Wednesday, September 30, 2009

Día de la Blasfemia

Hoy, 30 de septiembre, es el Día Internacional de la Blasfemia. Organizado por www.BlasphemyDay.com, es una jornada mundial para recordar la necesidad de someter las creencias religiosas a la misma crítica que cualquier otro tipo de pensamiento o ideología, sin restricciones legales y sin temor a persecución.

La fecha fue elegida por ser el aniversario de la publicación de las caricaturas que mostraban el rostro del profeta Mahoma en el diario danés Jyllands-Posten. Al igual que lo ocurrido con Los versos satánicos, de Salman Rushdie, fanáticos musulmanes en todo el mundo se levantaron violentamente contra lo que consideraban un ataque a su religión, causando disturbios y muertes, y la respuesta de la mayoría de los líderes religiosos y seculares fue justificarlos, o criticar sólo los actos más extremos. (Las dos religiones más grandes del mundo, a fin de cuentas, coinciden en su defensa cerrada de la censura.)

En la mayoría (sino todos) de los países musulmanes, así como en varios países de mayoría cristiana, existen hoy en día leyes contra la blasfemia, a veces nunca invocadas, otras utilizadas con asiduidad y brutalidad. Irlanda se unió a este triste club recientemente, y en Argentina hay en estudio una “ley de libertad religiosa” que penaliza específicamente las agresiones verbales contra ministros religiosos, dándoles así un status privilegiado a las expresiones de fe, que no tiene ningún otro tipo de discurso público.

Noticia completa en: alerta religion
____________________

Enlaces relacionados:

- 30 de septiembre, Día Internacional de la Blasfemia La Corte de los Milagros

- Una día para la blasfemia Magonia

- Blog de Emilio del Barco

Monday, September 28, 2009

La visión atea y la ilusión religiosa

El ateísmo es visión; la religión es ilusión.

La afirmación del ateo de que después de esta vida no hay nada es demasiado dura para los esquemas mentales del creyente religioso. Este creyente, que ha asumido y aceptado como un hecho normal y natural la existencia de una vida ultraterrena, suele decir que sería muy triste que después de esta vida no hubiera nada, porque, ¿entonces para qué? Unas veces el creyente utiliza el término triste, otras, desilusión; otras, incluso, mierda, o desolador.

Si comparamos la visión atea con la ilusión religiosa, ésta gana porque genera unas expectativas fabulosas (literalmente: fantásticas): ¡una vida eterna! El creyente que ha vivido imbuido en semejante ilusión es incapaz de atisbar siquiera, mucho menos de comprender, la realidad del mundo, porque esta realidad supone una desilusión enorme para quien ha crecido creyendo en una vida eterna a la que sólo tendrá acceso cuando muera.

El creyente tiene derecho a pensar como quiera (aunque no se sabe qué piensa él, porque lo que dice pensar no ha sido pensado por él, sino que es una metafísica que ha sido configurada a lo largo de dos mil años y que él ha asumido sin más), pero el creyente, en este punto, tendrá que admitir sin concesiones que él se sitúa en un punto de vista mágico, religioso, prerracional e ilógico, en tanto que el ateo se sitúa en un punto de vista realista, racional y lógico.

El creyente (irracional e iluso) y el ateo (racional y realista) se oponen, por tanto, de la misma manera que el ser humano (mortal, etc.) se opone a la idea de Dios (inmortal, etc.): una oposición frontal, absoluta, pues uno representa lo contrario del otro.

Fuente: El Burdel del Delirio

Ritual judío del Yom Kipur: ¿Y qué culpa tienen los carneros y las gallinas?

Ha iniciado en Israel la celebración del ritual judío del Yom Kipur. Este ritual está basado en las prescripciones del libro de Levítico (tercer libro de la Biblia) capítulo 27 donde dice:

Empero á los diez de este mes séptimo será el día de las expiaciones: tendréis santa convocación, y afligiréis vuestras almas, y ofreceréis ofrenda encendida á Jehová. Ninguna obra haréis en este mismo día; porque es día de expiaciones, para reconciliaros delante de Jehová vuestro Dios. Porque toda persona que no se afligiere en este mismo día, será cortada de sus pueblos. Y cualquiera persona que hiciere obra alguna en este mismo día, yo destruiré la tal persona de entre su pueblo. Ninguna obra haréis: estatuto perpetuo es por vuestras edades en todas vuestras habitaciones.

También en el libro de Números capítulo 29:

“En el séptimo mes (el mes de Tisri) , el primero del mes, tendréis santa convocación; ninguna obra de siervos haréis; os será día de sonar las trompetas. Y ofreceréis holocausto en olor grato a Jehová, un becerro de la vacada, un carnero, siete corderos de un año sin defecto… y un macho cabrío por expiación; además de la ofrenda de las expiaciones por el pecado, y del holocausto continuo y de sus ofrendas y de sus libaciones.

Este texto deja ver algunos rasgos de caracter del dios Yahvé o Jehová muy peculiares, que me generan unas preguntas:

1. ¿Cuál es su afán de “destruir a la persona” que no haga este ritual? ¿Y su durante el Yom Kipur la persona simplemente se arrepiente de sus malas obras, igual será “destruida del pueblo?

2. ¿Qué culpa tiene el carnero, el becerro o las gallinas, que se usan en la actualidad en Israel, de los errores de los seres humanos? ¿Es esto justo?

3. ¿Qué es eso de que el olor del holocausto es “grato a Jehová”? ´¿Es un sádico frente al sacrificio animal?

Artículo completo en: BlogSin Dioses

10 razones para no creer en «la ciencia de la creación»

Tras la sentencia del “juicio del mono” varios estados del denominado cinturón bíblico de los Estados Unidos dictaron leyes para prohibir la enseñanza de la evolución en clase de ciencias. En realidad lo que se consiguió con esas leyes fue una bajada de la calidad de la enseñanza en ciencias en los EEUU. Pero el inicio de la carrera espacial cambia esa dinámica, los soviéticos lanzan el primer satélite y EEUU se ve obligada a realizar un esfuerzo científico y tecnológico para tomar la delantera. Eso lleva a que un incremento de inversión en ciencia y derogar las leyes contra la enseñanza de la evolución en todo el país. Esto no es aceptado por algunos grupos extremistas cristianos que, pretenden introducir una nueva enseñanza llamada “Ciencia de la Creación” en clase de ciencias, dotándola de una pretendida entidad científica. La idea parte del ICR (Institute for Creation Research) y el cuerpo curricular no es más que una interpretación muy particular de algunos libros de la Biblia.

En la web La Ciencia y sus Demonios muestran las 10 principales razones esgrimidas por los lectores por las que tal disciplina no puede ser considerada una ciencia:

Sigue en: La Ciencia y sus Demonios
___________________

Enlaces relacionados:

- Hoy el creacionismo genera miseria

- El loco, loco origen adventista del creacionismo moderno …

- El creacionismo ya es una asignatura legal en EE.UU.

- El creacionismo asoma de nuevo en España

- La teoría del Diseño Inteligente es religión, no es ciencia

Sunday, September 27, 2009

Tús creencias religiosas no son intocables

Hace unos días, respecto a una bosta que escribí en nolecuentes.com sobre el guateque que se arma cada día 28 en las inmediaciones de San Hipolito, recibí el siguiente comentario de un(¿a?) Angie:

Osea tu nota esta muy fuera de lugar
si de verdad quieres dar una cronica de
algo me gustaria que fuera
tal y como es, no metiendo tus
comentarios amarillista y super llenos
de sarcasmo, y me parece de muy
mal gusto varias de tus expreciones que
utilizas
en forma de burla hacia la creencia,
yo creo q si vas a hacer una cronica sea respetando
las creencias de cada quien,
no crees

A lo cual respondí:

No. Lo que yo creo que es que el derecho que tengo a decir las cosas como yo las veo, es superior a tu derecho a que no te ofendas por lo que escribo. En otras palabras, me voy a seguir pitorreando de lo que me parezca ridículo. Eso incluye tu comentario.

A lo cual me respondió:

Bueno pues asi como segun tu tienes el derecho
mas q nada de burlarte de la gente creyente,
asi la gente tiene el derecho
de creer en lo que quiera,
y yo tengo el derecho de creer sobre
ti que eres una persona
inculta, ignorante e irrespetuosa y
y si tu objetivo era hacer una
pagina informativa creeo q mas bien
es una pagina de “basura”.

Y a lo cual respondí:

En efecto puedes creer sobre mí lo que quieras pero ese tema es irrelevante. Lo único rescatable de tu exabrupto es que revela tu estrategia contraproducente de autoproclamada defensora de las creencias de los demás: llegaste aquí a decirme cómo escribir, yo te dije que tus sugerencias eran ridículas pues nomás estaban basadas en tu particular sentido de la ofensa. y enfrentada a tu propia incapacidad para seguir defendiendo las creencias de los demás, recurres al ataque personal (que ni me aflije ni me acongoja, en este caso, nomás me aburre -he recibido exabruptos menos infantiles en otros lados-).

Dices si tu objetivo era hacer una pagina informativa pero estás echando una mentira disfrazada de aseveración. Mi objetivo no es informar, para eso están las enciclopedias. Mi objetivo es transmitir lo que me encuentro, contando cómo veo yo los edificios, la gente, sus fiestas, en resumen, lo que me asombra y desconcierta. Si no te gusta mi visión de las cosas puedes irte a leer la página del Vaticano, pero no pretendas que voy a cambiar mi manera de escribir nada más porque ofende a una fulana a la que ni conozco (y que ni se me antoja conocer, a juzgar por la forma en la que escribes seguramente que caerías tan simpática como una patada en las bolas).

Eso último que reviré, no era lo que quería decir. Lo que quería decir era lo que viene a continuación y aclaro que no es para Angie, es para los que van por la vida pensando que las creencias religiosas, están provistas de protección y no se deben debatir.

Tus creencias religiosas (o las de cualquiera) no son intocables. Y ahí te va porqué.

En los últimos días hemos visto como personas,por los sesos inflamados de tanta devoción, han cometido crímenes.

A uno se le ocurrió usar un vuelo comercial como si fuera púlpito, y para asegurar que lo escucharan, hizo como que llevaba unas bombas. Su mensaje, decía, era una revelación de su particular amigo imaginario al que le rinde culto, y consistía en algo tan conocido que no se requiere de intervención divina para estar enterado. En México va a temblar.

A otro, más reciente, se le ocurrió meterse al metro y escribir su mensaje inarticulado en una pared. Cuando se le reconvino por eso, respondió a balazos, matando e hiriendo.

Hace algunos años, otros fundamentalistas, más motivados y mejor organizados, pero igual de irracionales, secuestraron unos aviones para irlos a estrellar contra edificios llenos de gente.

También, hace pocos años, más fundamentalistas, alegando estar mortalmente ofendidos por unas viñetas hechas por algunos dibujantes daneses armaron una campaña de odio contra Dinamarca y occidente. Como consecuencia de dicha campaña en Nigeria, musulmanes arremetían a machetazos contra cristianos.

En Estados Unidos, un estudiante demandó a su universidad por no dejarlo usar una playera que expresara su odio contra los homosexuales. Alegaba que era parte de su religión.

En este país, estamos gobernados por un señor, chaparro, que piensa que su idea de lo que es una familia, por lo que le enseñaron unas monjas en su infancia, es la única que merece ser amparada por las leyes.

Vivimos en un mundo donde mucha gente toma decisiones basadas en sus ideas religiosas. Muchas de esas decisiones afectan al resto de la sociedad, que puede compartir dichas ideas, o que puede no compartirlas.

¿Y dices que no hay que tocar las ideas religiosas?

Es una pésima idea no hacerlo.

Quedarse callado ante dislates religiosos, desde los que consisten en pararse a media avenida cada día 28 pensando que así se obtiene algún favor especial y sobrenatural, hasta las atrocidades que he mencionado más arriba, es la mejor manera de dejar que dichas atrocidades sigan ocurriendo.

Tu religión no es intocable.

Y te guste o no, estoy aquí, junto con otros, para manosearla. Aprende a vivir con eso.

pd. Los quejidos de Angie están mal dirigidos. En nolecuentes procuro mantener una irreverencia moderada. En otros lados no me contengo tanto.

Fuente: librepensar

Saturday, September 26, 2009

La ministra Salgado recuerda a los obispos que su lugar no está en la política

La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, ha afirmado hoy que los obispos deberían saber que su lugar es criticar desde un punto de vista moral las actuaciones que les parezcan oportunas, pero también tienen que dejar a los parlamentarios -que son los que representan a los ciudadanos- que aprueben las leyes. En declaraciones a la COPE, Salgado ha vuelto a insistir en su afirmación del pasado mes de junio sobre que la Iglesia “no sabe cuál es su lugar”, después de que los obispos denunciaran que el anteproyecto de ley del aborto es una “fuente envenenada de inmoralidad e injusticia” e instaran a los diputados católicos a rechazarlo con su voto.

Fuente: Sin dios