El ejército israelí adoctrina en religión judía a sus soldados

Más de 3.000 soldados se han convertido al judaísmo en un programa del Ejército de Israel que busca abrirles la puerta a un país que lucha por su homogeneidad étnico-religiosa y resolver la discriminación de que son objeto.

Crisol de la sociedad israelí desde sus albores, los altos mandos militares han volcado todo su peso en una misión que, sin tener nada que ver en principio con las funciones del Ejército, aseguran que, incluso en el campo de batalla, se traduce en una mayor motivación. “Queremos reforzar el sentido de pertenencia, que entiendan qué significa estar aquí, por qué defienden al Estado de Israel”, dice el mayor Hezi Reuven, comandante del programa Netiv, literalmente Senda.

Concebido en 2001, pero funcionando sólo en los últimos tres años, el programa está destinado a miles de jóvenes israelíes que la ortodoxia judía no considera de esta religión, al no tener madre de ese mismo origen.

Noticia completa en: elalmeria.es