El Vaticano podría cesar al obispo Reig si no retira el recurso sobre la Ucam

Los días de Juan Antonio Reig Pla al frente de la diócesis de Murcia -en realidad, como obispo titular- podrían estar contados si el prelado no diera marcha atrás en la cruenta lucha que mantiene con José Luis Mendoza por la titularidad en la Universidad Católica de Murcia (Ucam)y que le ha llevado a desobedecer, hasta en cuatro ocasiones, las órdenes directas de Añastro y la Santa Sede para que “dejara estar” la cuestión. La cosa ha llegado hasta tal punto que el Vaticano, a través del Nuncio de Su Santidad, Manuel Monteiro de Castro, ha hecho saber a Reig que, de no retirar de inmediato dicho recurso -que, a la larga, como adelantamos, podría concluir con la venta, pérdida o desaparición de la Universidad-, la Santa Sede tomará medidas. En último caso, incluso, hasta el punto de cesarle como titular de la diócesi de Cartagena-Murcia. Ojo: en último caso. Pero, dada la actitud del prelado, no se extrañen de que la situación termine en tragedia.

La prensa, hoy, nos ofrecen nuevos datos. Así, según cuenta en su edición de hoy La Verdad, el nuncio apostólico de la Santa Sede, Manuel Monteiro de Castro, comunicó días atrás al obispo Reig Plá que estaba desobedeciendo por cuarta vez al Vaticano, y que debía retirar el recurso contra los estatutos de la Universidad Católica que confieren la propiedad y titularidad de esta institución académica a la Fundación San Antonio que dirige José Luis Mendoza.

Según este diario, Monteiro de Castro le hizo saber a monseñor Reig Pla la postura del Vaticano sobre este conflicto, recogiendo el contenido de la carta del secretario de Estado de la Santa Sede, el cardenal Tarsicio Bertone. De hecho, Reig recibió días atrás una carta de la Nunciatura Apostólica sobre este particular escrita en términos duros. El titular de la Diócesis no piensa al parecer retirar dicho recurso, que fue admitido por el Gobierno regional en enero y que mantiene en suspenso dichos estatutos. El Ejecutivo autonómico, que dejó la disputa en manos del Vaticano, deberá resolver ahora.

Después de que el obispo presentara el recurso, al menos en dos ocasiones anteriores se supo que la Santa Sede y el nuncio le habían aconsejado que lo retirara, para circunscribir la controversia al terreno de la Iglesia. Monseñor Reig Pla está convencido de que la titularidad de la UCAM debe ser de la Diócesis, en cuanto que se trata de una Universidad de la Iglesia Católica. Cree en este sentido que el derecho español le da la razón por cuanto determina que las universidades sólo pueden crearse por una ley del Congreso o de los parlamentos autonómicos.

La legislación española determina que las universidades pueden ser públicas, privadas y de la Iglesia. Sobre esta base, el obispo apunta que le asiste la razón, según explican fuentes indirectas conocedoras del caso, ya que Reig Pla declina hacer manifestaciones. Esto supone asimismo que el Estado ejerce un mayor control sobre estas universidades.

Algunos expertos, apunta La Verdad, señalan que el caso de la UCAM es único en el mundo y que podría darse el extremo de que el obispo defienda el Estado español frente al Vaticano. Otros colectivos y académicos están con la tesis de Reig Pla de que la UCAM debe ser de propiedad de la Diócesis y estar sometida a un mayor control.

Del mismo modo, y según nos cuenta El Faro de Cartagena, José Luis Mendoza, presidente de la Universidad Católica de San Antonio de Murcia (UCAM), mostró ayer a la salida de la reunión del Consejo Interuniversitario su disconformidad a la decisión de Reig Plá, Obispo de la Diócesis de Cartagena, de recurrir la decisión del Vaticano sobre la titularidad de la UCAM.

A mediados del mes de abril, las autoridades del Estado del Vaticano resolvieron en favor de Mendoza el contencioso que éste y el obispo mantenían sobre la titularidad de la Universidad Católica. Tras la resolución del cardenal Tarzisio Bertone, secretario del Estado Vaticano, Reig Plá anunció que apelaría dicha decisión ante la Signatura Apostólica, máximo órgano de mediación jurídica en la estructura de la Iglesia Católica. Según declaró Mendoza, esta apelación “no da lugar”, y añadió que “sus razones tendrá, pero no procede”.

El presidente de la UCAM también señaló la contradicción en la que, a su juicio, está incurriendo el máximo representante en la Región de la fe católica, al recurrir dicha decisión del secretario del Estado Vaticano ante dos instancias: la primera, por vía Civil, interpuesta ante la Comunidad Autónoma. La segunda, por vía Canónica, es una apelación ante la Signatura Apostólica.

También recordó que en la carta que Bertone dirigió a las partes implicadas para mediar en el conflicto, cuyo contenido reveló en primicia elfaro, relataba que “la Diócesis de Cartagena no tiene responsabilidad civil ni directa ni subsidiaria” sobre la UCAM, y amparó su decisión en una normativa eclesiástica sobre universidades católicas.

En fin: que como comentábamos, el caso va para largo, para mal de la Iglesia murciana y de sus fieles. Cada día la cosa tiene peor solución.

Autor: baronrampante@hotmail.es