Tuesday, January 13, 2009

¿Porqué salen ahora del armario los ateos?

http://www.elmundo.es/elmundo/2008/10/23/ciencia/1224754600.html

Muchos creyentes no conciben que alguien pueda hacer algo así porque el peso de la propaganda ideológica siempre estuvo de su parte y esto sin duda alguna es un cambio. Un cambio que les lleva a preguntarse que es lo que ha cambiado para que los ateos salgan ahora del armario. Convencidos de su fe no entienden que se les falte al respeto públicamente olvidando que no solo sus ideas son respetables. Cada uno puede defender publica y libremente sus ideas siempre que no lo haga atentando contra los derechos legales de los demás. Se preguntan si acaso alguien puede pensar que lo que ellos crean o dejen de creer puede perjudicar a alguien más que a ellos mismos.

Las creencias nunca han sido inofensivas y no se puede olvidar la enorme violencia que han acompañado a lo largo de la historia a los fenómenos religiosos. Los creyentes se sorprenden por la actual beligerancia atea y no comprenden en que pueden ellos hacer daño a los demás simplemente defendiendo sus ideas. La clave está en la palabra defensa, porque las ideas son peligrosas en la medida que son defendidas por determinados medios, y podemos pensar que esa defensa agresiva de la religión es cosa del pasado, pero por desgracia no es así.

El representante del Vaticano ante la ONU, Monseñor Celestino Migliore, confirmó la oposición de la cúspide de la Iglesia Católica a la propuesta de despenalización de la homosexualidad presentada por la Unión Europea.
Para muchos, incluidos Redes Cristianas,

http://www.redescristianas.net/2008/12/04/contra-el-veto-del-vaticano-a-la-despenalizacion-mundial-de-la-homosexualidadredes-cristianas/

se está aceptando como válida la persecución, la tortura y el asesinato de las personas homosexuales en el mundo.

La institución papal algunas veces había servido para modernizar posturas anticuadas de la iglesia, pero esta vez, este papa, optó por la resistencia a la sociedad laica frente a una política moderna que está empezando a conceder nuevas libertades sobre aspectos relativos a la vida, la muerte, y el sexo. Estamos aprendiendo a considerar que las personas que no hacen daño a los demás, y que no perjudican a la sociedad, tienen los mismos derechos que los demás aunque su forma de vida no se corresponda con las formas de vida asumidas por la mayoría. También la ciencia está empezando a pronunciarse sobre algunos aspectos cada vez más trascendentes atreviéndose a restar protagonismo a las supuestas revelaciones divinas que caen irremisiblemente y a la luz de la ciencia, en la categoría historias fantásticas, o de alegorías sin sentido. A este papa le gusta el uniforme ideológico y el pensamiento único e infalible de su santísima persona. Este papa interpreta como pureza religiosa la vuelta a posturas ya muy superadas, que por lo que se ve no solo asquean a los laicos.

Las cosas buenas que muchos cristianos hacen en nombre de su fe, no tienen nada que ver con la religión sino solo con su generosidad, y no necesitan de una sola mentira, revestida de misteriosa fe, para ser llevadas a cabo. La gente que solo hace el bien para obtener el premio celestial debería ser considerada egoísta. El que hace el bien porque siente que debe hacerlo y nada más, me parece mucho mejor persona más que nada por honesta.

Me refiero a que siempre ha sido más fácil abrazar una mentira confortable arropada con el consenso social que defender una verdad ingrata y dura sin ese soporte institucional que se le concede a las diferentes religiones en ciertos países. Pero ¿por qué los gobiernos conceden todo tipo de privilegios excepcionales a las instituciones religiosas? La respuesta es sencilla, la religión ofrece confor, sobre todo confor en la desgracia, y un pueblo conforme con su desgracia es lo mejor que le puede tocar a un gobierno.

Yo he afirmado que una de las peores sectas de la actualidad, es la católica, y comprendo que el calificativo de secta ofenda a algunas personas, pero no lo digo con el ánimo de ofender a la sexta parte de la población mundial. Lo digo porque la iglesia católica está soportada por un estado Vaticano donde la democracia brilla por su ausencia y brillan muchas cosas más. Brillan unos tesoros incalculables mal empleados.

Los ateos salen del armario porque la beligerancia de este pontífice Benedicto XVI en la defensa de ideas retrógradas, no nos deja indiferentes. Otros no verán daño alguno, pero es tremendo el daño que se hace a las personas que no encajan en el patrón impuesto. El poder de esta iglesia ha disminuido algo, pero continua siendo enorme, yo diría desmedido.

Bajo el titular “Benedicto XVI, contra los cambios de sexo”, y con el subtítulo de “El Papa pide a la sociedad “respetar el orden de la creación” se publicó lo siguiente en La Vanguardia.

http://www.lavanguardia.es/ciudadanos/noticias/20081222/53604344427/benedicto-xvi-contra-los-cambios-de-sexo.html
El biólogo Richard Dawkins ha tenido un gran éxito con su campaña publicitaria a favor del ateísmo
“Dios probablemente no existe, deje de preocuparse y disfrute de su vida”.

No solo queda impregnado el poder legislativo sino el propio poder judicial. El juez Calamita, inhabilitado por dos años por retrasar una adopción por una lesbiana, El Tribunal Superior de Justicia de Murcia aprecia el agravante de desprecio a la orientación sexual de la adoptante.

http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=573356&idseccio_PK=1021

Algunos creyentes viendo peligrar su hegemonía, su poder social, y sus privilegios reaccionan con violencia y egoísmo. Se convierten en soldados de un Dios, que pese a su omnipotencia, necesita de la bajeza cobarde de esos seguidores fanáticos para tenerse en pie, aunque sea atacando a una cría pequeña cuyo padre consiguió que retiraran unos crucifijos de la escuela. ¿Qué culpa tiene la cría?

http://www.elplural.com/politica/detail.php?id=27724

Es de sentido común. Ninguna religión o creencia puede ser favorecida desde el estado con el dinero de todos. Un budista, musulmán, o ateo, no tienen porque subvencionar con sus impuestos a un sistema educativo público o subvencionado que pone crucifijos cristianos en las escuelas. No con su dinero. Vivimos una época en la que un papa rodeado de toda clase de lujos y riquezas mal empleadas se permite de acusar a la ciencia de materialismo. Ahora vemos en los autobuses campañas ateas. ¿Acaso no es lógico pensar que estas son reacciones ante lo que, para una parte de la población, son abusos de poder?

Fuente: EscritoresClub

Add comment

Fill out the form below to add your own comments

User data





Add your comment