Sunday, August 31, 2008

La solicitud de apostasía deberá aceptarse en diez días

Apostatar consiste en renunciar expresamente a la fe de Jesucristo recibida en el bautismo, para ello es necesario instar a la jerarquía eclesiástica a que deje constancia de dicho rechazo en los registros bautismales. Entre las consecuencias que implica esta decisión el canciller Elisardo Temperán asegura que se le «privará de acceder a las exequias católicas», aunque se le podrá «enterrar en el cementerio». La persona que apostate no podrá recibir «ningún sacramento más» y para poder casarse habrá de lograr un permiso especial del obispo «quien resolverá caso a caso si concederlo o no». Tampoco podrá «apadrinar a ningún niño», según Temperán.

Antes de obtener la apostasía formal se suele instar al peticionario a mantener una entrevista para que exponga sus argumentos y conozca las consecuencias de su decisión. De todos modos, el interesado es libre de aceptar o declinar en este proceso ya que el rechazo no interferirá en el resultado del proceso.

Para formalizar la petición de apostasía basta con remitir al arzobispado de Santiago, acompañado de una fotografía con DNI, un escrito donde el firmante exprese su renuncia de pertenencia a la institución y reclame la cancelación de sus datos en el libro baustismal. Se trata de un proceso bastante sencillo. Además diez días después de haber enviado el papeleo se debería recibir una respuesta satisfactoria.

La Agencia Española de Protección de Datos tiene entre sus funciones, la de «velar por el cumplimiento del ordenamiento jurídico en lo relativo a los derechos de información, rectificación y cancelación de datos». Este ente se ha visto obligado a amonestar e incluso a amenzar con sanción al arzobispado de Santiago por no atender «debidamente» las peticiones de personas que pretendían abandonar la Iglesia.

Fuente: La Voz de Galicia.es

Saturday, August 30, 2008

Declaración de la Asociación Europa Laica ante el accidente de Barajas

Ante el accidente del avión de la compañía Spanair, en el aeropuerto de Madrid, el pasado día 20 de agosto de 2008

La asociación estatal Europa Laica traslada a las familias y amigos de las personas fallecidas, así como a las personas implicadas en el accidente del pasado día 20 en el aeropuerto de Barajas de Madrid, nuestro más sentido pésame y apoyo en estos momentos tan difíciles, con la esperanza de que la justicia pueda esclarecer la verdad de lo sucedido, que aunque no alivie el dolor, podrá servir para prevenir otras situaciones similares.

Lamentamos que diferentes confesiones religiosas, en especial la católica, con el apoyo inestimable y complicidad de los poderes públicos, trasgrediendo -gravemente- el principio constitucional de no confesionalidad del estado y la libertad de pensamiento y de conciencia, pugnen por realizar actos y liturgias globales de exclusivo contenido religioso. Condenamos que una vez más, la jerarquía católica protagonice, sin el mayor respeto y en su propio beneficio los funerales de despedida a las personas que han fallecido, como si todas ellas tuvieran una única creencia e ideología.

En nuestra opinión cada familia, como ya lo está haciendo, actúa en base a su propia conciencia, esperando que se estén respetando las creencias e ideas de las personas fallecidas.

Sería de desear que los poderes públicos, en todo caso y si lo estiman oportuno, organizaran, en cada ámbito, despedidas o funerales civiles, de acuerdo con las familias que así lo consideren adecuado, ello por respeto a la libertad de pensamiento y de conciencia de cada ciudadano y teniendo en cuenta los derechos cívicos comunes de la ciudadanía en general.

Madrid, 26 de agosto de 2008
Fuente: Asociación Europa laica

Creacionismo y responsabilidad

Sarah Palin es la candidata del Partido Republicano a la vicepresidencia de los Estados Unidos. Esto es lo que dijo hace tiempo sobre si se debe enseñar creacionismo junto con la evolución en las escuelas públicas:

“Enseñemos ambas; o sea, no tengamos miedo a la información. Un sano debate es muy importante, y muy valioso en nuestras escuelas. Defiendo que se enseñen ambas.”

Poco después suavizó su declaración anterior:

“Pienso que no debe haber una prohibición del debate si surge en clase. No tiene por qué ser parte del curriculum”

Muchos pueden pensar entonces que la actuación política de esta mujer sería inofensiva, pero resulta que sus respuestas son consignas muy típicas entre los partidarios del creacionismo del Diseño Inteligente, cuya actual campaña, bajo el lema Teach the controversy (”enseña la controversia”) pone estratégicamente énfasis en la idea de “sano debate”.

Por otra parte, he aquí lo que opina sobre el Diseño Inteligente Joe Biden, el candidato también a la vicepresidencia pero en el Partido Demócrata:

“No tenemos por qué ir por ese camino. Yo me niego a creer que la mayor parte de la gente crea en esta idiotez! (…) Hay un montón de gente asustada. No es coincidencia que exista un aumento del fundamentalismo en los últimos 30 años en todas partes, en todas, todas las confesiones. Es porque la gente está perdiendo el control de sus vidas. Están perdiendo el control. No piensan que ellos puedan influir en lo que va a ocurrirles. Y los más asustados de todos (alrededor de un 10% de esta gente) se vuelven hacia las respuestas más fundamentalistas. Pero eso no significa que el gobierno no tenga una responsabilidad, y los líderes tienen una responsabilidad, la de explicar una solución, un modo de librarse de esto”

Fuente: El PaleoFreak

Wednesday, August 27, 2008

Que no se me acerque Rouco

Con el espíritu aun conmocionado por la tragedia área ocurrida la semana pasada en Madrid, y más aun porque personas queridas han tenido relación con ella, con mi absoluto respeto a todas las víctimas, faltaría más, quiero manifestar muy en serio que si muero en tragedia aérea, marítima, terrorista o de cualquier otro tipo, no quiero que el cardenal Rouco (ni ningún cardenal) se acerque ni por asomo a mi memoria. Es mi derecho.

Pero parece que ya tenemos misa. Una misa a la que asistirán los reyes y algunos ministros. No se le quiere llamar funeral de estado y se duda si dejar o no espacio a otras religiones. De nuevo nos topamos con la invisibilidad a la que somos sometidos los ateos y el ateismo, que es percibido o bien como inexistente o bien como no merecedor de ningún respeto. ¿El estado sólo reconoce a los católicos o a las personas religiosas? ¿Y los demás? Si el estado quiere hacer un reconocimiento a los muertos, lo que debe hacer es un funeral laico en donde todas las personas, todas las familias, se sientan por igual reconocidos y, luego, que cada una haga su propio funeral religioso si lo quiere.

Se me puede decir que soy una exagerada, que un funeral católico, al fin y al cabo, no hace daño; que consuela a muchas familias, que la mayoría serían católicas etc. etc. A esto yo respondo que hay personas (ciudadanos con sus derechos) a quienes un funeral religioso con carácter estatal sí hace daño. Daño personal, porque mi familia, mis amigos y amigas, mis personas queridas y desde luego también yo misma, creemos que pocas instituciones son tan siniestras como la iglesia católica; que pocas instituciones, ideologías o creencias han provocado tanto sufrimiento como las iglesias. Y en lo que a mí respecta, llevo toda mi vida peleándome con la iglesia católica que si pudiera me haría arder en una pira: por izquierdista, materialista, atea; por feminista (defensora a ultranza de esa perversa ideología de género) y por lesbiana.

Si entre los muertos había alguien que compartiera conmigo alguna de esas características, que seguro que lo había, es terrible para su memoria que un personaje como Rouco Varela sea el encargado de honrarla de parte del Estado. Imaginen la situación de mi familia si yo hubiera fallecido en ese accidente. Por eso lo dejo por escrito, si muero en tragedia de cualquier tipo, por favor, que alguien se acuerde; quiero a Rouco Varela bien lejos de mi memoria.

Autora: Beatríz Gimeno
Fuente: ElPlural.com
Bajo licencia Creative Commons

Monday, August 25, 2008

La Inquisición del siglo XXI

En Santiago del Estero, un sacerdote católico y teólogo experto en la Biblia niega la existencia de Adán y Eva, el Edén, el Arca de Noé, el ángel Gabriel, la Torre de Babel, los estigmas. A través de libros, artículos periodísticos, seminarios, charlas y clases, difunde esas ideas desde hace unos 15 años. Ahora, el Vaticano lo sancionó: no podrá dar más clases en la universidad ni redactar artículos en diarios o conceder entrevistas periodísticas. El presbítero Ariel Alvarez Valdés aceptó la sanción, aunque dialogó con PáginaI12 y explicó sus creencias religiosas. Sostiene que sus afirmaciones están en sintonía con los dogmas de la Iglesia. Así, afirma que lo sancionaron por dar a conocer ideas ya aceptadas dentro de la propia Iglesia.

“El problema lleva 13 años y comenzó cuando el Vaticano empezó a hacerme algunas observaciones por artículos periodísticos que había publicado. Me dijeron que yo hacía apreciaciones erróneas, como negar la existencia histórica de Adán y Eva, las apariciones físicas de la Virgen María y la existencia del ángel que conversó con María, al que consideré un género literario”, relató el cura santiagueño.

Alvarez Valdés, de 50 años, hace 23 que es sacerdote. Se graduó como licenciado en Teología en Israel y obtuvo un doctorado en la Universidad Pontificia de Salamanca, España. Publicó varios libros sobre la Biblia y es miembro de asociaciones bíblicas de España e Italia. Como sacerdote, oficia misas en la parroquia Nuestra Señora del Pilar, en la periferia de la capital santiagueña. Y es profesor de la Universidad Católica de Santiago del Estero (UCSE).

“Yo creo en la doctrina de la Iglesia y es una paradoja lo que me han hecho a mí. La Iglesia enseña que los primeros capítulos de la Biblia no son hechos históricos. Son relatos para transmitir enseñanzas. El paraíso terrenal nunca existió, la víbora nunca habló con Adán y Eva, y ellos no existieron, me enseñaron y ahora no me dejan enseñar ese conocimiento”, se quejó el sacerdote. Y amplió: “Los estudios bíblicos han avanzado mucho. Hoy se sabe que el Arca de Noé nunca existió, que es un cuento para hablar de la justicia divina”.

La resolución de la sanción fue firmada por el cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado del Vaticano. “Yo voy a acatar la decisión de la Iglesia, no voy a dar más charlas, me retiraré de la docencia y solamente celebraré los sacramentos en Santiago del Estero”, dijo Alvarez Valdés. Pero lamentó que la Iglesia “invirtió mucho dinero y tiempo” en su capacitación y ahora le prohíben divulgar lo que le enseñaron. “Muchos de estos conocimientos no llegan a la gente porque quedan encerrados en libros técnicos de la Iglesia”, explicó.

–Si usted no contradice las creencias de la Iglesia, ¿por qué lo sancionaron? –le preguntó PáginaI12.

–La mayoría de los biblistas sostienen lo que yo digo y enseño. Por eso, me parece que el castigo se debe a que divulgué esos conocimientos a un público amplio –afirmó.

En 2001, el sacerdote ya había sido apercibido por la Santa Sede. Y tuvo que retractarse. Seis años antes había sostenido que el infierno no existía y, además, que las supuestas posesiones demoníacas eran en realidad enfermedades. “El Vaticano me obligó a retractarme en otras oportunidades y ahora me sancionó con esta medida por la que no puedo enseñar”, recordó.

Cientos de fieles y alumnos de la UCSE marcharon ayer a la Iglesia Catedral de Santiago del Estero en rechazo de la sanción aplicada al presbítero. El Obispado instó a Alvarez Valdés “a revisar su actitud”. Y limitó la participación del sacerdote “en la organización y uso de medios de comunicación social, incluidos Internet, ya sea a través de escritos, grabaciones, filmaciones y cualquier otro tipo de soporte”.

Fuente: Pagina12 (Argentina)

Sunday, August 24, 2008

Enseñar la evolución en clase de Biología en Florida (EEUU): una tarea nada sencilla

“En Febrero, el Departamento de Educación de Florida modificó sus estandares para requerir explicitamente, por primera vez, que las escuelas públicas estatales enseñansen la Evolución (…) Pero en una nación donde el protentantismo evangélico, y otras tradiciones religiosas, enfatizan una lectura literal de la descripción bíblica de un Dios que creó individualmente cada especie, los estudiantes a menudo llegan a clase temiendo que la evolución, y quizás la ciencia misma, sean hostiles a su fe.

Noticia completa en: New York Times