Saturday, June 28, 2008

Nuevo descubrimiento prueba la existencia del “gen egoísta”

Un nuevo descubrimiento de científicos de la Universidad de Western Ontario proporciona pruebas concluyentes que apoyan décadas de aceptación del evolucionismo. Desde que el famoso biólogo británico Richard Dawkins ( “El espejismo de Dios”) presentara el concepto de “gen egoísta” en 1976, científicos de todo el mundo han considerado esta teoría como una extensión natural a la labor de Charles Darwin.

En el estudio del genoma, la palabra «egoísta» no se refiere al adjetivo sobre los humanos, que los describe de egocéntricos, sino más bien el comportamiento de tendencia ciega de los genes que esperan continuar su existencia en la próxima generación. Irónicamente, esta’ tendencia ‘egoísta puede parecer cualquier cosa menos egoísta cuando el gen avanza de forma abnegada e incluso con el auto-sacrificio.

Por ejemplo, en una colonia de abejas productoras de miel, un complejo sistema de reproducción social se describe como un “super-organismo”, las abejas obreras son estériles. La abeja reina es seleccionada y desarrollada por las abejas obreras, y no es esteril.

Debido a que el gen ‘egoísta’ controlando la esterilidad de las trabajadoras nunca ha sido aislado por los científicos, la comprensión de cómo el altruismo reproductivo puede evolucionar ha sido totalmente teórica - hasta ahora.

Trabajando con Peter Oxley, de la Universidad de Sydney en Australia occidental, el profesor de biología Graham Thompson, por primera vez ha aislado una región del genoma de la abeja de miel que alberga estos genes ‘egoístas’ en las abejas trabajadoras.

Esto significa que el gen “egoísta” existe, no sólo en teoría sino en la realidad. “No sabemos exactamente qué gen es, pero nos estamos acercando.”

“Esto básicamente proporciona una validación del cuerpo de la socio-biología”, dice Thompson, que añade que la terminación de “Honey Bee Genoma Project” en 2006 fue crucial para este descubrimiento.

Fuente: e! Science News

Lo que son las religiones

TODAS LAS RELIGIONES, SIN EXCEPCIÓN, PECAN O HAN PECADO DE SER

1. Violentas.

Ayer el Cristianismo, hoy el Islam. Tienen la muerte como premio y como castigo. Zánatos

2. Irracionales.

Por imposición. No pueden ser de otra manera. Sus convicciones no responden a criterios racionales o de sentido común.

3. Intolerantes.

Intransigentes porque están en la verdad. Cada una es la “verdadera” religión.

4. Racistas.

La religión aliada de las razas superiores. Europa respecto a Africa y América. Los árabes hacia los cristianos donde son mayoría (hasta llegar a la persecución y esclavismo, v.g. Sudán). Racismo hacia fuera y hacia dentro. Estratos superiores y estratos inferiores de santidad. Castas. Jerarquías. Consagrados… (1)

5. Tribales.

¡Y cómo, hoy día, dentro por ejemplo del protestantismo! Pero ¿qué son sino tribus las congregaciones y las órdenes religiosas? ¿Y qué son las castas sacerdotales dentro del hinduismo?

6. Fanáticas.

Ciegas, recalcitrantes, intolerantes, intransigentes, exaltadas, sectarias.

7. Ignorantes.

Por acción y por omisión. No toleran la investigación. ¿Qué sucedió con el florecimiento de los estudios bíblicos tras el Concilio Vaticano II a la llegada de JP-2? ¿Qué decir de los más de 500 teólogos expedientados por el mismo santificable personaje? Y, por otra parte, ¿cuál es la cultura religiosa de la inmensa mayoría de los fieles?

8. Hostiles a la investigación y a la ciencia.

Especialmente en aquellos aspectos que desmontan creencias. ¿No se ve una y otra vez la reacción de la jerarquía respecto a los avances científicos que contradicen cualquier credo?

9. Humillantes hacia la mujer.

La religión, producto del macho. Consiguiente sometimiento, preterición, dejar de lado… a la mujer.

10. Coactivas con los niños.

Los niños, carnaza fácil para la inmersión crédula, mentes en blanco que todo lo admiten, seres indefensos y receptivos a cualquier cosa que provenga de la autoridad. ¿No hemos visto todos las escuelas coránicas y el modo tan pedagógico de enseñar el Corán? ¿Y no era así la Iglesia católica hasta hace bien poco?

11. Destructivas.

Siempre esperando el fin de este mundo concreto, anunciándolo, amenazando con él… De tal modo que hacen teología sobre juicios, catástrofes, fines del mundo, algo que en el fondo desean. Lo llaman “el sentido escatológico de la vida”. Toma allá.

12. Codiciosas de los bienes de la tierra.

Acumuladoras de poder y riqueza temporales “para mejor anunciar el Reino”. La desmesura de los bienes eclesiales en la actualidad es un pálido reflejo de lo que fue en otros tiempos.

13. Alentadoras de la brujería y de la magia.

En un principio brujos y chamanes que “conocían” el curso de las estrellas, predictores de eclipses e intérpretes de los signos zodiacales. Lo que hoy día son los horóscopos de cualquier hoja destinada a consumo de minutos, era en otros tiempos feudo de los sacerdotes. Como resto putrefacto de todo ello, el mantenimiento interesado de los milagros.

(1) Un claro ejemplo de racismo lo percibo en mi suegra, mujer de misa diaria pero no de homilía, dependiendo de quién celebre. Si el celebrante es sudamericano, automáticamente echa el cierre a sus oídos: “Èse no tiene nada que enseñarme a mi”. Es más, le dice a su hija que otro día no la lleve a esa hora a misa.

Fuente: Humanismo sin credos