Go to content Go to menu

Europa como Víctima

Sunday, April 13, 2008

Rusia y los Estados Unidos de Norteamérica, se juegan, nuevamente, su hegemonía mundial, en suelo europeo. Europa debería poder tener su fuerza propia, al servicio de ella misma y de la ONU. Prescindiendo de cualquier otro bloque, con intereses distintos y diferenciados. Ni NATO, ni Pacto de Varsovia. Europa tiene razón de ser, como conjunto.

Sin presentar batalla, Europa ha perdido, por lo pronto, el himno, la bandera y muchas ilusiones. En realidad, esos símbolos, casi intangibles, han representado, todos estos años, la esperanza y el orgullo de sentirnos europeos. Una unión forjada en paz, con amor y convicción de estar en el camino del ideal correcto. Anímicamente, ya hay un orgullo de sentirse europeo. Los que hemos vivido situaciones de eternas guerrasintra-europeas, no quisiéramos volver a escenarios pasados, cuando, cada nación, era un mundo aparte. La desaparición de fronteras debe permanecer y acentuarse. A veces, quitar los símbolos es como matar el espíritu. De eso entendían mucho los iconoclastas antiguos. Roto el símbolo, desaparecía el encanto.
Europa fue, siempre, un continente en guerra, desde el principio de la historia. Hasta la Constitución de la Unión Europea.

Si, ni Norteamérica, ni Rusia, forman parte de la Unión Europea, ¿cómo es posible que operemos bajo su dictado? Polonia y el Reino Unido han actuado, en este caso, como satélites pro-norteamericanos. Han dinamitado, nuevamente, la esperanzadora unión de los europeos. Ya se hizo otro ataque, clarísimo, al naciente espíritu de la fortaleza europea, con la nefasta reunión de las Azores. Bush no sabe construir paz, pero es genial sembrando discordias. La introducción de caballos troyanos es su magistral especialidad. Sabe servirse de los enanos ambiciosos, llenos de rencores.

La cuestión es que, tanto Rusia como los EE.UU, tienen, en este caso, un fin común: destruir la Unión Europea, como sea. Y ese “como sea” podría incluir una guerra que se desarrollase en la Europa Comunitaria. Turquía es un polvorín, conectado íntimamente a Irak. Donde sigue teniendo intereses territoriales. Ha sido introducido artificiosamente en el conjunto europeo, como elemento de discordia, bajo el protectorado de Norteamérica, a través de la OTAN. Estas naciones deberían olvidar sus vivas ansias de seguir expandiéndose. Ellos no hacen las guerras en su país, las llevan donde puedan adquirir poder, sin destruirse. Por lo pronto, los campos de misiles y anti-misiles proyectados por rusos y americanos van a ser, todos, colocados en suelo europeo. Está claro, no quieren más grandes potencias. Y, desde Europa, hay algunos políticos, ambiciosos enanos mentales, que creen engrandecerse al acercarse a los grandes potentados, ricos en arsenales y ejércitos.

Quien se ha hecho grande, acumulando ejércitos, métodos y armas terribles, no busca amigos, sino súbditos. ¡Ojalá!, algún día, alguno de estos enanitos sin Blancanieves, que creen ser amigos del gigante, se den cuenta, antes de ser demasiado tarde, de que su destino puede ser caer bajo alguna bota militar, de esos ejércitos que tanto admiran.

Quien es poderoso, no tiene otra ambición que la de usar su poder, para no sentir el vacío de su destino.

Añadir comentario

Fill out the form below to add your own comments

Datos de usuario





Añadir tu comentario