Friday, July 31, 2009

Dawkins: alto “sacerdote” ateo

El profesor británico, Richard Dawkins, es un destacado biólogo evolucionista que apoya abiertamente el darwinismo y el humanismo secular al tiempo que rechaza la religión.

Hay varios importantes exponentes del ateísmo en todo el mundo pero, si se pudiera hablar de un alto “sacerdote” del pensamiento racional y postura antirreligiosa, sería este autor y profesor de ciencia de la Universidad de Oxford.

En 1976, Richard Dawkins publicó “El gen egoísta”, sobre el papel de los genes en la evolución; un libro que lo lanzó a la fama y continúa causando gran sensación.

En éste, Dawkins propone que la supervivencia de los genes -y no de los organismos o comunidades- es lo que impulsa la evolución.

El libro también introduce al vocabulario científico el término “meme” como una unidad -análoga al gen- de transmisión cultural que se replica y evoluciona.

Fascinación con la mente

Aunque es un acérrimo creyente en el poder del método científico y la evidencia como el camino a conocer la verdad, el biólogo no excluye de la vida experiencias como la profunda satisfacción producida por el arte o de ser feliz y tener principios.

Lo que no acepta es el misticismo que suele acompañar la explicación de algo que aún sea desconocido para la mente humana o de los procesos que ocurren dentro del cerebro.

Según él, la actividad del cerebro, la interacción entre las neuronas, los cambios químicos son explicaciones mucho más fascinantes que simplemente definirlos como “es espíritu”.

Igualmente, la ciencia ofrece un camino más hermoso, más contundente y más completo hacia el conocimiento que la religión.

Destape

Por eso Dawkins concluye que los sectores más ilustrados, racionales e intelectuales de la sociedad no tienen más opción que ser ateos.

Sin embargo, afirma, mucha de esta población atea se encuentra dentro del “armario” por una u otra razón. Ya sea por temor al rechazo, amenazas o simplemente porque no ha habido oportunidad en la que pueda expresar abiertamente su postura.

Últimamente, Richard Dawkins ha empezado a fomentar el “destape” de sus adeptos. Una especie de militancia o activismo ateo que refleje sus números y compita contra las posturas religiosas y místicas que dominan la actividad política, económica, inclusive científica, de las sociedades.

El racionalismo científico debe organizarse y tomar fuerza para poder llenar los vacíos de la existencia humana, sostiene Dawkins. Una vez se imponga, se verá como una alternativa más satisfactoria para entender el mundo real, entender de dónde venimos, de qué se trata todo.

Fuente: BBC Mundo
______________________

Enlaces relacionados:

- ¿Para qué sirven las religiones?

- La ciencia y el método científico

Yo no necesito la religión en mi vida para ser moral…

Frase:Yo no necesito la religión en mi vida para ser moral… ¡Prefiero ser un ateo honesto y no un creyente hipócrita!

El comportamiento ético de un hombre debería basarse suficientemente en la simpatía, educación y los lazos y necesidades sociales; no es necesaria ninguna base religiosa. El hombre verdaderamente estaría en un pobre camino si tuviera que ser reprimido por miedo al castigo y por la esperanza de una recompensa después de la muerte.

Autor: Albert Einstein
Fuente: ciudadanodelmundo

______________

Enlaces relacionados:

- Divulgacion fisica. La enigmatica cena de Einstein en Barcelona

- Breve biografía de Richard P. Feynman

Wednesday, July 29, 2009

Los jóvenes españoles se declaran abiertamente ateos o agnósticos

El estado confesional español se pone en la cuerda floja en las jornadas que se celebran estos días sobre teología en la Facultad de Derecho de Santiago. El 46% de los jóvenes españoles entre 15 y 24 años se declaran ateos, indiferentes o agnósticos. En los últimos 25 años, las cifras de creyentes se han duplicado velozmente, en especial en la juventud. Estos son algunos de los temas de los que se hablan en el 30 Congreso Internacional sobre Sociología Religiosa. En él participan más de 600 sociólogos e investigadores de la religión de todo el mundo.

Bajo el lema Os desafíos no pluralismo religioso, desde el pasado lunes y hasta el viernes se debatirá en la capital la exculturalización en la pérdida de las raíces católicas que está sufriendo España. Los que más se empapan con esta nueva ideología son los jóvenes. En cabeza, se sitúan las comunidades del País Vasco, Cataluña y Madrid con un 63%, 62% y 58% respectivamente. Mientras que, por el contrario, contrastan los jóvenes de Andalucía, Castilla y León, Valencia o Galicia que se declaran mayoritariamente católicos practicantes o no practicantes con un 60%, 53%, 50% y 48% respectivamente.

Profesionales como el catedrático de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid Alfonso Pérez-Esgote afirma que, sobre todo, desde la década de los 90 los católicos practicantes abandonan sus posiciones ideológicas por otras más alejadas de la religión. Así, los ateos aumentan más y más, al igual que los indiferentes y agnósticos. De ahí que en 1965 sólo el 2% de los de españoles se declaraban no creyentes, mientras que en 2005 la cifra ascendió al 11,5%. En la actualidad, el porcentaje de no creyentes en cuanto a las generaciones más jóvenes llega al 46%.

Fuente: El Correo Gallego.es

Sangre y dogma

UNA mujer de 61 años, testigo de Jehová, murió desangrada en un hospital de Sevilla por su oposición, plasmada en un documento de últimas voluntades anticipadas, a recibir a una transfusión sanguínea a causa de sus convicciones religiosas. Supongo que a la mayoría de los lectores les resultará absurdo que en una sociedad como la nuestra, encabalgada en los adelantos científicos, una persona decida inmolarse a la salida del quirófano para no contrariar unos oscuros versículos del Levítico: “Estatuto perpetuo será por vuestras edades donde quiera que habitéis, que ninguna grosura ni sangre comeréis”. Pero así es.

Los testigos de Jehová no son los únicos en respetar, hasta el punto de dar la vida, una serie de extravagantes supersticiones. En realidad casi todas las religiones llevan consigo un aparato importante de tabúes inverosímiles o de dogmas no menos caprichosos que terminan creando un sistema moral cerrado y, por extensión, una ideología muy concreta. En algunos casos, a la vista de la insostenibilidad de ciertos preceptos, las religiones, al menos las más adaptativas, tratan de abrir una tercera vía para conciliar los dogmas con la ciencia o, cuando ya no cabe ni eso, recurren a una declaración de perdón con unos pocos siglos de retraso. En el caso del Darwin y los cristianos esa función intelectual de adecuar fe y evidencia recayó, entre otros, sobre Teilhard de Chardin que nos dejó una amplia bibliografía para abrazar el darwinismo sin contradecir las revelaciones.

El caso de la mujer fallecida en Sevilla es un caso extremo de hasta dónde puede llegar al respeto por una regla escrita en un libro de revelaciones e interpretada luego desde un fanatismo extremo. Pero en la vida ordinaria ¿en qué medida influyen las certidumbre dogmáticas en las decisiones civiles o técnicas? El otro día, la alineación del presidente del CGPJ, Carlos Dívar Blanco, en el grupo de los jueces antiabortistas, impidió que por primera vez en 29 años el consejo informara sobre una ley, la ley de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo. Hasta aquí nada que objetar. Es respetable que la mitad del consejo defienda una postura y la otra mitad la contraria.

Lo llamativo es que Carlos Dívar justificara entre los suyos el sentido de su voto por “convicciones religiosas” cuando el informe era de carácter técnico y jurídico. Mezclar creencias subjetivas en un informe de tanta trascendencia es un error sin paliativos, como mínimo de forma, pues contamina con presupuestos de fe las solidez de una deliberación jurídica.

Fuente: diariodesevilla.es

Friday, July 24, 2009

Francisco J. Ayala: “Los cristianos fundamentalistas usan la Biblia como si fuera un libro de texto de Biología”

El profesor de Ciencias Biológicas de la Universidad de California y experto mundial en Darwin, Francisco J. Ayala, ha criticado que los “cristianos fundamentalistas” lean la Biblia “literalmente”, algo que para él “no es consistente con la evolución”. “La barbaridad es que utilizan la Biblia como un libro de texto de Biología”, afirmó.

Desde el punto de vista de este científico y ex dominico, que considera que ciencia y religión son compatibles, “la lectura no literaria de la Biblia es el secreto para poder aceptarla, para poder ser religioso”, tal y como afirmó en una rueda de prensa acompañado por la doctora ad honorem del Centro Molecular Severo Ochoa, Margarita Salas, y el catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Oviedo, Carlos López Otín.

Los tres científicos, que participan en la Escuela de Biología Molecular ‘Eladio Viñuela’ Los avances en Biología Molecular y su repercusión en la Biomedicina de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), pusieron de manifiesto la importancia de Charles Darwin para la Biología Molecular actual.

López Otín apuntó que el naturalista inglés viviría con “satisfacción” y también “con curiosidad” el momento actual de explosión científica porque “sus ideas se han validado”. Tal y como indicó, los avances en Biomedicina y Biología Molecular “no son más que la corroboración de sus ideas expresadas en un momento en el que nada de esto se conocía, ni siquiera los conceptos de genes y genomas”, subrayó.

Ayala se refirió a la tradicional confrontación entre evolucionismo y creacionismo y consideró que “la confusión está en pensar que la Biblia enseña verdades científicas”, cuando “no es su propósito”, o creer, por otro lado, que “todo se puede explicar por la ciencia”.

En otro orden de cosas, López Otín se refirió a la que considera que será una de las “grandes aventuras moleculares” de los próximos años, el proyecto de los genomas del cáncer. Según apuntó, se trata del trabajo “más ambicioso que ha emprendido la oncología y la medicina”, ya que aspira a “definir el paisaje genético del cáncer en su totalidad”, con el objetivo de “definir nuevas dianas terapéuticas”.

Dificultades

Por otro lado, los tres científicos se refirieron a los factores que a su modo de ver interfieren en el desarrollo de la ciencia en España. Según Margarita Salas, “lo que hace falta es más presupuesto”, porque la inversión representa el 1,3 por ciento del Producto Interior Bruto, “mientras que la media de la UE de los 27 está en el 1,84 por ciento”.

“En España hacemos milagros con el dinero que tenemos”, recalcó Salas, quien añadió que “desde hace muchos años el país produce excelentes doctores que si quieren prosperar en la carrera científica tienen que salir al extranjero”, donde “se los rifan”.

Asimismo, Ayala aludió a “problemas estructurales” como origen de esta situación y aseveró que “el sistema de oposiciones español es tremendamente injusto, anquilosado y pertenece a una cultura anterior”.

Fuente: santanderciudadviva.com
________________

Enlaces relacionados:

- url=http://www.razoncritica.com/la-evolucin-hace-a-dios-innecesario-para-explicar-el-mundo-dice-francisco-j-ayala_1201.html]”La evolución hace a Dios innecesario para explicar el mundo”, dice Francisco J. Ayala[/url]

- Blog de Emilio del barco. Visión crítica de las religiones

¿Nos está matando la religión?

¿Nos está matando la religión? Éste es el provocador título del libro de Jack Nelson-Pallmeyer. El libro se centra en las conocidas religiones del libro, es decir, el Judaísmo, el Cristianismo y el Islam. Pallmeyer da una respuesta afirmativa a la pregunta que plantea en el título de su obra. Según él, tenemos un elefante en la cacharrería al que nadie parece querer prestarle atención. Pallmeyer argumenta que la religión se usa constantemente para justificar el uso de la violencia y esto no es un problema de malinterpretar los textos “sagrados”, sino, un problema intrínseco de los textos “sagrados”. A lo largo del libro justifica dicha afirmación recurriendo a los propios textos “sagrados” de las tres religiones ya mencionadas. ¿Estamos otra vez ante la obra de un ateo recalcitrante? La respuesta es no, y esto es lo que le da un valor especial al libro, Pallmeyer es creyente, cristiano, para más señas. Para evitar que la religión nos mate, Pallmeyer propone a los creyentes que hay que ser críticos con los textos “sagrados”, algo a lo que no todos los creyentes están dispuestos, y es que, sí se es crítico con una parte de los textos ¿por qué no serlo con las otras? Muchos creyentes piensan que la tesis de Pallmeyer son peligrosas para la religión, y es posible que tengan razón en este punto, aunque Pallmeyer trata de justificar que no existe ese peligro. Aquí es donde sus argumentos pierden fuerza, cuando intenta defender que el dudar de los textos “sagrados” es algo bueno, intenta convencer de que Dios no es ese Dios violento y vengativo que abunda en la Biblia y el Corán, sino que es un Dios bondadoso y todo amor, para ello se basa en “su experiencia personal” lo cual no sirve para mucho, siempre puede haber otro creyente que según su “experiencia personal” Dios sea de la forma A y no de la B.

No obstante es un libro interesante, por la pregunta planteada, por la respuesta que da a dicha pregunta, y por las firmes creencias religiosas del autor, lo cuál hace ver que aun siendo creyente se puede reconocer que la religión, sino nos está matando como defiende el autor, al menos, nos está creando muchos problemas.

Autor: Ismael Pérez Fernández
Fuente: Homínidos
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.