Monday, August 18, 2008

“La ignorancia es la madre de todas las religiones”: Rius

Hablar de satisfacciones en su labor sería un lugar común, pero él prefiere hablar de “los muchos dolores de cabeza” conseguidos en muchas décadas: “Una vez”, recuerda Eduardo del Río, Rius, “Renato Leduc me dijo: en esta profesión o te pagan o te pegan”.

“A mí me ha tocado que me peguen, no me puse al tiro en lo otro. Pero ya esperaba eso. Uno como periodista se hace el ánimo de que habrá problemas cuando uno quiera comportarse como periodista serio y decente, amante de la verdad.”

Sus libros, sus colaboraciones en distintas revistas o sus cartones, conforman un amplio panorama acerca de la vida política, social, cultural y religiosa de México, al grado de considerar que ya puede descansar tranquilo, “ya dije todo lo que quería decir; hasta se me pasó la mano”, ironiza.



La iglesia y Rius

La política le da asco, “ya no quiero hacer cartones políticos”, si bien está convencido de que en momentos se necesita contar con ese medio de expresión, ya está muy retirado de ese ámbito: “Llega una edad en la que se aburre uno del trabajo, de la vida, entonces resulta muy difícil motivarse para seguir en el trabajo”.

Quizá de la búsqueda de dichas motivaciones surge el libro ¿Sería católico Jesucristo? (Grijalbo, 2008), el punto de vista de un ex católico, que estuvo en el seminario durante cinco años y presume de conocer a la Iglesia.

“Se trata de un tema que veo como a la distancia, pero dentro de la misma Iglesia aún tengo muchos amigos, los viejos compañeros del seminario que, a estas alturas, se sinceran conmigo. La mayoría ya ni cree en Dios.”

La corrupción en la Iglesia ya está muy documentada, pero consideraba indispensable propiciar otro tipo de acercamiento al tema, a fin de que los católicos se den cuenta de la clase de Iglesia que tienen.

“El libro, modestamente, trata de decirle a los católicos: esta es la Iglesia que estás apoyando, aunque no te des cuenta de eso. La idea es que los lectores saquen sus conclusiones, de acuerdo con la información y con su conciencia, para que actúen.”

Para la realización del libro, Rius partió de la certeza de que “la ignorancia es la madre de todas las religiones”, por lo cual empezó a leer todo lo relacionado con el tema, en especial la Biblia, “que teníamos prohibida en el seminario”, asegura.

“En el libro no me burlo de la Iglesia, sino de sus autoridades y busco que los católicos se den cuenta de la Iglesia que apoyan con su pura declaración como católicos.”

Al final, Rius acepta que gracias a su profesión ha logrado burlarse de los poderosos, “y eso ya es una gran satisfacción”.

Fuente: Milenio (México)