Saturday, May 31, 2008

En EE.UU.las sectas fabrican religiones

Ya habíamos hablado de la Cienciología de Hubbard, quien para ganar dinero inventó esta idolatra religión.

Ahora súmele a los siguientes:

The New Life Mission de un coreano llamado Paul C. Jong que adora a una Cuarta Dimensión; al degenerado de José Smith que inventó a los mormones y a la Iglesia de Jesucristo de los Últimos Días y la revelación divina para fornicar con todas las mujeres que puedan. Y su libro escrito en hojas de oro. Y piedras traductoras.

A Charles Taze Russel quien con otro orate como él, un tal Rutherford, inventó a los tontos Testigos de Jehová que han creído a sus explotadores de que el mundo se va a acabar. Han fallado 18 veces en sus predicciones. Es ridículo como los engañan y esquilman.

Otro es David Yonggi Cho que funda la secta Yoido Full Gospel Church que es un mazacote de tonterías.

Sígale con Hellen G. White inventora de los Adventistas del Séptimo Día, quien por cierto asegura que el Emperador Constantino estableció en el a ño 300 y pico el día domingo como fiesta de guardar para todos los cristianos ; Assemblies of God, The New Age, etc.

Lo que es más, en el International Bulletin of Missionary Research dice el investigador Davis Barret, que en 1900 había mil religiones y que ahora hay 10 mil quinientas.

O sea que mínimo hay 10 mil 500 dioses. ¿ No serán muchos? Ahora para atinarle cual es el bueno. Dios nos coja confesados. ¿ Pero cual Dios?

Fuente: El Porvenir.com (Antonio de Mendieta)

Dios no es bueno, alegato contra la religión, de Christopher Hitchens

Se trata de un libro con una extraordinaria polémica contra la religión, de la mano de uno de los más brillantes intelectuales de la actualidad.

Resumen:

Siguiendo la tradición de Por qué no soy cristiano, de Bertrand Russell, Christopher Hitchens presenta el argumento definitivo contra la religión. A través de una interpretación profunda y erudita de las principales ideas religiosas, Hitchens demuestra que la religión, producto del hombre, es peligrosamente represiva en la cuestión sexual y distorsiona la explicación de nuestro origen en el universo. El autor propone una vida laica, basada en la ciencia y la razón, en la que cielo e infierno ceden su lugar a la visión del universo del Telescopio Hubble. Un elogio a la posibilidad de una sociedad sin religión.

Acerca del autor:

Christopher Hitchens (Portsmouth, 1949), licenciado en Filosofía, Ciencias Políticas y Economía por el Baillol College de Oxford, actualmente vive en Washington (EE.UU.) y ha colaborado en Granta, London Review of Books y New Left.

Para ampliar información: El Boomeran(g) Blog literario

Thursday, May 29, 2008

Misterios y sensatez

Algunos científicos han propuesto un diálogo ciencia/religión (e.g. S.J. Gould). Sin embargo no parece factible, dado que el misterio constituye una de las nociones principales de la teología cristiana, es tomado como verdad (veritas abscondita) y no es compatible con el conocimiento racional (i.e. con la episteme de Platón y Aristóteles o la ciencia de los agnósticos). El misterio requiere ignorancia (la docta ignorantia de la Edad Media). De acuerdo con Tomás de Aquino, los misterios no pueden ser percibidos con los sentidos sino sólo con la fe apoyada en la autoridad de Dios. Puede uno argüir que las ideas medievales no son necesariamente válidas en nuestro tiempo. No obstante el 8 de diciembre de 1864, el papa Pío IX promulgó la encíclica Quanta Cura, con un Syllabus añadido, en la que condena cualquier intento de reconciliarse con el progreso derivado de la ciencia moderna. En fecha más reciente, el papa Paulo VI (1963-1978) declaró: “[La Iglesia] no puede tolerar que una persona atente a placer contra las normas que el Concilio Tridentino ha propuesto para la fe en el misterio de la eucaristía”. Quiere decir que los católicos romanos deben negar lo que ven y entienden a favor de lo que deberían ver y entender. Dicho en otras palabras, los católicos romanos no pueden ser verdaderos científicos, porque dada una “verdad” proclamada por la Iglesia, deberán aceptarla, así no puedan insertarla en el cuerpo de conocimientos científicos. Por eso, en diciembre de 1999, la American Geophysical Union denunció la enseñanza del creacionismo, e hizo un llamado a que los científicos se comprometan políticamente en un movimiento por promover la enseñanza del evolucionismo.

Lejos de propiciar dicho diálogo, los religiosos tienden a boicotearlo. Así, en 1994, las mujeres se reunieron en El Cairo en un congreso patrocinado por Naciones Unidas para discutir la igualdad, la violencia intrafamiliar, aborto, religión y derechos sexuales. Las intervenciones del Vaticano fueron tan agresivas que distrajeron la atención de esos temas importantes, en especial de las preguntas acerca de la manera en que el crecimiento rápido de la población causa el empobrecimiento de los estados más pobres entre los pobres. Un editorial de la revista Nature preguntaba si la Santa Sede se había convertido en una organización no gubernamental y, de ser así, si debería “registrarse simplemente como una ONG en reuniones futuras, un grupo de presión con estatuto de observadora, pero sin licencia para interrumpir”.

Artículo completo en: La Crónica de Hoy (México)

La soledad de Losantos (COPE) es la soledad de la Iglesia

La imagen de Federico Jiménez Losantos sentado en el banquillo de los acusados y abandonado por quienes le siguieron en sus improperios y en sus estrategias de desestabilización de las instituciones es significativa de lo que está pasando en el interior del PP y en el seno de la propia Iglesia Católica. Estamos asistiendo al final de una época en la que el odio fue la pátina que envolvió todas las propuestas de la derecha española y la Iglesia bendijo esos exabruptos difundiéndolos por las ondas.

Hay una pregunta que no tiene respuesta: ¿por qué nadie pide a los católicos que se abstengan de apoyar económicamente a esta Iglesia que emplea el único medio de comunicación que tiene para sembrar el odio, la división entre los españoles y la promulgación de la sospecha?

Estamos en época de declaración de la renta y la Iglesia reclama su parte en los impuestos de los españoles a los que colabora en dividir. Una parte inteligente y sensible de la Conferencia Episcopal ha descubierto que ese camino no conduce más que a la soledad de la que ya goza Jiménez Losantos en el banquillo de un juzgado en donde ha sido abandonado por quienes formaban parte de su gabinete ideológico. A Losantos sólo le queda Pedro J. Ramírez y es una compañía efímera porque el director de El Mundo es una especialista en la traición.

Estamos ante una oportunidad especial de acabar con alguno de los cánceres de la democracia española. Si la Iglesia ve peligrar su hegemonía rectificará, porque lleva dos mil años sobreviviendo a todas las catástrofes de la humanidad. Y El Mundo se situará en el universo de los sensacionalismo más abyecto sólo si quienes tienen miedo a la falta de escrúpulos de su director dejan de legitimarle con su cercanía. Empezando por el presidente del Gobierno de España. José Luis Rodríguez Zapatero, que asesorado por sus gurús de la comunicación -alguno de los cuales tiene intereses personales en que La Moncloa no rompa con Ramirez- le baila el agua a Pedro J. pensando que se puede pactar con él.

La crisis del PP es el reflejo de la falta de espacio hegemónico para la barbarie en una sociedad que con todos su defectos defiende esencialmente un proyecto de convivencia en el que la Iglesia de Rouco Varela, el Partido Popular del pasado y medios como La COPE y El Mundo tienen sus días contados, por el simple final de una época de confrontación que ya no tiene futuro.

Fuente: ELPlural.com
Bajo licencia Creative Commons

Mileuristas, sí; pero con matices

El pasado viernes el Obispo de Alcalá de Henares, Jesús Catalá, declaró que los sacerdotes y obispos españoles son mileuristas. De hecho, los segundos, los más afortunados, ganan unos 900 euros al mes. Aún así, alguna razón debe de haber para que siga en vigor la expresión “vives como un cura“…

Cada vez que termina el mes por mucho que Rafael repase su nómina no hay más que 700 euros. El salario de este sacerdote de la diócesis de Málaga está dentro del baremo del que habla el secretario de asuntos económicos de la Conferencia Episcopal, Fernando Giménez Barriocanal, en su último informe. Según cuenta, los sacerdotes con carácter general ganan entre 600 y 800 euros mensuales. El dinero percibido es superior al salario mínimo interprofesional, aunque suele variar según la diócesis y la ‘generosidad’ del obispo que la regente.

Jesús por ejemplo tiene más suerte. En Lugo, el salario está por encima de la media, aunque poco. Gana 814 euros al mes, un sueldo base y 214 euros por oficiar misas. De norte a sur de España los curas son, como declaró Castelá y ya había dicho previamente el arzobispo de Toledo , el cardenal Antonio Cañizares, mileuristas, aunque con matizaciones. Como algunos funcionarios del Estado, que reciben dinero de la Administración, ellos tienen ciertos privilegios.

* Casa gratis durante todo su ejercicio. Viven en la casa rectoral que paga el obispado y que en el caso de Rafael también amuebla. Al no ser de su propiedad, cuando se jubilan la pierden aunque en cada diócesis suele haber una especie de “residencia” para sacerdotes mayores.

* Gastos por cuenta ajena. No siempre pasa pero en la mayoría de las parroquias españolas el gas, la luz o el agua la paga el obispado.

* Plus de desplazamiento. Las parroquias deben mantener los gastos “laborales” de los cura, esto incluiría el vehículo en caso de tener varias parroquias a su cargo. Normalmente los coches se los compran los sacerdotes, pero es la parroquia la que pone la gasolina y se responsabiliza de su mantenimiento.
* Trienios. Les paga la Administración como al resto de los funcionarios, por eso ellos también gozan de una paga extra por los trienios acumulados. Ésta ronda los 20 euros.

* Por celebración. Cada vez que ofician una comunión, boda, bautizo o funeral reciben un donativo sobre el que tienen un cierto derecho. No se lo pueden quedar todo, pero sí una media de 10 euros por cada oficio.

Que Dios os lo pague

Pese al engrosamiento de la nómina con estos extras y aún teniendo en cuenta sus votos sacerdotales (pobreza, obediencia y castidad), muchas veces los curas llegan justos a fin de mes. De ahí que alguno que otro recurran a trucos alternativos. para lograr hacer frente a sus gastos.

En en pueblo valenciano de Alqueríes, el párroco de la iglesia no dudó en mandar una carta a sus feligreses para que le ayudasen a hacer frente a la deuda de 24.000 euros que tenía con el banco y ya de paso, pedirles otros 12.000 para mejoras eléctricas. Esa forma de llamamiento también la eligió un cura de Santiago de Compostela. Necesitaba arreglar su casa y en el escrito difundido aseguraba que el dinero sería devuelto, “los pagará nuestro buen Padre Dios, lo que será un buen sufragio por nuestros difuntos ¿no les parece?”.

Pero aunque los panfletos triunfan, tirar de la cestilla sigue siendo un clásico. Los párrocos de la diócesis de Segorbe-Castellón optaron por esta alternativa para hacer frente a la bajada de sueldos a la que les sometió su arzobispo.

Las modalidades varían. Otros prefieren cambiar oraciones por dinero y no tardaremos en ver peticiones por internet. Sin ir más lejos, la campaña para movilizar la contribución de los feligreses de cara a la entrega de la el Declaración de la Renta de 2007. Aspiran, a que entre un 30 y 33% de los feligreses marquen la X en su declaración

Fuente: Soitu.es

Así son los teocon españoles

1. Vaticanismo. A diferencia de los fundamentalistas anglosajones, la visión de nuestros conservadores religiosos es muy moldeable por las disposiciones del Vaticano. Esta influencia es visible en la percepción positiva de un cierto tipo de ecologismo religioso (en contraste con el escepticismo ecológico de otros conservadores), de la “sana laicidad” (en contraste con el “laicismo”), del pacifismo (en contraste con el antiguo apoyo conservador de la guerra de Iraq) o del diálogo ecuménico religioso (en contraste con otras concepciones del Islam como “Islamofascismo”) .

2. Vampirización de la lucha contra el terror. Tal y como acreditó la pasada legislatura, una de las estrategias más fecundas empleadas por los conservadores católicos consiste en presentar la lucha de partidos como una dramatización moral ante la opinión pública. Así pues, la identificación militante con grupos altamente politizados de víctimas del terrorismo sigue contando entre las prioridades de la agenda política.

3. España, nación católica. Reflejando la campaña de los fundamentalistas anglosajones sobre Gran Bretaña o América como “naciones cristianas”, los teocon asumen aquí que el destino histórico de la nación española está ligado indisolublemente a la supervivencia del catolicismo. Esta tesis aparece conectada, además, con la asunción vaticana sobre las “raíces cristianas de Europa” presuntamente amenazadas por el secularismo, o por el Islam.

4. Antiizquierdismo. También llamado “Batalla de las ideas”, es una pegajosa estrategia que abre frentes tan activos como la presentación sistemática de la socialdemocracia como un “camino a la servidumbre” cuya plasmación última es la URSS de Stalin (”Sobreestalinización” del socialismo), la crítica de la “Memoria histórica” como tapadera del revisionismo franquista, la demolición de los llamados “Iconos culturales progres” y, en general, la configuración de una agitación propagandística inversa al progresismo.

5. Estigmatización del laicismo. Clérigos e intelectuales de derechas cultivan masivamente este nuevo género literario asociado con la oposición a un republicanismo deformado y, en último término, con una campaña de insumisión frente a la Educación para la Ciudadanía.

6. Mayoría moral. Contra toda enmienda a la “fundamentación trascendente de los valores”, la posición conservadora tiende a volverse progresivamente agresiva, intransigente y dogmática ante temas socialmente sensibles como el aborto, la investigación biomédica con células madre, el debate sobre la muerte digna o el matrimonio homosexual.

7. Ansia de poder. Persuadidos por su mayoría moral, todo indica que los conservadores religiosos aspiran a configurarse como hegemonía política dentro del Partido Popular. Corrientemente, se rechazará cualquier iniciativa de “flexibilidad” que pretenda articular la convivencia de distintas corrientes o “Lobbys” dentro del partido. Lo estamos presenciando casi en vivo estos días.

8. Libertad apropiada. Una apropiación oportunista, puesto que obedece a la debilidad del catolicismo frente a nuevos competidores seculares y religiosos; sesgada, pues omite sistemáticamente la dimensión laicista de la misma tradición liberal; y contradictoria, pues al fín y al cabo poco tiene que ver el liberalismo (condenado explícitamente por encíclicas) con asunciones previas sobre la nación cristiana o la “mayoría moral”. La prueba de que son los liberales quienes han sido absorbidos por los conservadores religiosos, y no los liberales quienes han promovido una alianza o “fusión” con la Iglesia, la encontramos en sus medios de comunicación masivos, con telepredicadores “liberales” en cadenas radiofónicas propiedad de la Conferencia Episcopal, y periódicos digitales que alojan recíprocamente todo tipo de propaganda clerical.

9. Creacionismo de perfil bajo. Hasta el momento nuestros teocon son moderadamente antidarwinistas. Es previsible, sin embargo, que la campaña cultural contra el naturalismo evolucionista, asociado con imágenes negativas del ateísmo y del inmoralismo secular, se recrudezca en el caso de que la influencia del fundamentalismo anglosajón en la masa católica continúe al ritmo actual.

10. Nuevo activismo ciudadano. Los teocon están empleando como nadie la tecnología de las redes sociales en internet: periódicos digitales, agregadores de bitácoras, portales consagrados a la agitación cultural, etcétera. El resultado es la gestación de una “masa crítica”, especialmente activa en internet, compuesta por entusiastas militantes, voluntarios y footsoldiers dispuestos a librar “la batalla”.

Fuente: La Revolución Naturalista
Bajo licencia Creative Commons