Sacerdotes acusados por reducción a la servidumbre

La Justicia investiga al Instituto Servi Trinitatis de La Pampa (Argentina). Castigaban a las pupilas si comían dulces, miraban vidrieras o consultaban al médico.

Sólo podían acercarse a una persona hasta un metro, para evitar el deseo sexual. Les prohibían comer dulces para no activar las hormonas que impulsan la voluntad. Las castigaban si miraban vidrieras, caminaban por una avenida o hablaban de temas ajenos a la religión. Hacían votos de pobreza y las obligaban a entregar hasta sus tarjetas de débito con su clave bancaria. Tampoco las dejaban abrazarse con sus familiares ni consultar médicos, porque “sólo Dios cura”.

Las dejaban estudiar únicamente 45 minutos por día. Los familiares de once jóvenes que estaban alojadas en el Instituto Servi Trinitatis (Siervo de la trinidad) de La Pampa denunciaron que dos curas españoles lideran una secta religiosa. La Justicia los investiga por el delito de “reducción a la servidumbre y defraudación”.

El juez de instrucción pampeano Carlos Flores ordenó una inspección ocular del centro católico, ubicado a dos cuadras del centro. “Les lavaban la cabeza a las jóvenes. Hay menores y chicas con bulimia y desnutrición. Pensamos que el instituto tiene vinculaciones con el Opus Dei, pero hasta ahora no lo pudimos confirmar”, dijo a Crítica de la Argentina Omar Gebruers, abogado de las once denunciantes, entre las que se encuentran familiares de las víctimas y ex pupilas del instituto.

Fuente: Crítica de la Argentina

Añadir comentario