Wednesday, July 30, 2008

Algunas frases gloriosas de creacionistas «científicos»

Por último, en este momento quedas advertido que si insistes en blasfemia contra Dios, serás visitado. Ponlo a prueba y se te van a quitar las ganas de tanta chulería.

Cualquiera pensaría que esta frase está sacada de un blog sobre religión o sobre la mafia. Pero no, proviene de un blog sobre ciencia, concretamente de una discusión sobre la redundancia del ADN y el papel de las mutaciones aleatorias en la evolución.

Todos los que hayan tenido la desagradable experiencia de discutir con un fundamentalista que se etiqueta de creacionista científico, habrán comprobado que no hay argumentación lógica ninguna en su discurso. En realidad no existe ni siquiera discusión, porque aunque te parezca que llevas varios días siguiendo un hilo argumental determinado, al acabar te sueltan exactamente la misma frase que al principio, independientemente de lo dicho en 200 comentarios. Tú has estado argumentando, pero ellos no han leído lo que has puesto, solamente han soltado los mismos tópicos repetidamente, solo tópicos y dogmas de fe.

Por un lado es lógico, dado que su disciplina -el fundamentalismo religioso- funciona mediante dogmas, sus reuniones consisten en que un predicador dice las cosas a un volumen muy elevado. No están acostumbrados a razonar, sino a gritar aseveraciones. Creen que si repites muchas veces “amo a Dios”, lo amás cada vez más, y si gritas contínuamente “yo no provengo del mono”, la aseveración se vuelve una realidad. Si alguien grita “viva el demonio”, el proceder más adecuado es no escucharle, no caer en la tentación e ignorar el mensaje subversivo. Es su forma de vivir, su forma de creer, su forma de ver el mundo. Por supuesto, cada uno elige el camino que desea, hasta ahí nada que objetar.

Artículo completo en: ¿QUË ME ESTÄS CONTANDO?
Bajo licencia Creative Commons