Saturday, August 16, 2008

La Iglesia y la democracia

Para la Iglesia siempre fue difícil aceptar la democracia republicana. Inspirada en el dogma de que todo poder viene de Dios y que los únicos gobiernos legítimos eran aquellos consagrados por el Papa, se opuso a los gobiernos republicanos surgidos de la independencia. Para ella, la teoría liberal de que la soberanía radicaba en el pueblo era simplemente una barbaridad, propia de herejes. Y por eso se negó a reconocer a los gobiernos independientes de España, a los que consideraba ilegítimos.

El primer enfrentamiento de la cúpula eclesiástica con el poder republicano se dio en nuestro país a los pocos meses de la batalla de Pichincha. Gobernaba entonces el general Antonio José de Sucre, en calidad de Jefe Superior del Sur de Colombia, quien debió enfrentar los ataques que desde el púlpito le hacía el Obispo de Quito Leonardo Santander y Villavicencio. Ese obispo, al igual que el actual arzobispo de Guayaquil, había nacido en España y creía que el gobierno republicano debía someterse a su autoridad. También vociferaba diariamente contra la independencia y a favor del rey Fernando VII. Un buen día, al manso y tolerante Sucre se le acabó la paciencia y dispuso que el obispo fuera capturado y devuelto a su país de origen. En nombre del “patronato republicano”, Sucre nombró en reemplazo del obispo defenestrado al patriota canónigo Calixto Miranda.

Un nuevo enfrentamiento hubo en tiempos de Rocafuerte. Lo provocaron los curas cuencanos Andrés Villamagán, Julián Alvarez y Vicente Solano, quienes dictaron excomunión contra unos periodistas guayaquileños que habían criticado los abusos de la Iglesia. El presidente consideró que esa excomunión atentaba contra la libertad de prensa, consagrada por la Constitución, por lo que ordenó el apresamiento y destierro del vicario capitular del Azuay, que creía estar todavía en tiempos de la colonia.

Villamagán, un activo político conservador, llegó a ser más tarde uno de esos curas–diputados que combatían en el Congreso contra cualquier asomo de liberalismo y cualquier idea que no fuera del gusto de la Iglesia. Pero quien más se distinguió en este campo fue el canónigo Julio María Matovelle, que en tiempos de García Moreno fuera senador y líder del bando conservador.

Tiempo después, ya muerto el Gran Tirano e instaurado el gobierno democrático del liberal–católico Antonio Borrero, Matovelle seguía clamando contra la libertad y haciendo loas a la tiranía. Escribió en su opúsculo “El catolicismo y la libertad”:
“La libertad nos fastidia, el despotismo nos hace falta: quien quiera implantar entre nosotros un sistema verdaderamente republicano, será la burla de todos; será considerado como un idiota, como un gobernante débil y apocado. Si nos dan la libertad, la arrojamos al fango del libertinaje: nuestras tradiciones, nuestros hábitos, nuestra poca cultura, nuestra falta de carácter, todo reclama la vara del despotismo.”

Hoy, más de un siglo después de esos hechos, el poder eclesiástico vuelve a enfrentarse al poder soberano del pueblo, en busca de imponer al país entero, a católicos y no católicos, una anticuada y absolutista visión del mundo. ¿Cuál será el desenlace?

Autor: Jorge Núñez Sánchez

Fuente: ElTelégrafo.ec (Ecuador)

Thursday, August 14, 2008

Apología del odio en boca de un comentarista “católico” (COPE)

Durante un programa de radio emitido en EE UU, un profesional de la información harto conocido en España ha declarado que Barack Obama es “una caricatura que no ha hecho nada en la vida” y que sus padres “fueron los primeros que lo conocieron y no votaron más por él”, en alusión a que fue abandonado…. Y sobre la mujer de Obama opinó que es una “arpía”, una “resentida” y una “negra profesional”.

El tipo, envalentonado, se declaró partidario de que EE UU invada Cuba y que Fidel Castro sea ejecutado mediante la horca, la silla eléctrica “o algo más humillante”. Inevitablemente, también fue satanizado Hugo Chávez, de quien comentó que “la evolución no es lineal, sino que hay altibajos y retrocesos”, redondeando semejante alegato con esta sentencia: “Es el patriarca de los homínidos que se están extendiendo por Latinoamérica”.

¿Quién es el autor de estas y otras frases tanto o más sorprendentes?: Federico Jiménez Losantos, conductor del programa matinal de la Cope, la cadena de emisoras de radio de la Iglesia Católica española.

Sin duda, las declaraciones de ese personaje son un ejemplo palmario de odio gratuito e injustificable… Cabe preguntarse si el odio forma parte de la didáctica católica: ¿Moverá ficha el presidente de la Conferencia Episcopal?

Fuente: Im-Pulso

Friday, August 8, 2008

Fumar y creer en Dios es lo mismo

Fumar y creer en Dios es lo mismo

Los que fuman creen que el cigarro les da tranquilidad y los que creen en Dios que Dios les da fuerza y tranquilidad, la realidad es que los que no fuman están más tranquilos que un fumador y los que no creen en Dios se sienten más tranquilos y seguros de ellos mismos que un creyente.

FUMAR
La tranquilidad de un fumador es consecuencia del nerviosismo de su mente pidiendo nicotina hasta que consume el ansioso cigarro repleto de nicotina que les da tranquilidad, sí, la nicotina crea adicción y muy fuerte, un no fumador nunca está nervioso por tener que fumar nicotina, la realidad es que un no fumador está más tranquilo que un fumador cuando fuma, a ver si lo entendéis fumadores creyentes de que fumar os tranquiliza, ¿si veis a un cocainomano pidiendo coca porque dice que la coca le tranquiliza, que le diréis? ¿que está enganchado a la droga, que esa tranquilidad no es real es una adicción? pues aplicaros las mismas palabras porque la nicotina produce el mismo efecto adictivo y espejismo de tranquilidad.

DIOS
La fuerza y tranquilidad de un persona es psicológica, hay varias maneras de producirse esa fuerza y tranquilidad, una de ellas es creyendo que Dios te da fuerza, es igual de viable creer que tu perro te da fuerza, la cuestión es creérselo, como el enfermo que le dan un dulce y le dicen que le curará y se cura, pero de tanto creérselo se autocura, el problema es que no crees en tu propia fuerza no eres consciente de lo que eres capaz, crees que te la da un ser exterior, tenes miedo de estar solo (sin dios), no crees en ti mismo, das la responsabilidad de los momentos de tu vida a un ser exterior, eso es una falta de responsabilidad, tu eres culpable de las buenas o malas acciones, si hay un genocidio:

1. ¿Dios está de vacaciones?
2. Sólo el ser humano puede detenerlo de la misma forma que lo inicia.

Tampoco entiendo porque los más creyentes son los que no tienen nada, si ven que no tienen nada y otros tienen de todo ¿no sería más lógico creer que dios les toma el pelo? ¿que dios está mas a favor de los otros? y los que todo les va de maravilla y creen en un dios que ayuda a todo el mundo ¿que pasó con más de la mitad del mundo que sufre cada día?

He conocido personas que dicen que Dios les da tranquilidad y fuerza para continuar y se quedan en casa esperando que Dios les guie, mientras he conocido otras que cada día se levantan haciendo lo que dios no hace, encontrando la fuerza dentro de ellos mismo que no les da ningún ser exterior, sino su propio pensamiento.

Las personas que no creen en Dios se sienten más fuertes, libres y seguras porque actúan según sus propios pensamientos creyendo en ellos mismos, pensar que son animales que cuando se mueran todo se termina les ayuda a apreciar la vida y no desperdiciarla, no quietos pensando que Dios si le da la gana ya te ayudará a ti u a otro y sobretodo, porque el no creiente razona, argumenta y busca la verdad y eso te hace sumamente más inteligente ante los sucesos de la vida al ser capaz de analizar para encontrar la mejor solución y acción.

Creer en un Dios todopoderoso no es tener fe, eso es falta de responsabilidad, pasotismo y comodidad, quienes tienen fe de verdad son las personas que creen en el ser humano, los científicos que dedican su vida a demostrar sus teorías, eso si es tener fe.

Y dejar de ser ignorantes, por que si Dios existe está claro que se olvidó de nosotros hace muchos años, si nos está castigando, es un vengador injusto, por qué los niños que nacen para morir de hambre o enfermedades no le han hecho nada, si Dios existe por qué deja que curas violen a niños inocentes, si Dios existe por qué dejó que mataran en su nombre y porque tenemos que creer en libros de hace miles de años cuando si se hubieran escrito hoy no nos creeríamos ni uno ¡Ignorantes irresponsables!

Y no, la frase “que cada uno crea en lo que quiera” no es válida, es una irresponsabilidad, gracias a que personas crean en lo que les da la gana miles de personas han muerto.

Creer no es malo, yo soy un gran creyente del ser humano, lo malo es que una creencia nos limite y nos vuelva ignorantes al ser partidaria de no argumentar y peor que se nos imponga desde pequeños en la escuela como me pasó a mi con la religión cristiana.

Si alguien enferma los que creen en Dios dirán que Dios le ha dado la enfermedad y si él quiere la curará los que no creen en Dios gracias a Dios buscaran un medicamento y gracias a ellos las personas viven más y mejor.

FUMAR Y CREER EN DIOS PERJUDICA LA SALUD, LA TUYA Y LA DE LOS DEMÁS

Fuente: Joan Planas
Bajo Licencia Creative Commons

Wednesday, August 6, 2008

Contestacion de Rafael Reig a un católico ultra que cita el código penal para denunciar el Orgullo Gay

Los creadores de la comparsa homosexual han reanudado la barbarie frente al libre albedrío religioso. Año tras año, exhiben una payasada colectiva con la locución de eslóganes procaces, toscos y vejatorios. Ha tornado esta repugnante tropa. Los cristianos, sus imágenes y ministros, se han convertido en el punto de mira. Cada año, las mofas, las blasfemias, el atropello público de los católicos a lo largo de la insoportable comparsa suben de tono. En la última celebrada, los vilipendios contra el cardenal Antonio María Rouco Varela lograron altos niveles de injuria, una clara incitación al desprecio religioso y una embestida a los sentimientos de los católicos. Son comportamientos sintetizados como desacato por los artículos 170 y 525.1 del Código Penal. Por esa razón, se ha acusado, ante la Fiscalía General del Estado, a los generadores de la vejatoria cabalgata. Además, siempre he afirmado, y seguiré reiterándolo, que la blasfemia es el arma de los cobardes.

CLEMENTE FERRER ROSELLÓ MADRID

Creo que lo lleva usted clarinete. Tengo a la vista un Código Penal y (corríjame si me equivoco) el artículo 170 trata del delito de amenazas y pone la condición de que sean creíbles. Gritar en una fiesta que uno va a quemar los templos no vale. En cuanto al 525.1, dice que: “Incurrirán en la pena de multa de ocho a doce meses los que, para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican”. Ahí puede tener más suerte, pruebe a ver si encuentra quién es el colectivo o individuo imputable. Recuerde, sin embargo, que el 525.2 añade: “En las mismas penas incurrirán los que hagan públicamente escarnio, de palabra o por escrito, de quienes no profesan religión o creencia alguna”, por ejemplo, los homosexuales, a los que usted falta al respeto por escrito.

Lo que no encuentro en nuestro Código Penal es el delito de desacato (creo que se eliminó en 1996, pero corríjame, etc.). Como mucho, sin tal nombre, subsistiría (art. 634) como falta (no delito) en la que incurren quienes “faltaren al respeto y consideración debida a la autoridad o sus agentes, o los desobedecieren levemente, cuando ejerzan sus funciones”, lo que está lejos de ser el caso.

¿Desacato? ¿Y por qué nadie que no sea un católico tendría que acatar a ese tal Rouco Varela? ¿Qué autoridad tiene sobre nadie que no se la conceda voluntariamente? Aunque existiera el delito de desacato, a la mayoría nos resultaría imposible cometerlo contra ese tipo, al que no tenemos por qué acatar (gracias a Dios).

Fuente: Público.es
Bajo licencia Creative Commons

151 preguntas que la Iglesia Católica debería responder

Si hiciéramos un ranking de los dementes manipuladores de mentes, los representantes de las iglesias, credos y sectas ocuparían el primero o segundo puesto y entre ellos, los representares del cristianismo y de la Iglesia Católica pasarían por ser los mas manipuladores de la historia de occidente.

Aquí se señalan unas 151 preguntas sobre el cristianismo y la iglesia católica, preguntas que demuestran la inconsistencia, contradicciones, anacronismos, mentiras, plagios, etc de lo que la iglesia católica pretende dar por verdad.

Estas preguntas han sido extraidas del libro de Pepe Rodríguez “Mentiras Fundamentales de la Iglesia Catolica”.

- ¿Por qué la iglesia mantenía hasta hace 2 siglos la pena de excomulgacion y prisión perpetua para el que tradujera la Biblia a otras lenguas vulgares?

- ¿Por qué si dios describió el Universo en el Antiguo Testamento (Pentateuco) no lo hizo como es realmente?¿Acaso no vivía en el cielo y lo conocía? ¿Por qué comete tantos errores? ¿Y por que su descripción del Universo es tan similar a la de los mesopotámicos, caldeos o egipcios? ¿Acaso la plagio?

- ¿Por qué Moisés es uno de tantos “salvados de las aguas”, como lo fueron antes Sargon, Krisna, Romulo y Remo, Perseo, Ciro, Habis, etc…?¿Tan poca originalidad tenia dios?.

- ¿Por qué también se copia en la Biblia el mito del diluvio que era un relato anterior sumerio? “Ciclo de Ziusudra”.

- ¿Por qué el Pentateuco tiene tantas contradicciones, errores y anacronismos?…si fue inspirado por dios…¿Por qué describe a Dios de maneras tan diferentes?. Fue escrito hasta por 4 autores y no por Moisés.

- ¿Por qué en el Antiguo Testamento se reconoce la existencia de dioses?

- ¿Por qué si ninguno de los profetas escribieron los libros que se les atribuyen, pueden tener estos alguna validez?…de ahí los anacronismos y las profecías a toro pasado…

Artículo completo en: Manipulantumente

Tuesday, August 5, 2008

La religión un una Barrera para la Prevención del VIH (SIDA)

Las religiones en el mundo se han constituido en una “barrera” para la prevención del retorvirus de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH) y el Síndrome de Inmunodeficiencia Humana (Sida), por lo que especialistas y organizaciones no gubernamentales demandaron a los líderes religiosos seguir las acciones en Pakistán en donde a través de los grupos de culto se ha promovido la prevención y atención de enfermedades de transmisión sexual.

Durante el panel ¿Es la religión un una Barrera para la Prevención del VIH?, Gabriela Rodríguez de la organización Afluentes, comento que en América Latina existe una proporción de 88 por ciento de la población que profesa la religión católica, en el caso de México la proporción suma 84.5 por ciento de la población y son los lideres de católicos quienes “encabezan la principal influencia negativa para la prevención del VIH”.

Explicó que los sacerdotes y las monjas o quienes profesan con mayor cercanía a los lideres católicos quienes han encabezado campanas en contra de la distribución de condones, otros preservativos o de anticonceptivos bajo el argumento de que “son pecado”.

Los especialistas como Purmina Mone, Ashok Row, Rubenf del Prado y Richard Eves, coincidieron en que las religiones debe también contribuir a contener la propagación del VIH y el Sida para lo cual “deben cambiar los viejos dogmas”.

Como parte de la XVII Conferencia Internacional de de Sida, efectuada en el Centro Banamex, Gabriela Rodríguez, indico que es por los jóvenes que las diferentes religiones deben asumir posturas para enfrentar el contagio del VIH.

“Los tabús” que se han propagado a través de os grupos religiosos “se han convertido en un obstáculo, en una barrera para que las campanas de prevención sean mas efectivas en el uso del preservativo.

Señaló que junto a ello lo políticos deben macar una clara distancia entre el Estado y sus propias concepciones religiosas.

Fuente: El Universal (México)