Sunday, September 7, 2008

Criminología y causas (religiones)

Cualquier crimen, sea de la clase que sea; principalmente es por la ignorancia y porque existen las religiones; aumentó el crimen cuando la religión católica tomó incremento, hasta el punto que, en los códigos anteriores a ella no había penas para algunas clases de crímenes porque no existían, como el parricidio por ejemplo. En la que hubieron pontífices que asesinaron su madre después de haber compartido el lecho con ella, y otros, hecho vida marital con su hija y estuprado a otra, asesinada también a la madre de ésta, esposa del pontífice, Rodrigo Borgia, Alejandro VI.

Estos ejemplos han de entrañar a la humanidad, cuando saben que los que quieren pasar por ministro de Dios cometen esos salvajismos; y es el caso que donde más predomina la religión católica, los crímenes son más y más horrendos que en los dominios de otras religiones y, por lo tanto, la primera causa del crimen está en las religiones.

La segunda causa está en el despotismo de los gobiernos; pero estos son feudos de la religión.

La tercera causa es la mala organización social, porque se odian entre sí las clases de sus clases, y porque el vicio y la corrupción está manifiesta en ellas con más intensidad, porque están apoyas por la Ley hecha a su placer pero, más que todo, porque entre ellos vive el sacerdote célibe, que se traga con la vista las formas de las damas que suelen llevar el pudor de los codos a las manos y al desnudo todo lo más provocativo; y como están envenenadas por el confesor y unidas por la conveniencia, a un hombre que no aman y en su pecho se ha sembrado la mala semilla, con los vahos del festín y el no tener nada que hacer se entregan a la pasión del que las absuelve, o al provocado rival del esposo, y se fragua y se comete el crimen en todo su horror; y aquí la causa es la educación errada, la ley egoísta de la clase rival de la misma clase por el orgullo; pero como todo esto es hijo de la supremacía religiosa, la religión es la causa de estos crímenes.

La cuarta causa de los crímenes (es cierto, más numerosa y más vulgar) es la ignorancia. ¿Y quién tiene la culpa de la ignorancia más que la sociedad en clases enemigas, más que la religión? Luego, la cuarta clase es el celibato

La quinta clase del crimen es más dolorosa, porque en ella entran el aborto y el infanticidio; como esto entra el también el celibato que es causa la religión; igual esta quinta.

Hay una sexta causa por la que se cometen crímenes, es la locura o perturbación de las facultades mentales, y la locura también es un crimen, como esto, en general, es provocado por la pobreza, la pasión, la ignorancia y la propiedad que todo es causa la religión, la religión es pues, causa de estos crímenes, como de los anteriores. ¿Quién fundamentará razones para rebatir estas verdades? Nadie puede hacerlo; ni los sacerdotes, porque ellos van a la cabeza, en el consejo y la acción, pero resulta que los poderes, o gobiernos, cargan con la responsabilidad de la organización social y tienen, por lo tanto, la responsabilidad moral y material de todo el desbarajuste que ocasiona la imposición de la religión; pero como es un juego sucio en el que no pueden acusarse el uno al otro, porque los dos han delinquido y uno solo es el perjudicado, el pueblo; mas si no confiesan que están equivocado, si aun lo provocan, se suicidan ustedes mismos.

Fuente: El Tiempo (Venezuela)
Pedro Sandrea