Kentucky (EE.UU.) intenta que la Biblia sea enseñada en sus escuelas públicas

Es conocido que en los EEUU existe una clara separación entre iglesia y estado. Ese país, pese a contar con una mayoría de cristianos, no tiene confesión religiosa en su legislación. Ese fue el espíritu que los fundadores de la nación quisieron imprimirle, para dar a entender que todas las personas podrían convivir en armonía, independientemente de su credo. De esa forma, una de las enmienda de la Constitución de los EEUU dice claramente que no se puede enseñar religión en las escuelas públicas de los EEUU.

Pero los tiempos cambian, y ese espíritu de libertad y respeto a la forma de pensar del prójimo está cada vez más a la baja. De esa forma podemos leer que el Senado del estado de Kentucky aprobó una moción para que la enseñanza de la Biblia forme parte del currículo académico de las escuelas públicas de ese estado.

Esa medida permitiría al Departamento de Educación de Kentucky crear una asignatura cuya materia curricular sea exclusivamente la Biblia. De acuerdo con esta propuesta los estudiantes podrían elegir entre el Antiguo o el Nuevo Testamento. El senador Joe Bowen, el impulsor de esta enmienda, afirma que
la propuesta es educar en la Biblia, ya que ésta tiene un tremendo impacto en la sociedad occidental, y en particular en la cultura estadounidense. Conocer la narrativa, los personajes y las historias bíblica es un prerrequisito para entender nuestra sociedad y nuestra cultura, incluyendo la literatura, el arte, la música, la oratoria y la política.

Ampliar información en: La Ciencia y sus Demonios

Añadir comentario