Tuesday, December 29, 2009

Rouco Varel, ese ser absurdo (ICAR)

Rouco Varela, sin duda el personaje que mejor define el reaccionarismo español de todos los tiempos, nos convoca a una manifestación en favor de la familia tradicional. ¿Qué me está sucediendo? Mi esposa y yo hemos formado una familia de cinco hijos. Se trata de una familia que cumple perfectamente lo que se entiende por tradicional. Montamos el belén, algunos de ellos son creyentes porque han tenido la libertad de elegir, velan por sus mayores y juegan con los menores. Se buscan su propio futuro y, cuando tienen dudas, preguntan a sus padres. Leen y se informan, y espero que nunca olviden las fronteras entre el bien y el mal, entre la revuelta ante los poderosos y la ayuda necesaria que exigen los oprimidos. Tradicional, realmente.

Pero algo falla en el esquema de Rouco. Intenta defenderme de mí mismo. Pretende que mis hijos sean más tradicionales de lo que ellos creen ser. Una vez más la Iglesia católica, en manos de esos salvajes de la religión como Rouco, está cayendo en el pecado del orgullo. Rouco cree que su verdad es superior a la verdad común. Y, en consecuencia, se dispone a convertir al disidente en tierra de conquista. Así ha sido siempre en las religiones invasivas. Hubiera sido demasiado fácil integrar. Pero es que Rouco no pretende otra cosa que desintegrar. Prefiere la expulsión de los disidentes antes que acometer la humilde tarea de pensar. La lista negra es la plasmación de su espiritualidad.

Artículo completo en: el Periódico.com
___________________

Enlaces relacionados con Rouco:

- Preguntar a Rouco sobre el aborto

- Rouco, el protector de Losantos

- Que no se me acerque Rouco

- Rouco ataca la memoria histórica por trasladar la …

- Rouco acusa al ministro Bernat Soria de “corrupción …

Asesor de la UNESCO lamenta la postura de las grandes religiones sobre el cambio climático

El profesor y asesor de la UNESCO en asuntos medioambientales John Celecia afirma que la postura de la principales religiones monoteístas sobre la natalidad pueden llegar a resultar un lastre en la lucha contra el cambio climático por la incidencia que tienen en las políticas de control demográfico.

Celecia, pionero en proponer a las ciudades como sistemas ecológicos -a través del programa “El hombre y la biosfera” de la UNESCO- ha advertido en una entrevista con Efe que “la cuestión demográfica” se ha convertido en un asunto religioso, lo que perjudica la adopción de políticas de planificación con actuaciones de mayor sostenibilidad, tanto en lo económico como en lo medioambiental.

“Se ha de defender el control de la natalidad, pero es un tema que tiene que ser tomado con cuidado, el objetivo es el bienestar humano”, señala este experto, que considera que en el seno de la iglesia católica se ha producido un giro conservador a la hora de abordar la planificación.

“Hay una gran diferencia entre los papados de Juan XXIII, con los del polaco Juan Pablo II y el actual guardián de la fe, Benedicto XVI”, asegura Celecia, quien advierte que los posicionamientos de las religiones tanto la católica, como de otras confesiones, tienen gran impacto en el Tercer Mundo.

Para Celecia, que ha participado en Barcelona en una jornada sobre biodiversidad organizada por la UAB, “la ciudad puede ser muy compatible con la naturaleza, y de hecho, los movimientos ecológicos urbanos están superando a los de otros entornos, porque la gente está más sensibilizada con la ecología”, explica.

Informacióm completa en: Google noticias

La Farsa de la Religion

“El simple hecho es que la religiones deben morir para que la humanidad sobreviva, se esta haciendo tarde como para darnos el lujo de permitirles tomar las decisiones clave a la gente religiosa,a los irracionales, a aquellos que dirigen el barco del estado, no con una brújula sino por el equivalente de andar interpretando las tripas de una gallina.

La fe es hacer culto a la virtud del no pensar, no es como para presumir. Y aquellos que predican la fe y la permiten, y la elevan son nuestros amos intelectuales, manteniendo la humanidad esclavizada por la fantasía y la irracionalidad que ha engendrado y justificado tanta locura y destrucción.

La religión es peligrosa porque permite a los seres humanos que no tienen todas las respuesta, creer que si las tienen. La única actitud apropiada para que adopte el hombre en cuanto a los grandes interrogantes no es la certeza arrogante que ha sido el sello de la religión, sino la duda. La duda es humilde, y eso es lo que necesita ser el hombre, considerando que la historia humana es solo una letanía -Misión Cumplida- de equivocarse por completo.”

-Bill Maher
Religulous

Fuente: Inge Crusher

Enlace relacionado:

- Religiones: Una visión crítica

Monday, December 28, 2009

Religión católica, ¿la Europa de los kikos?

No. No era la misa de la familia cristiana. Era la misa de los kikos. Una vertiente pobre del Opus que parece que su único sentido es la reproducción desmedida y sin límites. Y ni si quiera defienden el modelo de familia “estándar” cristiana. Compiten por tener hijos como si de trofeos se tratase. Así que no, no era la misa de las familias normales creyentes, las de mi pueblo que van a misa. Era la misa de la iglesia más reaccionaria. Los kikos están por todo el mundo, pero “el Camino” está particularmente presente, en España, Polonia, Portugal, Croacia y Malta. ¿Les suena no? Esos países que encabezamos por el final las listas de casi todo en Europa.

¿Y sobre esto quieren construir Europa? El futuro de Europa, ha dicho Rouco, “su futuro moral, espiritual e incluso biológico pasa por la familia”

¿Por los valores de las familia de 14 hijos? No.

El futuro de La Unión se fundamenta en los valores de respeto de la dignidad humana, libertad, democracia, igualdad, Estado de Derecho y respeto de los derechos humanos, incluidos los derechos de las personas pertenecientes a minorías. Estos valores son comunes a los Estados miembros en una sociedad caracterizada por el pluralismo, la no discriminación, la tolerancia, la justicia, la solidaridad y la igualdad entre mujeres y hombres. (Articulo I-2 de la ConstitucIón Europea)

Lo siento Rouco, Kiko. A Europa no la vais a construir desde los púlpitos. La vamos a construir desde los parlamentos.

Fuente: En modo esponja Ana Aldea
Bajo licencia Creative Commons

Sunday, December 27, 2009

El Estado Vaticano debe firmar la Declaración Universal de Derechos Humanos

El pasado 10 de diciembre se celebró un nuevo aniversario de la proclamación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Cuando se consolidó en España la Corriente Somos Iglesia, hace ya trece años, se redactó un manifiesto de diez puntos basado en el documento original del movimiento Somos Iglesia y ampliado en algunos aspectos. El título de este manifiesto es “Por una Iglesia consecuente con la defensa de los Derechos Humanos” (puede leerse en www.somosiglesia.net) y en el primer párrafo dice lo siguiente: “Desde la Fe en el Evangelio trabajamos cada día para que nuestra Iglesia se entregue plenamente a la defensa de la dignidad humana, pero en ella todavía existen instituciones, normas y comportamientos que contradicen tal compromiso”

Resulta increíble que el Estado Vaticano aún no haya firmado la Declaración Universal de Derechos Humanos desde que se adoptó y proclamó el 10 de diciembre de 1.948 en la Asamblea General de Naciones Unidas.

No se puede oponer por parte del Estado Vaticano, que no es miembro de pleno derecho, pues sí que ha suscrito otros convenios como la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados, la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados, la Convención sobre los Derechos del Niño, la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial, la Convención para la protección de los bienes culturales en caso de conflicto armado, el Convenio de París para la Protección de la Propiedad Industrial, el Tratado sobre la no proliferación de las armas nucleares y los principales tratados de desarme y los Convenios de Ginebra.

Que el Estado Vaticano no haya suscrito la Declaración no es una cuestión baladí pues el artículo 1 de la misma indica: “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.” Si el Estado Vaticano firmase, debería inmediatamente acabar, entre otras cosas, con la discriminación milenaria a la que ha sometido a las mujeres, y debería acabar también con la estructura no democrática que ha mantenido durante siglos.

Es indudable que el siglo XX y los años que llevamos del XXI han mostrado como “signos de los tiempos” la incorporación de la mujer en igualdad de derechos a todos los aspectos de la vida social y política, la democracia como mejor sistema de gobierno de los países e instituciones, la libertad de expresión, el diálogo intercultural e interreligioso o la no discriminación por la orientación sexual. Son metas y objetivos deseables que la Iglesia acepta e incluso demanda para otros pero no vive dentro de ella.

Nos avergonzamos profundamente de que el artículo 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos sea más cristiano que la Iglesia a la que pertenecemos, pues lo que se propugna en él es la dignidad humana y el amor fraterno. El cristianismo no puede alejarse de la realidad de cada momento histórico y mantenerse anclado en una organización de otras épocas. Está en juego la credibilidad de una Iglesia que exige hacia afuera lo que ella misma no cumple con sus miembros.

El Concilio Vaticano II generó muchas expectativas sobre la renovación de la Iglesia, se abrieron puertas a una mayor colegialidad, a la participación de los laicos y a una apertura más amplia de la Iglesia hacia el mundo. ¡Cuántos grupos y comunidades de la Iglesia Católica viven su fe alentados por esa eclesiología que se ha ido desarrollando a partir del Concilio!

Sin embargo estos avances no se están traduciendo en cambios de fondo institucionales o del Magisterio de la Iglesia, por ello pedimos que el Estado Vaticano firme la Declaración Universal de los Derechos Humanos y que la Iglesia Católica actúe en consecuencia tanto en su estructura interna como en su compromiso en contra de la injusticia y a favor de la dignidad humana.

Fuente: terc3ra información

Saturday, December 26, 2009

Dawkins fue entrevistado por el comentarista conservador de FOX, Bill O’Reilly

Richard Dawkins fue entrevistado por el comentarista conservador de FOX, Bill O’Reilly y tengo que aplaudirle el tener los pantalones de mandar a O’Reilly a callarse la boca y dejarlo hablar. Fue buena la entrevista, especialmente cuando Dawkins le dice:

Es un pedazo extraordinario de lógica tergiversada en decir que como la ciencia no puede llenar algún hueco del conocimiento, entonces, tenemos que llenarlo con tu Cristianismo.

PZ Myers añade que otro punto contra este argumento, completamente absurdo, es que la ciencia por lo menos tiene la integridad de admitir que no lo sabe todo (pero si está trabajando fuertemente por entender lo que no conoce, lo cual es mucho más útil que esperar por una visión divina), mientras que los religiosos llenan ese espacio con su certeza cristiana. Es como ponerle una curita, la cual todos sabemos va a tener que ser arrancada eventualmente, cuando la ciencia entienda el suceso.

Los cristianos insisten en llamar a los científicos arrogantes, y no entienden que lo que es arrogante es decir que ellos tienen la verdad y que esa verdad es incuestionable.

Fuente: LIBERTAD DE LA RELIGIÓN
____________________

Enlaces relacionados:

- Buenas y malas razones para creer, por Richard Dawkins

- ¿Para qué sirven las religiones?