Miles de personas acuden cada año a un monasterio budista en Castellón en busca de la felicidad

Unas 6000 personas visitan cada año el monasterio que la comunidad de practicantes budistas Sakya Tashi Ling abrió en 2004 en Vall d’Alba (Castellón) con el objetivo de ayudar a personas de cualquier creencia a encontrar la felicidad mediante prácticas ancestrales de esta religión adaptadas a la sociedad actual.

En ella conviven actualmente once personas que, tras un periodo de búsqueda e insatisfacción, descubrieron una ‘filosofía de vida’ que les ayudó a ser más felices sin necesidad de renunciar a tener un trabajo, trabar relaciones o consumar un matrimonio.

Así lo explica Alfredo Lamas, de 41 años, casado en la Iglesia de Santa María de Castellón, residente en la capital de la Plana, postulante del monasterio y director de la Fundación Monjes Budistas de Castellón.

Fuente: http://actualidad.te … nasterio_2442350.htm Terra

Subvenciones “CristoFa” S.A. Así gastan el dinero los “libegales” en Madrid

Las subvenciones por inversión o mantenimiento adjudicadas por la Comunidad de Madrid en Abril huelen a cualquier cosa menos a “libegal”. Quien se quiera creer el cuento de la lideresa, en su derecho está. La comunidad que más desempleo ha creado en los últimos meses tiene una presidenta preocupada, además de en suceder a su jefe, en mantener “la fé” vía subvención en vez de gastar el dinero en acciones para recolocar parados.

Desde la iglesia evangélica Ejército de salvación hasta la Alianza Cristiana de Jóvenes o la UIVE - Guerreros de Cristo Rey, que en los últimos años ha recibido más de un millón de euros. ¿Estarán pagando los madrileños la limosna de la vocación de su presidenta?

Fuente: http://lacomunidad.elpais.com/lml Las Malas Lenguas

Añadir comentario

Hombres, caracoles, vino y una Virgen que hace llover

La “Romería del Llovedor”, en Castellote (Teruel), pequeña localidad al este de España, es un asunto de hombres.

Cuando medio mundo conmemora la fiesta del trabajador, el que hace unos años fuera un importante enclave minero se divide en dos para celebrar una tradición centenaria de un carácter pretendidamente religioso, pero objetivamente pagano a ojos de un extraño. De lo que no hay duda es de que la tradición es masculina porque esta fiesta del primero de mayo está reservada a los varones.

“Esta es una fiesta para los hombres, las mujeres tienen su propia romería (después de Semana Santa)”, se justifica Juan Carlos, madrileño de 43 años que ha sido amablemente adoptado por los paisanos de su esposa.

Muchos de los asistentes desconocen el origen de la fiesta, se limitan a explicar que se trata de un acto para pedir agua a la Virgen, en los años de sequía, o agradecer las lluvias en otros de pluviometría elevada.

La leyenda, explica Eduardo, un joven agricultor y ganadero de la zona, dice que a mediados del siglo XV los habitantes del pueblo fueron presa del hambre tras meses de cruel sequía que quemó los campos y les privó de alimento.

“Las mujeres y los niños estaban demasiado débiles y un grupo de once hombres subieron a lo alto del monte para pedir lluvia a la Virgen, la gracia les fue concedida y cada año desde entonces se celebra el ritual”, dice Eduardo.

Flanqueado por una pareja de monaguillos y un par de jóvenes que portan pesados estandartes bajo un generoso sol primaveral, el cura del pueblo recita un responso en latín recordando a los cofrades fallecidos mientras empieza a circular la primera ronda de vino dulce de mistela con cazalla.

El primer trago para algunos, para otros, los más jóvenes, el día empezó doce horas antes, con menos sol y rondas generosas de alcohol. Son las diez de la mañana cuando tres centenares de hombres despiden a madres, hijas o mujeres para emprender la que promete ser una larga jornada.

Apenas media hora de caminata y los cofrades realizan la primera parada al pie de la Ermita del Llovedor. El vino corre generoso en botas de cuero que van pasando de mano en mano, de boca en boca entre bocadillos del jamón serrano de una tierra tan desconocida como hospitalaria.

Una hora de almuerzo y una pequeña misa parecen poner fin a la primera parada, pero el camino vuelve a ser corto antes de la siguiente ronda en la que las cinco peñas que componen la romería toman posesión de improvisados campamentos en los que no faltan ni el vino ni la cerveza.

Turnos anuales de tres cofrades se encargan de servir un menú compuesto indefectiblemente de caracoles, judías de ayuno (blancas cocidas en agua) y conejo. La comida parece una excusa para beber. Vino, cerveza, aguardiente y café con whisky.

El cura y los monaguillos vuelven a salir de la Ermita seguidos de un pelotón serpenteante y cada vez con más síntomas de ebriedad. La siguiente parada, en un olivar en tierra arcillosa en la falda de la escarpada montaña, es otra ocasión para refrescar la garganta mientras los árboles se convierten como por arte de magia en improvisados urinarios. Los mayores cantan jotas y algunos de los jóvenes tratan de vencer la borrachera con una siesta imposible.

La romería vuelve a caminar. Esta vez se trata de un tramo más largo y escarpado por lo que la fila de varones se divide en infinitos grupos. Para animar el camino, las carrascas (encinas) se convierten en fuentes de vino. Un lugareño con una bota bien cargada hace de nube para unos cofrades siempre sedientos que tratan de acertar a colocar la boca justo debajo del chorro.

Cinco kilómetros de cuesta y unas cuantas carrascas más tarde el esfuerzo se ve recompensado con una chuletada en el “Pocico de San Juan”.

Los cantos suenan cada vez más desentonados y los cofrades son, ahora ya sí, de idéntica condición. Resta un tramo de otros cuatro kilómetros hasta el cementerio, donde los efectos del alcohol y el cansancio parecen desaparecer en un acto que despide un respeto asombroso.

Mientras honran a sus muertos, el visitante se da cuenta de que las apariencias pueden inducir a engaños.

A partir de este punto se suman muchos de los niños del pueblo, sólo varones, para encarar el último tramo de la romería, un empinado trazado de eses hasta otra ermita en el pueblo que se recorre con antorchas de fuego milagrosamente inofensivas pese a la dificultad para mantener el equilibrio de algunos cofrades.

En la entrada del pueblo, las mujeres reciben con velas a los hombres y les acompañan, ahora sí, todos juntos, al último acto litúrgico de la romería. Para algunos, el largo día ha terminado, pero decenas de hombres celebran todavía hasta bien entrada la madrugada la fiesta del llovedor acompañados ya de sus esposas, a las que llevan una ventaja considerable en lo que a fiesta se refiere.

Fuente: http://es.reuters.com Reuters

Añadir comentario

Esperanza Aguirre condecora al Opus Dei por su obra social en Madrid

La Comunidad ha otorgado la medalla de plata a la asociación “Desarrollo y asistencia” una ONG cuya labor en Madrid es calificada en la web del Opus Dei como “iniciativas de la obra” pese a estar subvencionadas por la comunidad y el ayuntamiento, según ha contado la Cadena SER.

Hasta seis convenios de colaboración mantiene esta ONG del Opus Dei con organismos públicos madrileños. Principalmente con el gobierno Aguirre; para ella gestiona el apoyo a los pacientes en tres hospitales públicos madrileños (El clínico San Carlos ,el de La Princesa y el Gregorio Marañon).

Presta servicios a residencias de mayores, centros ocupacionales y centros de educación especial. También ayuntamiento ha firmando un convenio con esta ONG para encargarse de la ayuda adomicilio de personas dependientes y de un centros de acogida municipal.

Además hace menos de de una semana la oposición en el ayuntamiento de Madrid pedía explicaciones después de que la empresa municipal de trasportes cediese gratuitamente a esta ONG los espacios publicitarios de 1000 autobuses para una campaña de información sobre voluntariado.

Según la información que facilita el Opus Dei en su Web en el capitulo “iniciativas de la obra”, el trabajo más destacable de esta asociación es el que realiza en los hospitales madrileños. Asegura que “esta asociación presta servicios de guía y asesoramiento para las personas que acuden a consultas externas y urgencias para proporcionales la información que soliciten”

Aguirre entrego ayer la medalla de plata de la comunidad de Madrid al presidente de esta ONG, el ex jefe del ejercito José Maria Sáez de Tejada, que comparte patronato en esta asociación con Luis Maria Huete, antiguo concejal popular en el ayuntamiento de Madrid.

Fuente: http://www.cadenaser.com Cadenaser.com

Añadir comentario

Imán pide el genocidio de todos los no-musulmanes como ordena el Corán

¡Los Sionistas (Judíos) y Cruzados (Cristianos)…los enemigos de Alá, los descendientes de monos y puercos… son la escoria de la raza humana, las ratas del mundo, los violadores de los pactos y acuerdos, los asesinos de los profetas, y sí, ¡son descendientes de puercos y monos!

Imán Al-Azhar Sheikh Muhammad Sayyid Tantawi,

Añadir comentario

A la hoguera por “brujas”

Dos mujeres de la región montañosa de Papúa Nueva Guinea fueron maltratadas, decapitadas y después quemadas por “brujas” tras un juicio popular, informó hoy la radio neozelandesa.

Seguir leyendo noticia

Una mujer estaba casada, tenía cuatro hijos y residía en Chimbu, mientras que la otra pertenecía a la Cordillera Occidental, era madre de un hijo y estaba divorciada.

Según dos testigos, los hechos ocurrieron esta semana en la aldea de Togoba, donde la familia de un taxista supuestamente asesinado, encabezada por el primogénito del muerto, acusó a las dos mujeres de haber matado al conductor con brujerías.

Las presuntas hechiceras fueron detenidas, encerradas en una casa y torturadas.

Halladas culpables del crimen y de otros que les atribuyeron, el jueves pasado el hijo mayor del taxista entró en la vivienda y las decapitó, para después incendiar la casa.

“Acabamos de regresar de allí, donde estábamos hace una hora. La casa todavía ardía y los cadáveres seguían en el interior. Toda la población presenciaba el drama”, declararon Paulus Tepra y Kuri Kuimbil.

Los asesinatos por supuesta brujería son frecuentes en zonas de Papúa Nueva Guinea, particularmente en las provincias de Chimbu y Cordillera Meridional.

Fuente: EFE

Añadir comentario

La religión bajo el microscopio

Dos millones y medio de euros para saber por qué los seres humanos siguen creyendo en
Dios. El montante se antoja excesivo por más que trate de resolver uno de los nudos
gordianos del pensamiento y la psicología modernas.

De todas formas, al menos no hay de por medio dinero público. Los dólares manan de una
fundación estadounidense, la John Templeton, especializada en los estudios que tejan una
relación entre la razón y la fe.

El responsable de gestionar esta pequeña fortuna es el Centro Ian Ramsay, satélite de la
Facultad de Teología de Oxford. A su cabeza, Justin Barrett, un psicólogo en tierra de
nadie de la polémica entre científicos cristianos y ateos que ha sacudido en los últimos
años la universidad británica. A Barrett han intentado atraérselo a su molino las dos
cabezas visibles de la controversia, el zoólogo Richard Dawkins –autor de ‘El espejismo
de Dios’– y su némesis, el teólogo Alister McGrath, autor de ‘El espejismo de Dawkins’.

Barrett, que no abandona ni a tiros su pretendida neutralidad, anuncia un proyecto
aséptico y desideologizado que tratará de indagar en los motivos por los que el ser
humano tiende a creer en Dios. Se trata de saber más sobre cómo dan forma nuestras
estructuras cognitivas a nuestras creencias. También sobre la forma que toman los
rituales religiosos y las plegarias y sobre la extendida creencia en una vida después de
la muerte.

La vocación de puente del proyecto se subraya con un certamen de becas para aquellos
expertos en genética, sociología o psicología que apliquen sus hallazgos a cuestiones con
dimensiones teológicas o filosóficas.

«Estamos interesados», dice Barrett, «en explorar exactamente lo que el sentimiento
religioso tiene de natural. Creemos que las creencias no son adquiridas sino más
naturales de lo que la gente supone. Y en segundo lugar trateremos de identificar cuáles
son las creencias religiosas más comunes y más fáciles de asumir por los seres humanos».

De todas formas, consciente de la polvareda que levanta el tema, uno de los ayudantes de
Barrett, Roger Trigg, lanza un interesante aviso a navegantes: «El debate sobre el origen
de la religión y cómo se ajusta a la mente humana ha desempeñado en los últimos años un
importante papel en la vida pública, pero nuestro estudio no probará ni desacreditará
ningún aspecto de la religión».
Proyecto multidisciplinar

El proyecto de investigación se extenderá a lo largo de los próximos tres años e incluirá
distintas iniciativas. Se celebrará un taller en Oxford en el verano de 2009 y un curso
de un año sobre la materia en el año académico 2009-2010 y se pondrá en marcha una página
web con recursos para la investigación en este campo. Alrededor de un millón de euros se
destinarán a la subvención de proyectos relacionados con la ciencia cognitiva de la
religión y como broche tendrá lugar un congreso final en Oxford en el verano de 2010.

El proyecto –en el que también participa el Centro de Antropología y de la Mente de
Oxford– combinará técnicas y científicos de distintas disciplinas de la neurociencia a
la biología evolutiva, pasando por la lingüística y la sociología.

La Universidad de Oxford se ha convertido en los últimos años en campo de batalla entre
quienes defienden la compatibilidad de ciencia y religión y de los científicos que
utilizando sus propias palabras quieren «romper el conjuro».

El comandante en jefe del segundo bando es Richard Dawkins, zoólogo y exacerbado cruzado
del ateísmo en el Reino Unido y fuera de él. Su libro ‘El espejismo de Dios’ ha excedido
los círculos académicos y ha provocado un aluvión de debate. En el otro bando, Alister
McGrath, que publicó ‘El espejismo de Dawkins’, tratando de rebatir los argumentos de su
colega. Será difícil que el estudio que ahora comienza zanje la polémica, pero al menos
proporcionará argumentos y premisas nuevas para un debate tan viejo como el ser humano.

Fuente: http://digital.el-esceptico.org/ El Escéptico Digital (ARP-SAPC)

Añadir comentario