Carteles en Iztapalapa (México) alertan presencia de sacerdotes pirata

Llamado. Con este cartel la Iglesia alerta a vecinos de la presencia de curas falsos.
Ya con un hija de dos años, Rafael Flores y Vyellka Ramírez, fieles a la religión católica, intentaron comenzar los trámites ante el párroco de su localidad para la ceremonia de confirmación de su pequeña, pero para su sorpresa, tanto el bautizo de su retoño como su enlace matrimonial, no tienen valor ante la Iglesia.

Y es que después de un par de años, la pareja descubrió que fueron víctimas de un “padre pirata”, un sacerdote apócrifo que acudió a su casa para casarlos en 2006 y un año más tarde a bautizar a Getsemaní.

En la puerta de la iglesia de La Purísima, como en otras más de la delegación Iztapalapa, ya colocaron un cartel que reza: “se denuncia falso sacerdote, Guillermo Morales se llama, dice ser un sacerdote católico y hasta presenta documentación falsa; de ese modo realiza misas ficticias”.

Este supuesto padre, fue reconocido por la pareja a través de la fotografía que se exhibe en el documento; con ellos, suman al menos 20 fieles de la zona del Cerro de la Estrella que fueron estafados.

Cuentan los timados que necesitaban a un sacerdote que pudiera ir a oficiar la misa a domicilio, “ahí en el salón pa’ que mis invitados no anduvieran recorriendo las calles” explicó Rafael.

En un sondeo, las víctimas dijeron que el párroco apócrifo cobra entre 2 mil 500 y 5 mil pesos por una misa de media hora; incluso, fue recomendado por los mismos vecinos y familiares engañados.

Cabe señalar que desde que apareció la circular número 10/2007 en la puerta de las iglesias de la demarcación, él (el pseudo sacerdote), junto con 50 más que han sido detectados por otros padres dentro de la zona, desaparecieron sin rastro alguno.

“Su habilidad para hablar, el dominio de la ley de Dios, y la supuesta recomendación de curas conocidos de las colonias del oriente de la ciudad, provocaron que muchos cayeran en el engaño”, dijeron los afectados.
“Había días que con los vecinos llegaba a oficiar 5 mismas en 4 horas. Estamos indignados por regalar hasta 15 mil pesos a esos impostores”, indicaron.

De acuerdo con Vyellka, los padres siguen operando en el Panteón Civil de Iztpalapa, “debido al dolor de los que entierran a sus familiares, nunca se darán cuenta de que son estafadores”.

A decir del vocero de la Arquidiócesis de México, Hugo Valdemar, es común la usurpación de funciones en la comunidad católica, por lo que recomendó a los fieles estar alerta.

Explicó que de entrada los sacerdotes tienen prohibido oficiar misas a domicilio, a menos de que la persona esté al borde de la muerte.

Comentó que en diciembre pasado hubo una persona que se subió al atrio de la basílica vestido de obispo, pero cuando lo vio el cardenal Norberto Rivera, éste bajó corriendo y se perdió entre los feligreses.

En tanto, padres de diversas iglesias enfatizaron que para ellos es fácil detectar a los impostores, puesto que los dedicados al servicio del Señor, “nos conocemos bien, pero en los panteones o en fiestas es difícil detectarlos”.

Fuente: La Cronica de hoy

Añadir comentario

El ala dura de la Conferencia Episcopal Española impone intransigencia frente al Gobierno

La tregua entre el Gobierno socialista y la Iglesia católica, tras la reelección del presidente José Luis Rodríguez Zapatero, es sólo una apariencia. Ayer lo dejaron claro los cardenales de Madrid, Antonio María Rouco, y de Toledo, Antonio Cañizares, con motivo de la festividad del Corpus Christi. El primero cree que existe una “fuerte tentación de declarar la muerte de Dios”, y Cañizares siente que su iglesia soporta “insultos, ofensas y agravios”, en un ambiente de falta de libertad religiosa y de “grandes ataques”. El cardenal primado estaba indignado ayer por una representación teatral por las calles de Toledo, el día anterior, según él con graves mofas a la Virgen.

Éste es el ánimo con que las principales figuras del catolicismo español han regresado de Roma, donde despacharon el lunes pasado con Benedicto XVI y la Curia (gobierno) del Estado vaticano. También departieron larga y amigablemente con el embajador de España ante la Santa Sede, el socialista Francisco Vázquez.

Noticia completa en: ElPais.com