Thursday, December 12, 2013

El exorcismo de Marta: posesión o enfermedad mental

El sacerdote de la ICAR José Antonio Fortea, “el exorcista de España”, expulsó a Zabulón, el último de los supuestos siete demonios que poseyeron a Marta (nombre supuesto) de una joven que empezó a sentirse mal, sin que los médicos encontrasen explicación, llegando a entrar en coma.

Tras el coma, algo extraño empezó a suceder en el cuerpo de la niña: al rezar junto a ella se ponía nerviosa, en la casa se produjeron poltergeist, una noche incluso supuestamente levitaba sobre la cama…
Marta contó que unos compañeros de colegio le habían lanzado un hechizo de sangre, de muerte, invocando a Satanás.

En el exorcismo estuvo presente un psiquiatra, el Dr. Gaona, que consideró que lo que había presenciado era un estado grave de histeria. En las tres horas y media que duró el exorcismo, refiere que no hubo todos los fenómenos que según la iglesia Católica deben producirse para considerar que se trata de una verdadera posesión del diablo:

- no hubo xenoglosia (hablar en lengua extrañas que desconoce)
- no hubo dermografías (marcas que aparecen en la dermis)
- no hubo poltergeist.

Marta mostró sólo una fuerza descomunal y cambios espeluznantes en la voz.
Fuente: Psicodelirium