Go to content Go to menu

Rumbo al Cielo

Tuesday, April 15, 2008

¡Dios mío, guíalo! Tenemos un nuevo Moisés. Pero guialo bien. Mejor que hiciste con el Moisés bíblico. No nos tengas cuarenta años vagando por el desierto de las guerras y enfrentamientos. Necesitamos paz. Y esto va a ser difícil con un dirigente que busca a sus enemigos. Y, cuando no los encuentra, los crea. Va resucitando, durantes sus diarias lecturas bíblicas, a los fantasmas del pasado. Ya han sonado las trompetas para Irán y Siria, cuando cree, erróneamente, haber acabado con Babilonia. Se está reconstruyendo la historia sagrada, al revés. Comenzando por el final de los tiempos. El Armageddon, a su modo y manera. Pero los fantasmas son espíritus inaprensibles. Los espíritus son como el pensamiento, de vuelo libre. Cuando oye uno las razones de los electores del presidente Bush, para haberlo votado, aducen una razón repetida: La defensa de la moral. ¿Qué moral? ¿La de Wall Street? Es la que parece estar más cercana a todos los consejeros presidenciales. Esa salió beneficiada el mismo día de las elecciones. Todo subió, en busca del cielo de los millonarios.

Si la sangre de los mártires es semilla de creyentes, el número de seguidores que tendrán sus enemigos, no parará de crecer durante su mandato. La mejor protección contraataque es la de no tener enemigos. Pero, quien se place en cultivarlos, no podrá dormir tranquilo. Si, todas las naciones del mundo, tuvieran el concepto justiciero que se respira en el Libro de Josué, uno de los preferidos del presidente Bush, entre sus lecturas bíblicas, el caos total se apoderaría del mundo. Venganzas sobre venganzas. La sangre no se lava con más sangre. Si de la Biblia se puede sacar alguna consecuencia, es que lo bueno está siempre escondido entre montañas de estiércol. Hay que desbrozar mucho las malas hierbas, para encontrar alguna buena semilla, que nos sirva en el cultivo de nuestra propia cosecha. Quien se lo traga todo, como alimento divino, puede intoxicarse de por vida.

Los dioses todopoderosos, no aparecieron entre los humanos, hasta que fue concebido y organizado el poder absoluto, único, concentrado en una sola persona. A Moisés le sirvió de aprendizaje su crianza y aprendizaje en la corte faraónica de Egipto, cuando ya se había impuesto la supremacía del dios Aton, resultado de concentrar los poderes de todos los dioses en uno. De aquí se derivó también la monarquía absoluta de los faraones, con poderes divinos. Los pequeños dioses absorbidos, fueron degradados, con el tiempo, a simples espíritus, con poderes limitados, supeditados al gran dios. Parece como si alguien que cultiva el poder, como si éste fuera el Bien máximo, quisiera retrotraer la historia, a los tiempos del poder absoluto y los dioses únicos, todopoderosos. Se manipula demasiado la verdad, se silencian conocimientos, se miente con descaro hipócrita, presentando como inconexas y desinteresadas, acciones que llevan un plan concreto dentro: Concentrar el poder de todo el mundo en unas solas manos, en un solo país. Si no queremos perdernos por el camino, debemos mantener los cerebros bien iluminados.

Los imperios siempre se han creado a la sombra de las creencias impuestas por el mismo. La imposición de nuevas creencias, sería el mayor freno que pudiera imponerse al progreso de la Humanidad. Todas tienden hacia el pasado y la ignorancia. Pretendiendo proteger la inocencia, que es ausencia de maldad, protegen, realmente, la ignorancia, que es ausencia de saber. Están interesados en ello. El poder siempre intenta usar todos los conocimientos, en beneficio propio, para ponerlos a su servicio exclusivo. La ignorancia es la madre de todas las creencias. La inocencia ya la perdimos, la ignorancia nos corroe todavía el alma. Puede que se estén acercando tiempos de tinieblas.

¿Podría Europa sobrevivir, de forma paralela e independiente, a Rusia y los Estados Unidos? Si queremos, sí.

Si ya tenemos la respuesta que nos conviene, ¡ por qué no hacernos la pregunta adecuada?¿Cómo?

Añadir comentario

Fill out the form below to add your own comments

Datos de usuario





Añadir tu comentario