La policia investiga a la empresa Teconsa que gano siete millones de euros con la visita del papa

La visita de dos días del Papa a Valencia en 2006 sirvió a la trama Gürtel para intermediar en un contrato de siete millones de euros -más de la mitad fueron beneficios- que la televisión autonómica Canal Nou -dirigida entonces por Pedro García, un amigo de la red corrupta-, adjudicó a la constructora leonesa Teconsa. Los dueños de esta constructora eran, a su vez, amigos de Francisco Correa, con el que mantuvieron conversaciones comprometedoras que se han incorporado al sumario judicial del caso.

El contrato multimillonario que adjudicó Canal Nou consistía en poner altavoces y pantallas de televisión por diversas zonas de la ciudad de Valencia coincidentes con el recorrido previsto en la visita del Papa. Teconsa, experta en hacer carreteras y obras públicas pero sin ninguna experiencia en sonorización e instalación de pantallas de televisión en la calle, subcontrató los trabajos con empresas que, a su vez, eran clientes habituales de la red Gürtel.

La constructora leonesa pagó a las subcontratistas del servicio tres millones de euros y ganó casi cuatro millones. Un negocio redondo que el empresario leonés repartió con Francisco Correa y su red corrupta, que había amañado junto a Pedro García, según la investigación, el concurso de la visita del Papa de Canal Nou.

La policía ha seguido el rastro del dinero y se ha encontrado con que Teconsa derivó parte de sus ganancias en el contrato valenciano a una cuenta de Special Events (empresa de Francisco Correa) a través de dos ingresos de 200000 euros cada uno. Posteriormente, Correa se pagó las obras de reforma de su vivienda en Ibiza, que le hace Teconsa, mediante transferencias de dinero desde la cuenta de Special Events. Esta empresa paga a Teconsa por las obras con dinero que previamente había ingresado de la propia Teconsa por el reparto de los beneficios de la visita del Papa. Todo queda en familia.

El sumario del caso Gürtel incorpora ya un informe con todas las pruebas de este presunto tráfico ilegal de dinero. Ese informe sirve de base a la policía para pedir al juez Antonio Pedreira, que instruye el caso, la “imputación de José Luis Martínez Parra como administrador de Teconsa” por su participación en la adjudicación del contrato público “realizado de manera ilícita con la Radio Televisión Valenciana con motivo de la organización de la visita del Papa”.

La policía sostiene que Teconsa fue utilizada por la red corrupta como “sociedad pantalla” para así “solapar la realización real del acto por la organización de Francisco Correa y facilitando a este la ocultación de los fondos recibidos, cobrando por ello una comisión de 200 000 euros”.

El informe policial también da cuenta de la misma operativa con la constructora Begar, que supuestamente pagó un millón de euros a Correa por intermediar en un concurso de suelo en Boadilla del Monte (Madrid).

Los investigadores concluyen igualmente que Correa defraudó al fisco al menos 450 000 euros que pagó en Suiza como parte del precio de compra de su vivienda en Ibiza. La policía pide al juez que ponga en conocimiento de la Agencia Tributaria este supuesto fraude fiscal.

Fuente: ElPaís.com

Añadir comentario

Exmonja denunció a superiora por quitarle a hijo y evitar escándalo

La consideraban la más alegre del convento de las Hijas de María Inmaculada y Corredentora, en San Juan de Lurigancho, y en 2002 le encargaron la conducción de la granja de la congregación en Puente Piedra. Todo parecía caminar bien, hasta que en 2004 conoció a un joven aspirante a religioso, del que salió embarazada. Ella tenía 26 años; él, 17.

Fue entonces cuando Flor Navarro “vivió en un infierno”. Según su relato, la superiora María Carmen Aguilar Sullón la encerró y luego le arrebató el bebe. “’Ese hijo no lo vas a tener’, me decía. (Me encerraron) en una habitación sin hablar, sin reír los 9 meses (…) lo sacaron de mis brazos, no tenía fuerzas para nada”, comentó en declaraciones a ATV Noticias.

“La otra hermana me decía ‘Flor, cuídate, porque a la hermana hasta quiere aventarte por las escaleras para que pierdas ese hijo”, agregó.

El caso no quedó ahí e incluso llegó hasta el Vaticano, según un documento presentado por dicho canal. Ante ello, según otros papeles mostrados, la madre superiora habría hecho de todo para ocultar lo que Navarro considera un “tráfico de niños, con más de 5 bebes entregados”, versión respaldada por otros testigos. Aguilar Sullón habría intentado darle legalidad a la entrega de niños buscando firmas de consentimiento y testigos.

Afortunadamente, y una vez ya desatado el escándalo, Flor pudo tener de vuelta a su bebe. Este había sido entregado al hermano de un sacerdote, pero fue devuelto por orden su diócesis.

Ampliar información en: El Comercio.pe

Añadir comentario

Aquellas monjas destrozaron mi vida

“Me quedé embarazada con 15 años. Lo oculté todo cuanto pude. Sabía que mis padres me obligarían a abortar y mi novio y yo queríamos tenerlo. Pensábamos ir a vivir con su madre, que era viuda. Cuando ya no pude ocultarlo más, mis padres me llevaron a su médico de cabecera y les dijo que era muy tarde para un aborto”. En el octavo mes de embarazo, la trasladaron a la clínica Santa Isabel, en Valencia. Era 1965. “Di a luz en abril, una niña. Solo la vi un momento. Mi tía, que no podía tener hijos, quiso quedársela, pero las monjas la convencieron de que la dejara diciéndole que un día yo se la quitaría. Quería quedarme con mi hija, pero mis padres y las monjas lo impidieron. Decían que era una vergüenza. Jugaron con la vida de los demás. Destrozaron la mía”.

Vicenta salió de aquella clínica sin su hija. A los 22 años se quedó embarazada de nuevo. “Mis padres intentaron hacer lo mismo, pero yo ahí ya era mayor de edad, me casé y tuve a mi hijo”. En 1981 acompañó a su tía a la misma clínica a llevarse un niño. “Le dijeron que ella era muy mayor, pero que yo podía elegir niño o niña si quería”.

En 2000, cuando Vicenta cumplió 50 años, su tía le confesó que no era la única mujer de la familia que no podía tener hijos. “Me contó que mi madre tampoco, y que ella había hecho las gestiones para recogerme en la misma clínica en la que después me habían obligado a mí a dejar a mi hija. También me dijo que solían pedir 200 000 pesetas por niño”. Las monjas le dijeron que no tenían archivos y que aunque los tuvieran no se los iban a dar. “Quiero encontrar a mi hija para contarle la verdad. Sus padres no tendrían que enterarse…”.

Fuente: ElPaís.com

Añadir comentario

Las monjas de Zaragoza cambian su versión sobre la cantidad que les robaron y el origen del dinero

El robo en el convento cisterciense de Santa Lucía en Zaragoza, lejos de aclararse, está adquiriendo tintes de novela de intriga. A los interrogantes de qué hacían unas monjas de clausura con un millón y medio de euros en efectivo guardados en bolsas de plástico y quién los robó, se sumó ayer una nueva incógnita, el cambio de versión de las religiosas tanto en la suma sustraída como en su procedencia.

Las hermanas decidieron contratar los servicios del penalista Jesús García Huici a media mañana de ayer, cuando se vieron cercadas por los medios de comunicación. García Huici, además de encargarse de su representación, va a ejercer como portavoz ya que “dada su situación de clausura no están en condiciones de ofrecer información”, ha explicado a este periódico en conversación telefónica. El abogado se encargó de puntualizar ayer en los juzgados de la plaza del Pilar, a donde acudió para personarse en la causa y ampliar la denuncia, que las monjas nunca declararon que les fueran sustraídos un millón y medio de euros, sino que en la denuncia que presentaron el día 1 de marzo, concretaron que fueron 450.000. “En distintos tipos de billetes, no solo de 500”, ha apostillado esta mañana.

Las monjas también se contradicen a la hora de explicar el origen del dinero en efectivo. En su primera declaración alegaron que provenía de los “ahorrillos” de 40 años. El 1 de marzo, “seguramente alertadas de que semejante cantidad podría ser constitutiva de delito fiscal”, según una hipótesis de fuentes cercanas a la investigación, relataron que eran fruto de los ingresos por sus actividades de encuadernación y la venta de los cuadros de sor Isabel Guerra, la monja pintora. Ayer, García Huici también apostilló a la prensa que parte del dinero acababan de sacarlo del banco y tenían preparadas varias cantidades en efectivo para entregarlas como limosna.

Ampliar información en: ElPaís.com

Añadir comentario

Una monja roba 850 000 dólares a una universidad neoyorquina

Una monja católica encargada de parte de las finanzas de una universidad de Nueva York se ha declarado culpable de haber robado 850 000 dólares a la entidad para la que trabajaba y se enfrenta ahora a una pena de hasta 10 años de cárcel.

Marie Thornton, de 63 años y quien ejercía de vicepresidenta del departamento financiero del Iona College de New Rochelle (Nueva York), ha reconocido ante un juez de Manhattan que durante 10 años se apoderó ilícitamente de esa cantidad de dinero, según ha dicho hoy la fiscalía federal del Distrito Sur de Nueva York en su web.

Thornton ha señalado que desde 1999 y hasta mayo de 2009 se dedicó a crear facturas falsas a la universidad para hacerse los fondos de la entidad educativa, a la que también estafó con facturas de gastos personales como si se tratara de profesionales. Además, y entre otras acciones que destaca la Fiscalía, la religiosa también logró pagar las facturas de sus tarjetas de crédito personales durante años.

Ampliar información en: Público.es

Añadir comentario

Preferíamos dar al niño siempre recién nacido. Ninguno se nos hacía mayor (Monja de la Caridad)

Entre 1951 y 1970 fue la monja superiora de la casa cuna de Tenerife, un lugar que algunos niños que vivieron allí describen como “la casa de los horrores”. Hoy, a sus 96 años, sor Juana Alonso recuerda aquella etapa “con mucha ilusión y mucho cariño”. “Mientras estuve en Tenerife di a muchos niños en adopción, con todas las de la ley y todo el cariño que Dios nos ha puesto en el alma. ¿Está claro?”. Antes de que se le pregunte por el supuesto robo de niños que algunos de los acogidos en aquella casa cuna han denunciado, sor Juana responde: “¿Que vendíamos niños? Allí no cobrábamos nada. Yo pagaba hasta las partidas de nacimiento que había que sacarles luego. Pero de vender o traficar con niños nada de nada. No cobrábamos nada, si acaso nos daban unos pastelitos de regalo. ¡Lo demás son cuentos!”.

Sor Juana, monja hermana de la Caridad, admite que tenía un acuerdo con la vasca Mercedes Herrán de Gras, fallecida en 2002, a la que varias mujeres acusan del robo de sus hijos. “Lo teníamos muy bien organizado. Yo he ido más de una vez a Bilbao -donde Herrán de Gras tenía lo que las afectadas llaman pisos patera para madres solteras- a recoger a algún niño. Ella tenía madres que iban a dar a luz y de vez en cuando nos llamaba y nos decía ‘id preparando a los padres para que vayan a verlo’. Yo iba a Bilbao, los metía en el capazo y los traía a Tenerife, de avión en avión. ¡Qué trajín! Doña Mercedes también me llamaba cuando tenía algún compromiso y nos pedía un niño, y a veces también le decíamos: ‘Mujer, déjanos alguno’, porque nosotras teníamos también otra petición. Era una gran señora, muy buena cristiana, que trabajaba en la casa cuna de Bilbao. Ella misma había adoptado a su hijo. Lo había cogido de una mujer que le abandonó. Bueno, abandonar no se puede decir, pero mejor que abortarlo… Pero vamos, una gran señora. Los Herrán de Gras son muy famosos en Bilbao, en España y en todas partes”.

Ampliar información en: ElPaís.com

Añadir comentario

Un convento de monjas denuncia el robo de millón y medio de euros

El Cuerpo Nacional de Policía está investigando, bajo la coordinación del juzgado de Instrucción número 9 de Zaragoza, la desaparición de 1,5 millones de euros en efectivo denunciada el pasado lunes por las responsables del monasterio de Santa Lucía, una comunidad cisterciense femenina y de clausura que lleva casi medio siglo ubicada en el barrio zaragozano de Casablanca.

En realidad, el juez y la Policía indagan también el origen del dinero, ya que su tenencia en efectivo en una cuantía tan elevada resulta cuando menos llamativa al tratarse de una comunidad religiosa de este tipo. A los responsables de las pesquisas también les llamó la atención desde el primer momento que, según las afirmaciones de las propias monjas, la mayor parte del dinero estuviera en billetes de 500 euros y que lo guardaran en unas bolsas de plástico dentro de un armario.

Ampliar información en: elPeriódico de Aragón

Añadir comentario