Thursday, August 21, 2008

México sigue siendo católico, pero crece el número de ateos

El Instituto Nacional de Estadística Geográfica e Informática (INEGI) de México reveló que aunque la mayoría de los mexicanos son católicos cada día son más los que “se refugian en nuevos movimientos mercantilistas, como Pare de Sufrir”, pero “el grupo que más rápido gana terreno es el de los ateos”. En un reciente informe, el INEGI señala que anualmente los ateos crecen en un 5.2%, mientras que los católicos crecen en un 1.7%.

Los mexicanos “se involucran cada día más en los nuevos movimientos religiosos que están ganando terreno en el mercado de la fe, principalmente en las zonas rurales, urbanas marginadas y en las comunidades indígenas”, según el estudio, que revela que “estos fieles presentan dos características: porcentajes considerables de analfabetismo e ingresos menores a los tres salarios mínimos”.

En los católicos “en realidad no existe un compromiso con la fe que predican”, se han convertido en fieles “light” que solo participan de bautizos o matrimonios, pero no de las misas dominicales, así lo atestigua un reciente estudio realizado por el Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana.

Los domingos “asisten a misa 10704000 católicos, en unas 9906 parroquias, capillas y templos del país, es decir en promedio hay 200 feligreses por templo” en cada celebración eucarística dominical.

El catedrático del Instituto de Investigaciones Sociales, José Suárez, indicó que grupos religiosos como la Iglesia Universal del Reino de Dios, conocida como “Pare de sufrir“, tienen éxito “porque ofrecen lo que no ha podido dar el mundo sociopolítico, que es acabar con el sufrimiento de la gente”.

En México se evoluciona hacia el “primitivismo religioso” y como el país vive un periodo de decadencia en todos los ámbitos, también éste se experimenta en el religioso, destacó Alejandro Tomasini Bassols, del Instituto de Investigaciones Filosóficas.

“De una vida espiritual se pasó a un negocio, que revela el grado de desesperación de mucha gente, de la necesidad de creer cuando las instituciones ya no cumplen con su función”, acotó.

AICA
Toda la información puede ser reproducida parcial o totalmente, citando la fuente