, los sicarios… a quienes el mal ha robado su voluntad”, y pronto desciende hasta la nave de la iglesia, donde los fieles se arremolinan para recibir lo que llama “el sacramento de la sanación”.

Todos están de pie, enfilándose a empujones para ser embadurnados en la frente con el aceite bendito de Monte María. Un aceite bendecido por el sacerdote, pero que es considerado “milagroso” por sus seguidores, en especial por quienes buscan que les alivie alguna enfermedad del cuerpo, y aún más, del alma. Este “sacramento de la sanación” es aplicado a madres de secuestrados, a hermanos de personas que ha ejecutado la mafia local, pero también a todos los feligreses que buscan protegerse con este rito de la ola de violencia que sacude a la ciudad. El aceite termina provocando llantos y estremecimientos.

La madre Arely auxilia en la untadura al otro extremo del recinto, desde donde ve a Roberta Reyes, la mujer que alzó la mano antes, arrastrar sus sandalias desgastadas hasta donde se encuentra el padre. Reyes no se atreve a mirarle a los ojos cuando toca su turno; aprieta mejor los párpados, y aguanta el bulto que siente treparse al interior de su garganta. Pero la mano del sacerdote se ha posado cálida sobre su frente. Entonces abre los ojos, ahora lacrimosos, y advierte aún la mano morena, tan grande que obstruye la silueta del Cristo sangrante montado sobre la pared. El cura suda bajo la estola morada, y al bajar su mano, musita acercándose a su oído: “Padre Rayito unge, Padre Rayito salva”.

Noticia completa en: GATOPARDO

3 comentarios

Un cura llevaba una vida paralela de lujo con el dinero que obtenía de la parroquia

Un sacerdote católico de Miami fue declarado culpable de robar decenas de miles de dólares de su parroquia, con los que supuestamente financió una vida secreta de lujos y despilfarro.

Francis Guinan, de 66 años, fue hallado culpable de robo en segundo grado, lo que puede derivar en una condena de hasta 15 años de prisión, según reportó la agencia italiana Ansa.

Según documentos en el tribunal donde fue juzgado en West Palm Beach, al norte de Miami, Guinan pagó viajes de placer a las Bahamas, a Las Vegas e incluso compro joyas y muebles para su residencia.

La fiscalía acusó al religioso de apropiarse de casi medio millón de dólares, pero el jurado que lo encontró culpable dictaminó que solo pudo probarse la extracción de menos de 100 mil dólares.

La diferencia se debe a que el abogado de Guinan arguyó durante el juicio que muchos de los gastos ilegales atribuidos a su cliente fueron hechos dentro del cumplimiento de funciones discrecionales para su iglesia.

Fuente: diarioPANORAMA.com

Añadir comentario

El ayuno en el cristianismo y en las otras religiones

El ayuno en el cristianismo se distingue de esta práctica en otras religiones, pues tiene por objetivo descubrir a Dios y no descubrirse a sí mismo.

Cuando los cristianos ayunan “no se encierran en sí mismos”, más bien “se unen a su Señor que ayuna por cuarenta días y cuarenta noches en el desierto”.

Así lo manifestó el cardenal Paul Josef Cordes, presidente del Pontificio Consejo “Cor Unum”, durante la rueda de prensa que concedió este miércoles en la Santa Sede, en la que fue presentado el
mensaje de Benedicto XVI para la Cuaresma de 2009.

El sentido del ayuno en el budismo y el islam

Según aclaró el purpurado alemán, que dirige el organismo vaticano encargado de promover y coordinar la acción caritativa en la Iglesia, el objetivo del ayuno tanto en el budismo como en el islam consiste en favorecer el cuidado del cuerpo, oponiéndose a su idolatría.

El cardenal señaló cómo el sentido del ayuno en el budismo consiste en el desapego los bienes terrenos porque el cuerpo en sí mismo se convierte en origen de sufrimientos: “debe desacostumbrarse a la ’sed’ de cosas creadas, abandonar el deseo y las inquietudes que de él se derivan, matarlas dentro de sí mismo”, de esta manera se llega al Nirvana, que consiste la extinción completa de los deseos.

Para el islam, el ayuno es la cuarta columna que sostiene esta religión y una práctica obligatoria durante el mes de Ramadán.

Para el los musulmanes existe otra razón para olvidarse de todo lo terreno: “Dios tiene su trono en una distancia infinita. No se le puede encontrar en el mundo. Sólo comunica con la creación y con el hombre mediante su ley, la sharia”; por ello, “sería una herejía escandalosa afirmar que Alá tuviera como hijo un miembro del género humano”.

El purpurado señaló que el ayuno en ambas religiones tiene algo en común: “trasciende la dimensión terrena y persigue un objetivo más allá de este mundo: el ingreso en el Nirvana o la obediencia a Alá, Señor del cielo y de la tierra”.

En ambas religiones, “se trata de liberarnos del peso de las cosas creadas”, aclaró.

El sentido del ayuno cristiano

Por el contrario, para el cristiano “el deseo místico no es nunca el descenso en sí mismo sino el descenso en la profundidad de la fe, donde encuentra a Dios”.

Si bien es importante aprender de las demás religiones, los cristianos deben profundizar en “la herencia recibida y conocerla cada vez mejor. La revelación divina dice algo nuevo en cada época histórica; es inagotable”, constató.

El cardenal dejó clara la diferencia entre el rechazo del mundo por parte del budismo o las leyes del Ramadán islámico y la Cuaresma cristiana, que “ofrece al cristiano un camino espiritual y práctico para ejercitar sin recortes ni reservas nuestra entrega a Dios”.

Señaló que, en su mensaje cuaresmal, el Papa no muestra el ayuno con un tinte negativo: “¡cómo podremos nosotros despreciar nuestra carne, si el Hijo de Dios la ha asumido, convirtiéndose verdaderamente en nuestro hermano!”.

Cuando los hombres ayunan con una actitud interior de deseo de conversión, “en Cristo buscan la comunión con el Tú divino. En Él buscan nuevamente el don del amor que renueva el ser cristiano”, y se comprometen “en la lucha contra la miseria, convirtiéndose en mensajeros del amor de Dios”.

Por Carmen Elena Villa (ZENIT.org)

Añadir comentario

Indígenas mexicanos convertidos al Islam denuncian la explotación a la que les sometía su líder espiritual

Indígenas de México convertidos al islam denunciaron el sábado a su ahora ex líder religioso, el español islamista Aureliano López, por haberlos explotado durante 15 años, con largas jornadas laborales sin pago.

El español emir Nafia Aureliano Pérez Iruela “nos hacía trabajar jornadas de ocho de la mañana hasta la una de la madrugada del otro día sin pagarnos”, aseguró en conferencia Mustafá Carlos Arturo Gómez, indígena tzotzil.

Hasta el momento la AFP no ha podido localizar a Aureliano Pérez, quien “al parecer vive ahora en la Ciudad de México”, de acuerdo con el antropólogo Gaspar Morquecho, radicado en Chiapas y especialista en indígenas convertidos al islam.

“Aureliano nos trataba con la punta del zapato, es un tirano, peor que Hitler. No nos dejaba hablar nuestra lengua materna, vestirnos con nuestras ropas tradicionales, no nos dejaba comer las tortillas de maíz, ir al médico, ni ir a la escuela”, relató Gómez, vocero de unos 50 indígenas.

“Los integrantes del movimiento Muratibum musulmán desprecian el salario porque lo que se establece (es) una relación laboral no formal con los indígenas convertidos al islam que con los años, en efecto, se traduce en explotación”, dijo el domingo a la AFP Morquecho.

Los indígenas denunciantes dijeron en conferencia de prensa que se convirtieron del protestantismo al islam en 1994, convencidos por Pérez Iruela.

La familia de Carlos Arturo Gómez fue la primera en convertirse al islam en la región de los Altos de Chiapas. Unos 500 indígenas son musulmanes en esta zona, de los cuales todos se han separado de la comunidad de Aureliano López en un proceso de denuncias que inició en 2000, explicó el antropólogo.

“Los últimos que quedaban en la comunidad de los muratibunes fueron estas 50 familias que hicieron pública su denuncia ayer (sábado)”, añadió el experto.

Gómez narró que Aureliano Pérez, junto con otros seis españoles, montó una escuela musulmana, una fábrica de muebles, una pizzería, y un restaurante, en los que trabajaban los indígenas musulmanes, quienes antes de ser evangélicos eran católicos.

“Mientras los hombres trabajaban en la panadería o la carpintería, las mujeres recibían clases de cocina o construían artesanías y los niños memorizaban el Corán en la lengua original”, añadió el vocero indígena.

El español les prohibía comer maíz bajo el argumento de que ese grano “es solo para los caballos, los animales”, prosiguió Gómez, quien dijo que a sus representados no les interesa por el momento hacer una denuncia penal y que el objetivo de desnudar los maltratos del español de manera pública es alertar al resto de los indígenas chiapanecos convertidos al islam.

Los indígenas denunciantes seguirán profesando el islam, añadió Gómez.

De acuerdo con otros antropólogos locales, Aureliano Pérez Iruela creó la primera madraza (escuela religiosa musulmana) en América Latina.

Fuente: UNIVISION.com (México)

1 comentario

Me llamo Pascuala Rodríguez y soy curandera de Dios

La brujería son manifestaciones de lo sagrado en los seres humanos, en México hay aun personas dedicadas a la curación natural o el chamanismo. Esta tradición ha estado presente desde el México prehispánico. Inclusive después de la conquista, los chamanes siguieron usando estas técnicas a pesar de tener una nueva religión. Ahora, en medio del gran avance tecnológico, hay personas que tienen la capacidad de usar sus dones para curar o hacer mal a las personas, que son capaces de utilizar su gran sabiduría y conocimiento en plantas medicinales para aliviar los más diversos males o, por el contrario, para dañar.

“Fuimos veinte de familia, diez hombres y diez mujeres. Mis hermanas fueron brujas pero yo no, yo recibí el Don de curar”.

“Fuimos veinte de familia, diez hombres y diez mujeres. Mis hermanas fueron brujas pero yo no, yo recibí el Don de curar”.

Ciudad Acuña, Coah. Abramos nuestro criterio para escuchar lo que nos tiene que decir una vieja curandera, que a pesar de los años que sobre ella pesan, tiene la fuerza necesaria para seguir su camino, para utilizar su don.

“Yo nací el 16 de agosto de 1937 a las seis de la mañana, un martes.”

“Tengo 66 años. Yo soy del mero Durango, Durango colonia Oriente, y mi mamá batalló mucho en tenerme, mi mamá ya se estaba muriendo. Yo lloraba porque ya quería salir del vientre de mi mamá. Ella se agarraba de mi papá y allá en Durango no se alivian con doctor, sino con pura parturera, luego ya vino una parturera y le puso unos lavados y así fue como pude nacer. A mi no me bañaron con agua, no, con puro aceite. Así que yo soy buena pa’ curar ”.

“Mi papá era de Velardeña, Durango y mi mamá era de Ajarco, Durango. Fui violada a los doce años y tuve yo un hijo, se me murió mi hijo, después de eso yo fui pedida siete veces.

“Fuimos veinte de familia, diez hombres y diez mujeres. Mis hermanas fueron brujas pero yo no, yo recibí el Don de curar”.

“Y fíjese que ya cuando me bañaron con puro aceite mi mamá se dio cuenta de mi Don, mire aquí en la mano tengo un corazón por eso yo tengo el tercer ojo de la sabiduría, fíjese que hasta me da miedo a mi, todo lo que digo sale cierto pero también cuando curo a una gente se alivia de voladita, y aquí cuando la mano me arde es cuando hay alguien en la puerta”.

¿Cómo cura usted a las personas, Pascualita?

“Yo curo con pura oración, yo preparo sábilas para la buena suerte, yo curo con la divina providencia: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Sabía usted que toda la gente, todos los que vivimos en este mundo es un terreno, todo lo que abarca mi terreno y aquí estamos con pura velas. Los que nacen son las velas así grandes y los que vamos a acabar estamos así de chiquitas. Mire la mía y la de Belén está chiquita, ya mero se acaba.”

“Mire, todos los espejos que ve ahí son señores que les traigo a la señoras. Yo aquí puedo curar hasta Chicago, hasta Monterrey y hasta ciudad Juárez, pero no crea que soy bruja, yo con pura oración. Sabía usted que la oración llega muy lejos? Mire aquí de mi casa de mis oraciones han salido de blanco a casarse por las dos leyes.”

“Yo peleo con el mal, peleo al mal con el bien, y fíjese que es mejor el bien, Dios nuestro señor.
El mal no puede tener más poder porque Dios tiene más poder. Mire a mi siempre que me preguntaban si era bruja yo les decía no, brujas no, nosotros somos curanderos de Dios, tenemos el Don. Un padre de México me vino a bendecir mi casa. Mire aquí en mi casa era en donde golpeaban a todos los que golpeaban los policías, créamelo que aquí se oían muchas cosas feas, pero yo con mis oraciones empecé a tumbar todo eso y ahora ya no se oye nada, nada.”

“Y fíjese que yo se unas oraciones hermosas, pero hermosas oraciones. Por ejemplo yo oro en la ventana, en la puerta: Señor te doy gracias porque me dejaste vivir un día más y porque me permitas dormir, porque a veces yo no puedo dormir.”

¿Habla usted con Dios?

“Yo hablo con Dios y hablo con los muertos, tengo el poder de hablar con un muerto. Porque se que Dios me protege y siempre que voy caminando, alguien va conmigo, alguien va, me va cuidando, mi Dios. Las ánimas cuidan a la gente.”

“Mire puede estar una gente tan grave y la alivio, entran aquí a gatas y salen caminando. Digo, “hay Dios como eres tu lindo conmigo” y el me dice “tu has el bien, tu siempre has el bien y yo siempre estaré contigo”, yo peleo el mal con el bien. Y yo curo a gente con el puro nombre.”

“Cuando fui a arreglar mi pensión a la clínica 81 la señorita me preguntó, “oiga doña Pascuala, usted sabe a que hora va a morir Everardo?” y le dije “si , el va a morir a las dos de la mañana” y me dijo “¿como sabe?” Y le dije “yo se porque soy adivina de _nación_”.

“Oiga es tan mala la muerte que les quita todo a los hombres. Y fíjese que los muertos nada más andan un año aquí con uno.”

“Yo se curar cáncer, se curar el cáncer de los pechos, de la matriz coma salvado con leche y se quita el cáncer, en la mañana y la cáscara de nuez con la barba de coco.”

¿Desde cuando recibió ese Don?

“Desde que era niña yo tengo el Don de poder curar, mi mamá me dijo luego luego. Mi mamá no le platicó a nadie, así que yo la gente que curo la curo para siempre, para siempre, todo el tiempo alivio a la gente.”

¿Usa algunas hierbas especiales para sus curaciones?

“Si, me las traen de La Sierra, me traen una caja por trescientos pesos.”

¿Doña Pascualita, usted ha visto a las bolas de fuego?, ¿Qué son?

“¿De que color son?”

La gente que las ha visto afirma que son amarillas o rojas.

“Es petróleo, también en el rancho El Braulio está muy rico, allá hay muchas bolas de fuego. Y fíjese que allá en el Braulio, en el cerro Del Mosco hay mucho dinero, mucho mucho dinero, millones de puro dinero. Puro oro hay, yo lo puedo sacar con mis poderes que yo tengo. Cuando íbamos con unos mojados se abrió una puertota que dijo Todo o Nada, hay camiones y camiones de puro oro. Mire allá hay mucho carburo. Yo le aseguro que si yo voy saco todo ese dinero, pero yo tengo poderes para que no se cierre esa puerta. Se abre la puerta y ve todo el dinero, pero es dinero que no se lo acaba uno nunca, toda la vida te dura. Lo dejó Pancho Villa ahí. Pero ese dinero está maldito, si uno entra ya no sale, a fuerzas se tiene que llevar todo el dinero porque si saca nada mas un costal se cierra la puerta y solo puede entrar una vez. Apenas con un tren para sacar tanto dinero. Hay mucha gente que se ha quedado atrapada, es dinero maldito.”

¿Usted cree en las brujas?

“Si, si creo porque si las hay. A una bruja se le puede reconocer mirándola a los ojos. Nunca vea a una bruja a los ojos porque la puede dañar, necesita ser muy fuerte para poder pelear”.

“Siempre use usted perfume, el perfume protege contra las brujas. También los gatos son muy buenos, cuidan y además si les acaricia el espinazo le dan buena suerte en el dinero. También tengo el Don de hablar con las plantas y con los animales”

¿Las brujas están del lado del mal?

“Si, mire, yo tengo más poder que la bruja magia negra, que la magia roja, que las ouijas. Las ouijas se apoderan del cerebro. Y con ellas se sufre mucho.”

Por último Pascualita, ¿Tuvo usted hijos?

“Si, duré cincuenta años casada con mi difunto esposo y tuve 4 hijos, ellos ahorita están en Los Angeles. Antes de morir mi esposo Everardo le juré que nunca me volvería a casar, porque cuando uno se casa, es para siempre y se que él me está esperando para que me vaya con él. Por eso no me canso de curar a las personas, porque se que cuando mi Dios me requiera, voy a ir con el y voy a estar al lado de mi Everardo.”

Fuente: Territorio de Coahuila y Texas

51 comentarios

Vaticano logra que el programa del humorista israelí que hacía chistes sobre el cristianismo sea censurado

En dicho programa de la televisión israelí un humorista dijo que “La Virgen María quedó embarazada a los 15 años por un compañero de clase” y que “Jesús murió a los 40 años y porque estaba gordo” (meneame.net/story/virgen-maria-quedo-embarazada-15-anos-companero-clase). “Las autoridades gubernativas, informadas por el Nuncio Apostólico, han garantizado inmediatamente que intervendrán para interrumpir esas transmisiones y obtener públicamente perdón de la misma emisora”, manifestó la Santa Sede en la nota.

Fuente: Meneame

Noticia completa: listindiario.com

2 comentarios