Go to content Go to menu

Ataduras Mentales

Monday, December 8, 2008

Mientras permanezcamos en la creencia cristalizada, estamos dentro del terreno de lo primitivo. Lo natural es la evolución, lo vivo. Las autoridades hereditarias están fuera de lo natural; fuera de la Naturaleza. Las tradiciones son el pasado. Respetable, pero extinto. Preservar privilegios, es el triunfo del egoísmo petrificado. Siguiendo las tradiciones, nada progresa. Se vive en el estancamiento de los dogmas. No hablamos de bueno o malo, sino de fijación. Permanencia en el pasado. Autoridades sin razón, basadas en la tradición. Dirección opuesta al progreso, al cambio permanente de lo natural. Con ello se entra en el terreno de los sentimientos, no del cerebro o la razón. Es la prohibición del progreso.

Minerales, plantas, animales, humanos, ideas, son distintos eslabones de una misma cadena, ininterrumpida. Esta es la base del ecologismo armónico. Toda la Naturaleza está conectada. Cuidar nuestro entorno, equivale a cuidarnos. Que los egoístas piensen en ello: Cuidar la armonía, es cuidarnos. Hay siempre una repercusión de nuestras acciones. Ley natural, acción y reacción. Quien quiera disfrutar de un mundo hermoso, que contribuya a hacerlo mejor. Todo lo que hagamos repercute en nosotros. Bueno o malo. Nada se extingue en sí mismo. Todo deja huella.

También nosotros somos animales. Parte de la Naturaleza, parte del Universo. Las buenas ondas que emitamos, no se paran en nuestra piel. Repercuten en nuestro entorno, mejorándolo. Quien sea negativo, egocéntrico, no crea felicidad a su alrededor, por lo que ésta estará ausente de su vida. Dar felicidad, con buenos deseos, es lo mismo que recibirla, pues se refleja en nosotros. Quienes recogen cosechas, sin haberlas sembrado, no pueden tener paz.

Estamos en el Universo, como el Universo está en nosotros. La Humanidad no es más que una pieza del engranaje total de la Naturaleza. Para que el mecanismo funcione bien, han de hacerlo todas las piezas. Lo que demos, recibiremos. No podemos pedir amor y comprensión, si repartimos egoísmo.

No es más que apreciarse como una parte del todo. Hay que cuidar la armonía del conjunto, para que formemos la misma armonía. Quienes no respetan el conjunto, se excluyen a sí mismos. Hermano Sol, hermana Luna… A esa unión armónica se refería también Jesús cuando dijo: Yo estoy en mi Padre, vosotros en mí y yo en vosotros. Armonía e integración en el conjunto.

La justicia actual no puede basarse en ideas milenarias. Si los individuos evolucionan y las sociedades civiles cambian con el paso de los siglos, ¿por qué han de ser estáticas las reglas sociales y religiosas? Para que un principio sea válido, ha de adaptarse a las circunstancias del tiempo en que se aplica. Los discursos políticos, hechos por hombres religiosos, son tratados como materia de fe. Adquieren un valor añadido. Las organizaciones cercanas a la religión mayoritaria, en cualquier país, son las verdaderas ostentadoras de poder. El ejemplo de las jerarquías arrastra a las masas. Por eso, ningún dirigente religioso apoyará a políticos que se declaren laicos. Por muy decentes que sean. Históricamente, han preferido apoyar a dictadores, monarcas, déspotas y tiranos.

Añadir comentario

Fill out the form below to add your own comments

Datos de usuario





Añadir tu comentario