Tuesday, June 24, 2008

Gobierno reforzará el Estado laico con una nueva Ley de Libertad Religiosa

El secretario de Estado de Justicia, Julio Pérez, ha dicho hoy que el Gobierno reformará la Ley Orgánica de Libertad Religiosa, que data de 1980, para ‘reforzar la laicidad del Estado’ y establecer garantías para el ejercicio de la libertad de conciencia.

Así lo ha indicado Pérez, quien ha participado junto al secretario federal de Política Municipal y Libertades Públicas del PSOE, Alvaro Cuesta, en la inauguración del Seminario ‘Laicidad y democracia’, organizado por la Fundación Pablo Iglesias, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

El secretario de Estado de Justicia ha recordado que el Ejecutivo reformará la Ley Orgánica de la Libertad Religiosa para ‘adaptarla a la realidad española que ha sufrido una profunda transformación en estos veintiocho años’.

La reforma, según Pérez, permitirá reforzar la laicidad del Estado y superar ‘algunos obstáculos que se han encontrado para una efectiva y real igualdad por motivos de convicción’ mediante el establecimiento de garantías para el ejercicio de la libertad de conciencia.

La laicidad que se busca ‘no debe ser entendida contra nadie’, sino que está dirigida a profundizar en la neutralidad de los poderes públicos en sus relaciones con las confesiones religiosas y la consecución y promoción de una real y efectiva libertad de conciencia, ha explicado el secretario de Estado.

En su intervención, el secretario federal de Política Municipal y Libertades Públicas del PSOE, Alvaro Cuesta, ha opinado que ‘hay que ganar más espacios de laicidad, con diálogo o con prudencia, teniendo claro que tarde o temprano hay que reformular la relación con la Santa Sede y los propios convenios’.

Cuesta ha subrayado que ‘no existe un conflicto con la Iglesia Católica, sino que existe una actitud de extrema agresión de la jerarquía contra un Gobierno legítimo de España y contra la acción legislativa de un Parlamento democrático’.

Los católicos son ‘muchos y mucho más fraternales que los sectores ultras de la Conferencia Episcopal’, según el dirigente socialista, quien ha estimado que ‘la comunidad cristiana hoy no está representada por los conceptos y las actitudes que maneja la Conferencia Episcopal’.

Cuesta ha afirmado que ‘el PP, tras su congreso de maquillaje y su intento de viraje al centro sigue anclado en un integrismo confesional y en lo que en Madrid se podría denominar como regional catolicismo’.

En Madrid, se apuesta por la enseñanza privada concertada -el 80 por ciento de esa enseñanza es confesional- y no se apuesta en la misma medida por la escuela pública, ha precisado.

También ha agregado que, en Madrid, se adoctrina a los profesores de Educación para la Ciudadanía y se les exige que aduleteren, censuren y dejen de impartir el programa de la asignatura de Educación para la ciudadanía.

La ofensiva confesional contra la Educación para la Ciudadanía está pretendiendo ‘acorralar a los poderes públicos’, ha apuntado Cuesta, quien ha añadido que la libertad de conciencia, la no confesionalidad y la laicidad quedarán ‘heridas de muerte’ si no se defiende con intensidad esta asignatura.

Fuente: Terra