Saturday, June 7, 2008

La Audiencia Nacional obliga al Obispado de Almería a conceder a un vecino la apostasía

La Audiencia Nacional (AN) ha respaldado la doctrina de la Agencia Española de Protección de Datos y ha obligado al Obispado de Almería a remitir a un vecino de la capital un documento en el que se certifica que se ha ejecutado el derecho de cancelación de sus datos en la partida de bautismo.

La sentencia de la sala de lo contencioso-administrativo desestima el recurso interpuesto por la institución eclesiástica contra una resolución administrativa de la Agencia que daba razón al apóstata, al que desde el Obispado se aseguró en respuesta a su solicitud que las actas de bautismo no son “ficheros personales” sino que se limitan a constatar hechos históricos.

La magistrada-ponente, María del Pilar Teso, al igual que la resolución administrativa en primera instancia que califica de “conforme a derecho”, interpreta el cumplimiento de requisitos exigido por la Iglesia y las explicaciones remitidas al apóstata como “un acto obstructivo del ejercicio de un derecho, y por ende, denegatorio de la cancelación instada”.

“A tenor de lo expuesto –continúa el fallo– no es de extrañar la resolución cuya legalidad se cuestiona y de la que la Agencia es autora”, por lo que el Alto Tribunal señala que la motivación “es suficiente” y la decisión “consecuencia de una interpretación racional del ordenamiento jurídico”.

El caso se remonta a 2006 cuando el reclamante, titular de los datos que constan en el Libro de Registro de Bautismo, presentó escrito ante el Obispado de Almería en el que solicitaba, entre otras cosas, la cancelación de sus datos en el libro de registro. No obstante, desde la institución eclesiástica no se contestó mediante la citada cancelación sino que requirió más documentación y una declaración en la que constase que conocía las consecuencias derivadas de su acto de apostasía.

Ante esta respuesta, el afectado denunció ante la Agencia Española de Protección de Datos la denegación de la cancelación de sus datos en el libro de registro de bautismos de la parroquia adscrita a la Diócesis y ésta le dio la razón pese a lo cual el Obispado interpuso un contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional.

Fuente: ideal.es

¿Por qué los científicos no creen en Dios?

Al principio fueron ellos quien argumentaron que la tierra era redonda, nadie les creía, más tarde dijeron que la tierra giraba alrededor del Sol, luego la teoría de la evolución, la teoría del Big Bang … El sitio de Dios es cada vez menor, casi inexistente, el universo no lo necesita (según Hawkins). Algunos datos:

En la “muy interesante” de abril 2007 aparecen los resultadodos de unas encuestas, ya sé que no es una revista muy seria, pero cita de donde saca los datos de la encuesta.

1996 en la revista Nature, un artículo dice que el 61% de los científicos norteamericanos se declaraban ateos o, al menos, agnósticos ante la creencia de un ser superior.

En 1998 se repite el estudio entre los científicos más prominentes, aquellos que han sido aceptados para formar parte de la prestigiosa National academy of Sciences: Sólo un 7% cree en Dios ante un 72% que se declara ateo. En el resto de EEUU pasa lo contrario un 3% afirma no creer en ningún Dios personal.

Lo mismo sucede en la Royal Society: el 79% se declara ateo frente a un 3% de creyentes.

El libro The Psychology of Religous Behaviour, Belief and Experience de Benjamin Beit-Hallahmi psicólogo de la Universidad de Haifa (Israel) menciona que entre los Premios Nobel de ciencias existe una prácticamente inexistente religiosidad que contrasta con la de sus países de origen.

Dawkins nos cuenta respecto a los premios nobeles (también en la “muy interesante”): “El único portal de internet que pude encotrar que aseguraba tener una lista de Premios Nobel de la ciencia cristianos listó a seis de un total de varios cientos. De esa media docena, cuatro son novelistas y uno de ellos, lo sé seguro, no cree pero va a la iglesia por razones sociales”.

Fuente: Bitácora de Azaras
Bajo licencia Creative Commons 2.5

Salvados por… Heineken

No tengo muy claro si la gente de Heineken España tiene un fino sentido del humor o bien son una panda de plañideras que se pliegan a los deseos de un grupúsculo de personas con graves desórdenes neurológicos (que otra cosa se puede decir de personas que creen en cosas paranormales, seres invisibles y demás lindezas).

Me refiero al anuncio por parte de Heineken de retirar su publicidad del programa Salvados por la Iglesia de La Sexta, presionados por el grupo ultracatólico Hazte Oir…

Lo del fino sentido del humor… pues que ese programa eran dos capítulos y ya se han emitido, veremos si el lunes en “Salvados por la Eurocopa” hay o no publicidad de Heineken.

¿Que no la hay? Son unas plañideras sin visión de negocio.

Pensemos un poco, Hazte Oir representa a lo más recalcitrante de la España profunda, la ultra derecha, el ultra catolicismo, la España del Toro de Osborne, la Plaza de las Ventas y el puro… ¿Cuanta cerveza de alguna de las marcas de Heineken (Heineken, Amstel, Buckler, Cruzcampo, Kaliber, Legado de Yuste y Murphy’s Irish Red) bebe esta gente?

Pues prácticamente cero, esta gente es la de arraigados valores españoles, los de Mahou, los de San Miguel… los que nunca van a poner un pié en el FIB Heineken.

En cambio, la molestia que esta actitud por parte de la marca está causando en los internautas no ultras, es grande, como muestra un botón, y esta si es la gente que consume estas marcas, gente joven, que un sábado por la noche está de copas y no escuchando fábulas de terror en una iglesia, la que no sabe que es un cilicio, la que no aguarda ansioso la llegada de maitines… la que puede hacerle un descosido a la marca en plena época de crisis global.

La Sexta es una cadena joven con una programación joven para gente con dos dedos de frente, no para gente como el amigo Catión que en la web de Hazte Oir considera que todo ha sido un ataque impune contra la “mejor institución del planeta”… si la iglesia católica, con todas sus guerras, sus confabulaciones con el poder y los miles de niños a los que están teniendo que indemnizar por haber sido violados por sus miembros (nótese la doble intención) son la mejor institución del planeta… es que algo no funciona bien en nuestra sociedad.

Imagino que Catión como todo buen ultra católico se limita a leer su libro sagrado, no pensar lo más mínimo y sobre todo evitar tener cualquier conocimiento de historia que pudiera empañar su “buen” criterio.

Si a alguien le apetece quejarse directamente a Heineken por su estúpida actitud y su servilismo al lobby ultra, puede hacerlo en este formulario, pero lo mejor que podéis hacer es pasar de ellos, y si consumís alguna de sus marcas, cambiar a otra similar de la competencia que no se doblegue ante un grupo de fanáticos… siempre que esos fanáticos no seamos nosotros, por supuesto.

Fuente: 1ª Iglesia del Monstruo de Espagueti Volador