La bendición de un Belén genera un ‘conflicto diplomático’ entre el Obispado de Córdoba y el Ayuntamiento del PP

La bendición del Belén municipal generó ayer un roce diplomático entre el Obispado y el Ayuntamiento o, mejor dicho, entre los primeros y el concejal de Fiestas, Rafael Jaén. El edil del PP desautorizó en este acto -que se desarrolló en la capilla del colegio Santa Victoria- una convocatoria a los fotógrafos que el propio Obispado había realizado tres días atrás. Actuó así a pesar de que, según la información facilitada por la curia, el Consistorio “sabía que íbamos a hacerlo así, porque nosotros se lo notificamos de forma personal”. Sea como fuere, ambos entraron en un cruce de declaraciones in situ con objeto de aclarar una situación que alteraba en cierto modo los planes previstos. Jaén no quería que se inmortalizara un Belén que iba a tomar cariz oficial al día siguiente -hoy-, cuando el alcalde, José Antonio Nieto, asista a la presentación junto al presidente de la Agrupación de Hermandades, Juan Villalba.

Se armó el Belén, la popularísima cinta española de finales de los 60 que protagonizaba el actor Paco Martínez Soria, podría dar título a lo que ocurrió ayer en el colegio Santa Victoria, aunque más por su nombre que por la trama de la película. El edil invitó al prelado para solemnizar el final del montaje del Nacimiento municipal y una vez allí quiso echar para atrás una de las decisiones que el obispo tomó el viernes de la semana pasada y que “conocían”, según la Diócesis, en el Consistorio. Acto seguido, Fernández y Jaén abordaron el asunto por las controversias que había suscitado. El prelado no acababa de entender los motivos que esgrimía el concejal para prohibir las fotografías y el responsable de Fiestas, por su parte, se escudaba en que él tenía la última palabra al tratarse de un acto municipal.

Fuente: eldiariodecordoba.es

Añadir comentario

Añadir comentario

Fill out the form below to add your own comments

Datos de usuario





Añadir tu comentario