Fundador de “Pare de Sufrir” acusado de lavado de dinero

El fundador de la brasileña Iglesia Universal del Reino de Dios, Edir Macedo, que en el Perú tiene programas de radio y televisión, además de numerosos templos en todo el país, fue acusado por el Ministerio Público de Sao Paulo de lavado de dinero.

Según informa el diario ‘La República’, las autoridades señalan que al año la “iglesia” en Brasil recauda US$ 765 millones, obtenidos de los “diezmos”o limosnas de sus seguidores.

El hermano Macedo, según la incriminación, usó dos empresas de fachada para sacar del país millones de dólares de donaciones de los “feligreses” liberados de impuestos, con destino a cuentas secretas en paraísos fiscales, y luego triangulados con dirección al sistema financiero brasileño.

Según el Ministerio Público paulista, este dinero era gastado por Macedo y los líderes de la “iglesia” para provecho propio, como suntuosas residencias, vehículos último modelo, joyas, ranchos, yates y otras vanidades terrenales.

“Para los fiscales, quedó comprobado que el dinero de las donaciones, en vez de ser usado para la manutención de los cultos, era desviado para atender intereses particulares de los denunciados”, informaron en un comunicado las autoridades brasileñas.

Macedo y otros nueve jerarcas de la “iglesia” que instituyeron el programa “Pare de sufrir” están relacionados con casos de fraude, falsificación, apropiación ilícita y explotación de la fe de millares de personas que confiaban sus bienes y dinero a cambio del supuesto alivio de sus enfermedades o desgracias personales.

De acuerdo con el influyente periódico ‘O Globo’, el Ministerio Público de Sao Paulo descubrió que Edir Macedo falsificó documentos para la compra o apropiación de emisoras de radio y de televisión. También se ha detectado que el creador del famoso programa “Para de sufrir” se dedicó a la recepción de bienes que pertenecían al crimen organizado.

El Ministerio Público de Sao Paulo ha documentado numerosos casos de explotación de la fe cometidos por la red del “obispo” Edir Macedo. Feligreses de las “iglesias” perdieron todo lo que tenían durante el periodo en el que asistieron a las “misas” en las que siempre los pastores les reclamaban “contribuciones” a cambio de que sus sufrimientos personales serían superados.

“Los fieles son forzados a entregar su dinero u otros bienes como exigencia para que sus males sean curados con milagros, lo que al final resulta completamente falso”, afirma la denuncia fiscal.

Fuente: perú.com

Enlaces relacionados:

- ¡Pare de Sufrir!

- En México los ateos se multiplican más que los católicos

Añadir comentario