Usando la religión para aterrorizar (islám)

No es un secreto que el periodismo, como profesión, está al nivel de abogados, vendedores de automóviles usados y vendedores piramidales.

No nos importa la mala fama. Es un precio bajo que pagamos para asegurar que puedas recibir las noticias, y que los que están en poder sean responsables por sus acciones.

Pero hay cosas peores que ser impopular. En unos lugares del mundo, el periodismo es una actividad mortal. Periodistas mueren en Irak, y muchas otras zonas calientes, cada año.

En Arabia Saudí, solo diciendo lo que piensas te puede costar la vida. Dos periodistas de un periódico Saudí, Abdulá bin Bejad al-Otaibi y Yousef Aba al-Khail han sido amenazados por un clérigo prominente Saudí. El jeque, Abdul-Rahman al Barrak, 75, ha exigido que los dos reporteros, que trabajan para el periódico Al Riyadh sean fusilados por apostasía.

¿Qué fue el pecado de los periodistas? Ellos escribieron que otras religiones, además de Islam, deben de ser consideradas como respetables.

Por lo visto, eso es suficiente para poner nervioso a un clérigo Wahabí frustrado.

Esto es solo otro ejemplo de la maldad de la región fundamentalista radical. En Arabia Saudí, Barrak no es un loco hablándose solo en una esquina. El es una parte respetada de la legislatura Saudí, escogido por el Rey Abdulá.

Quizás hasta más desconcertante es la falla del gobierno Saudí en responder a las suplicas de ayuda de los dos periodistas. La petición por su muerte va prácticamente sin ser reportada en los medios Saudí y el gobierno del Rey Abdulá quien mantiene silencio. Los periodistas, según el columnista Joel Brinkley, que escribe por sfgate.com, están aterrorizados.

Y tienen buena razón. Esto es el tipo de locura que pasa en lugares dominados por religiones extremistas. En Arabia Saudí, por ejemplo, un peluquero esta bajo pena de muerte por pronunciar una maldición religiosa en su peluquería.

Esperamos que los periodistas se mantengan a salvo, y esperamos que las autoridades desalmadas de Arabia Saudí los protejan.

Pero, en realidad, nos preguntamos: ¿Cuándo terminará esta sed por sangre? Ha sido casi 20 años desde que Salman Rushdie recibió una pena de muerte por escribir un libro. Ahora, vemos niñas y mujeres inocentes asesinadas por “honor”, directores de cine asesinados, muchas personas acosadas son exiliadas. Hay disturbios, asesinatos y saqueos causados por “ofensas”, y hasta más.

Es tiempo que el mundo se enfrente a esta intimidación religiosa. ¿Tienen influencia las naciones occidentales con una Arabia Saudí Wahabí la cual podenos usar para dominar estas prácticas barbáricas, que todavía ocurren en el siglo 21?

Fuente: El Standar (Utah, EE.UU.)

Añadir comentario

Buscan a pastor evangélico por abusos hacia niños

Hasta la tarde de ayer se desconocía el paradero del pastor evangélico Manfredo Jacobs, sobre quien pesan cuatro denuncias de abusos deshonestos cometidos contra niños que vivían en el Hogar Jerusalem, que el fundó. El fracaso de su captura, el martes, obedece a que posiblemente hubo fuga de información, según el Ministerio Público, MP.

Las cuatro víctimas, de entre 5 y 8 años, que residían en el Hogar Jerusalem, del que Jacobs es director general y fundador, denunciaron por medio de sus padrinos que eran víctimas de abusos deshonestos de parte de Jacobs.
Luego de pruebas psicológicas y médicas, los abusos fueron comprobados, y el martes, autoridades del MP llegaron con una orden de captura contra el pastor y para allanar el hogar, ubicado en Llanos Urbina, Cantel, Quetzaltenango.

Noticia completa en: elquetzalteco.com.gt

Añadir comentario

La vidente de las apariciones de El Escorial llamada a declarar por estafa

La vidente Amparo Cuevas, quien desde 1980 afirmó en numerosas ocasiones que la Virgen se le aparecía en un prado de la localidad madrileña de El Escorial y le dictaba mensajes, ha sido citada a declarar ante el juzgado por un presunto delito de estafa, coacciones y detención ilegal, entre otros.

Junto a la vidente deberán comparecer, el próximo mes de junio, un total de diez colaboradores, como consecuencia de la admisión a trámite de la querella presentada por la Asociación de Víctimas de las supuestas apariciones de El Escorial, de la que es portavoz Juan Carlos Bueno, uno de los familiares afectados.

En la querella, a la que ha tenido acceso Efe, se afirma que los hechos giran en torno a un fenómeno presuntamente religioso,”en el que unas personas valiéndose de esta situación se aprovechan” de otras “para desposeerlas de todo su patrimonio”.

Denuncian la actitud de la Iglesia

Los hechos comenzaron en octubre de los años 80, dicen los querellantes, “aprovechando el entusiasmo desatado por las peregrinaciones a Lourdes y Fátima, fenómenos estos sí de ámbito religioso y no espurio como el de El Escorial, y sobre la misma base inician una historia para intentar aprovecharse de la gente, en muchos casos con problemas psicológicos e incluso psiquiátricos”.

Comienzan, agrega la querella, cuando Amparo Cuevas dice que se le ha aparecido la virgen en la citada finca, y a partir de ahí, utilizando estas supuestas apariciones, las personas citadas a declarar “conseguían que los fieles donasen sus bienes a estas asociaciones, a cambio de promesas de redención, desposeyéndoles de todo cuanto tenían”.

Los querellantes denuncian también la actitud de la Iglesia, en este caso del arzobispado de Madrid, que, por un lado “niega categóricamente las apariciones marianas en Prado nuevo”, llegando incluso al punto de prohibir a los miembros de la curia acudir a las mismas para, sin embargo, “ver todos los días a sacerdotes apoyando estas manifestaciones“, que se vienen realizando los primeros sábados de cada mes.

Fraude a la Seguridad Social

Los servicios de la Inspección de Trabajo de Madrid detectaron hace un año fraude a la Seguridad Social, que afecta en total a 25 trabajadores, en dos residencias de ancianos propiedad de sendas fundaciones de la vidente de El Escorial, Amparo Cuevas, e iniciaron el correspondiente expediente sancionador.

La inspección realizada el 22 de mayo de 2007 y en actuaciones posteriores en las residencias situadas en las localidades de El Escorial y de Griñón, pusieron también de manifiesto que las supuestas religiosas que atienden a los ancianos y las residencias, no son tales a pesar de los hábitos que usan, sino que se trata de seglares.

Fuente: 20minutos.es

Añadir comentario