Thursday, May 21, 2009

La Iglesia Católica (ICAR) se revela anticristiana

Más de dos mil testimonios han confirmado lo que se temía: la Iglesia Católica, Apostólica y Romana irlandesa –¡al igual que las secciones del Vaticano en otros países!– ha ocultado durante decenios los delitos perpetrados por sus sacerdotes. Es más, la organización católica irlandesa “conocía el abuso endémico” al que fueron sometidos cientos de los 35000 niños que durante los decenios de 1950, 1960, 1970 y 1980 fueron internados en instituciones dependientes de la curia. Sin embargo, en lugar de separar y denunciar a los sacerdotes que delinquían, la curia centró todos sus esfuerzos en ocultar las barbaridades. Entre los fanáticos católicos la hipocresía es norma desde hace siglos.

El actual líder de la Iglesia Católica irlandesa, el cardenal Sean Brady, se ha declarado “profundamente apenado y avergonzado por el hecho de que esos niños sufrieran de manera tan horrorosa en nuestras instituciones”… Pero Brady no ha dimitido.

¿Tienen vergüenza los dirigentes de la secta vaticana?

Otras organizaciones, sean religiosas o de otra índole, con menos motivo que el ahora comprobado en Irlanda han sido declaradas nocivas.

¿Cuántas sevicias y abusos –no sólo sexuales, sino también sociales, económicos y políticos– ha perpetrado la Iglesia Católica española?, ¿por qué los vaticanistas españoles se niegan a pedir disculpas por la bendita guerra que apadrinaron al apoyar el golpe de Estado de 1936?, ¿por qué siguen arrogándose la representación de la ética judeo-cristiana pese a que sistemáticamente se burlan de las enseñanzas de Jesús el Nazareno?, ¿cuántos menores y cuántos adultos han sufrido y sufren graves daños morales por parte de esa secta?

INFORMACIÓN puntual del episodio en EL PAÍS y PÚBLICO.

Fuente: Im-Pulso
Bajo licencia Color Iuris